Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Dolmen de Chancia

jueves, 26 de septiembre de 2013
El dolmen de Chancia, está situado a unos cincuenta metros de la casa del mismo nombre, en la parroquia de San Cosme de Nullán, ayuntamiento de As Nogais, Lugo. Se trata de un monumento funerario, localizado en la parcela llamada "Campo do Penedo" y con este nombre siempre se le ha conocido al mismo como " O Penedo". Se trata de un monumento funerario, que posiblemente le falta parte de la tapa, que estaría formada por dos grandes bloques de piedra caliza, de la que se conserva una, que se asienta sobre tres grandes bases pétreas; cóncavas por su parte interior, dejando espacio a una cámara, que es de suponer que fuera sepulcral. Entre lo que queda de su cubierta y una de las bases conserva un calzo, y es posible que hubiese más pero es muy seguro que estos fuesen quitados y reaprovechados.
Acerca del mismo desconozco si hay alguna catalogación o inventario, dado que en su día siendo delegado provincial en Lugo de la Consellería de Cultura don Juan Manuel Molina Vázquez, (2005-2009) mediante escrito dirigido al señor delegado he puesto en conocimiento del mismo y de ésa Delegación Provincial la existencia de tal monumento y lo mismo hice en la Diputación Provincial, mediante escritos del 6 de abril del 2004 y 10 de octubre de 2005, donde he dado a conocer el posible valor del camino llamado "Antigua o Camino de los Romanos", que así aparece documentado, tanto en el Catastro de Ensenada y también en el Libro II de Fábrica de la Iglesia parroquial de Fonfría, hoy custodiado en el Archivo Central Parroquial del Obispado de Lugo. Sobre el particular en su día había obtenido contestación del entonces presidente de la Diputación de Lugo, don Francisco Cacharro Pardo, en la que textualmente me dice: "Le agradezco muy sinceramente el envío de la documentación sobre "Antigua o Camino de los Romanos".
"La información a laque alude de la prensa, se refiere al Proyecto "Vais Atlánticas" presentado al amparo del programa "Interreg", mediante el cual se pretende señalizar y difundir las "Vías XIX y XX" que al parecer descurre por la zona de O Portelo (Cervantes).
"No obstante, la información aportada, puede ser de utilidad tanto para este tema como para la determinación de Rutas del Camino de Santiago".
Localización:
Latitud: 42º 44´096" N.
Longitud: 7º 8´36.06" W
Coordenada X:651.983.18 m.
Coordenada Y: 4.732.903.47 m.
Datos catastrales. Parcela 367.

Otras informaciones acerca de estos monumentos encontrados en Internet
Modorras y Mámuas

Son monumentos funerarios del final del Neolítico(3500 a.d.C.) y comienzos de la Edad del Bronce (1500 a.d.C.). Estos son montones de tierra de forma hemisférica, que en ocasiones tenían una coraza de piedras, guardaban en su interior un dolmen; que servía de sepulcro generalmente colectivo, construido con grandes piedras o megalitos.
Los habitantes de estas tierras creían en una vida después de la muerte, por lo que practicaban el culto a los muertos; enterraban a estos dentro del dolmen con sus herramientas, comida y vestimentas.
Un dolmen, que en bretón quiere decir mesa grande de piedra, es una construcción megalítica consistente por lo general en varias losas (ortostatos) hincadas en la tierra en posición vertical y una losa de cubierta apoyada sobre ellas en posición horizontal. El conjunto conforma una cámara y está rodeado en muchos casos por un montón de tierra de sujeción o piedras que cubren en parte las losas verticales, formando una colina artificial túmulo, distinguible como marca funeraria.
Estas estructuras se dan en Europa Occidental, sobre todo en la franja atlántica, y fueron construidas durante el Neolítico final y el Calcolítico. Su función atribuida suele ser la de sepulcro colectivo, pero también se cree que puede ser una forma de reclamar un territorio y reforzar la identidad grupal, dada la poca identidad de los poblados neolíticos en tránsito a los calcoliticos y que prepara las ciudades de época del bronce.
Los modelos sencillos de dólmenes consisten en dos o más piedras verticales y encima una horizontal, ejercicio de destreza constructiva monumental sin par. Generalmente se acompaña de otras piedras en los alrededores de grandes dimensiones.
Cuando al dolmen se le añade un pasillo que lo conecta con el exterior se le llama tumba de corredor a la manera de avenida para desfilar el cortejo funerario, cuya cámara puede estar construida con ortostatos (grandes losas) mediante una falsa cúpula hecha con lajas de piedra o haber sido excavada en la roca. Es el primer ejemplo de habilidad constructiva al mover enormes bloques con el reto de mantener alzada la estructura.
Un tercer tipo de tumba megalítica es la de galería, más tardía, en la que el corredor no se diferencia de la cámara, y que a veces cuenta con pilares, prototipo posterior de las columnas en los templos, con el fin de sostener las pesadas cubiertas.
López Pombo, Luis
López Pombo, Luis


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania