Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Hemeroscopium

jueves, 17 de octubre de 2013
“Lo gallego me toca la fibra sensible y lo que hago conecta con el pueblo gallego”. Así se pronuncia este “gallego de Teruel”, el Maestro de la música contemporánea Antón Garcia Abril, un compositor de entrega total a su obra que está recibiendo en la celebración de su 80 aniversario el cumplido y sentido reconocimiento que le brinda el mundo entero: Tokio, EE.UU, París....y Galicia ( esperemos que también Ferrol) , una tierra con la que se siente especialmente vinculado, de hecho ahí están sus Cuatro Canciones sobre textos Gallegos o sus Canciones Xacobeas, con textos escogidos de lo mejor de nuestra lírica: “Galicia es tierra de poetas” suele decir el compositor que lo es también de la ópera Divinas palabras, la Tragicomedia de Aldea de Valle-Inclán con la que se “re-inauguró” el Teatro Real de Madrid...

Y es que él como nadie sabe fundir en una única expresión la palabra y la música, enriqueciéndola siempre es su búsqueda permanente de la belleza, sensorial e intelectual y a través de una plena concepción melódica : “ ninguna música podrá existir sin melodía”, lo que se engrandece con los grandes recursos y la riqueza temática del compositor.

Hace poco, en Santiago de Compostela, pudimos asistir a dos de los homenajes que Galicia rinde al gran Abril: El promovido por el Instituto Cervantes, con la excepcional Mª José Montiel, la mezzo de voz profunda acompañada al piano por Alejandro Zabala y el que le ofreció “ Música en Compostela”, el curso universitario al que Abril está vinculado desde hace veinte años, impartiendo las clases en la especialidad de “ Sinfonismo y Música actual” en los que tuve la gran suerte de cococer y compartir hermosos momentos con el Maestro, que a la par de su talla musical muestra otra tan importante, la humana, y que este año culminó con el concierto de la Real Filharmonía brillantemente dirigida por Maximino Zumalave.

El viernes, en A Coruña, pudimos escuchar los compases de su Hemeroscopio, en un nuevo homenaje impulsado por el gerente de la OSG, Andrés Lacasa, en magnífica gestión. Una música que es la “ atalaya del sol”, con un imponente latido vital, como una expresión astral en la que se conjugan momentos de excepcional ternura. Desde la más absoluta admiración, una vez más ¡ Felicidades, Maestro!.
Dopico, Julia
Dopico, Julia


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania