Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Casta dominante

martes, 21 de mayo de 2013
El 20 de noviembre de 1930, en el Ateneo de Madrid, Don Manuel Azaña, pronunció una conferencia, desde la que analizaba los problemas de aquella España y de sus clases dominantes. El intelectual de Alcalá de Henares, tachaba de: petimetres, gomosos, y currutacos, a los políticos que daban continuos dicterios, a pesar de su ramplonería intelectual.

Podemos establecer muchas similitudes, de los de hoy, con aquella clase política. El bipartidismo ha sido defendido siempre por los patricios que tocan el poder que concede la democracia, es lo mejor para ellos. Los mismos que nos metieron en esta Europa de que la dice el filósofo Jürguen Habermas, desde Lovaina, se ha conseguido que, lo único que una a sus ciudadanos en estos momentos, sea que somos euroescépticos; cuestión con la que coinciden Nigel Lawson del Reino Unido; Oscar Lafontaine del SPD alemán, o nuestro José Borrell.

Si lo que antecede resulta grave, por lo incierto del futuro, con fracaso pleno para el modelo de bienestar y derechos sociales, en nuestro país hay que añadir, conductas muy poco edificantes y sospecha de corrupción. Hechos que permiten, primero negar los sobre sueldos de los "mandarines", para luego aceptarlo sin más, estableciéndose una doble moral. A los trabajadores y funcionarios “leña al mono”, y a los políticos que no les falte de nada…

En el colmo de los despropósitos. Desde los Parlamentos Gallego y Catalán, llegan noticias de reformas. No es que se fusionen Ayuntamientos, desaparezcan Diputaciones, disminuyan el número de “sus señorías con escaño”. Es que pretenden, con el poder que se les ha dado, votando sus listas cerradas, controladas por la fontanería de los partidos, eliminar a los funcionarios de carrera o examinarlos periódicamente.

¿A los políticos quien los examina de su cultura y capacidad? ¿A los cargos de confianza que nombran los dirigentes políticos, quien los examina o exige un mínimo de méritos profesionales?¿Hasta dónde alcanza el espacio de la confianza política para ocupar cargos que en otros países son para profesionales de valía y méritos contrastados? Hasta la justicia, está controlada por y para la política.

Desde luego, un titulado universitario, con cuatro oposiciones, dos master y diez años de profesor en la universidad pública vasca, no está dispuesto a que un currutaca le examine. Bastante hago con soportarlos.
Mosquera Mata, Pablo A.
Mosquera Mata, Pablo A.


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania