Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Dinero público, dinero privado

martes, 14 de mayo de 2013
Estuve a punto de ir a urgencias por lo preocupado que me dejó estar de acuerdo con el BNG en algo. Luego reflexioné que no, no es que yo esté de acuerdo con los nacionalistas, es que ellos están de acuerdo conmigo, que no es lo mismo. Es que yo soy liberal de antes que ellos, que parece que se suben ahora a este carro al que tanto han denostado en el pasado y volverán a criticar en un futuro próximo.

Verán, sale a la palestra la noticia de que el Ayuntamiento está dispuesto a adelantar las subvenciones de tres años al C.D. Lugo (por un importe de 600.000 euros) para echar una mano en reunir los famosos tres millones que el club necesita para la conversión en S.A.D. El BNG por su parte dice que no está de acuerdo con que se aporte dinero público para una cosa semejante, y yo tengo que decir que estamos de acuerdo en eso, totalmente además. Yo iría aún más allá: ¿por qué se le dan 200.000 euros al año a un club de fútbol?

A lo mejor estaría bien pedir que ese dinero que quieren destinar al C.D. Lugo lo gasten en otros temas de cierto interés, como por ejemplo la conversión del antiguo Hospital de San José en una residencia para mayores, o en un hogar de acogida para personas sin hogar... no sé, por si parece más interesante gastar ese dinero en los ciudadanos que en darle patadas a un balón....

Si el Lugo necesita tres millones de euros y la ciudad realmente se quiere implicar lo suyo es que lo aportemos entre todos, pero de forma individual y ciudadana, no diciendo “para eso pago impuestos”, porque yo, personalmente, no pago impuestos para eso y entiendo que mucha más gente tampoco.

Ni siquiera hablamos de muchísimo dinero. Si necesitan tres millones de euros y en Lugo, según el censo del 2012, hay 98.457 personas, un matemático, por malo que sea, les podrá decir que salimos cada uno a una media de 30,47 euros. Por supuesto que hay gente que no puede aportarlos, pero también hay muchos que pueden aportar más, es lo que tiene hacer una media.

Precisamente con más razón por estar como está la cosa, en este momento complicado, lo suyo es que las administraciones gasten el dinero en lo necesario y no en lo superfluo (y el fútbol, aunque no lo crean, no es un bien de primera necesidad como el pan o el agua corriente, lamento ser yo quien les traiga esa noticia). Si tan positivo es para la ciudad, si tan importante es para Lugo, los lucenses hemos de responder.

Yo considero importante que el C.D. Lugo siga en la categoría en que está, y según nos cuentan es obligatorio lo de pasarse a Sociedad Anónima Deportiva. Pues vale, estoy dispuesto a echar una mano y comprar acciones, y les doy mi palabra de que hoy mismo me acercaré a la oficina que tienen para esto, en la calle del Teatro, ya que durante este mes de mayo se acaba el plazo para adquirir acciones y ya no hace falta ser socio del club. Yo no lo soy porque no me gusta el fútbol, pero como lucense considero importante que el equipo salga adelante.

Pero eso es una cosa, el compromiso que personalmente cada uno tiene que asumir si considera este tema de interés, y otro que sean las administraciones públicas las que tienen que aflojar la mosca. Quizás sea ese el matiz, que el dinero público “no duele”, porque no hay conciencia de que es nuestro dinero.

Si nos pasamos la vida diciendo que la administración no puede malgastar, que “los políticos” no pueden considerar que ese dinero es suyo y que han de asumir que es de los ciudadanos, que hay que ajustar los presupuestos, que no se puede gastar en lo que no es necesario… nosotros mismos somos los primeros que tenemos que asumir eso, y si no estamos dispuestos a poner unos euros de forma privada, tampoco podemos pedir que la administración los aporte de forma pública.

Como liberal que soy, estoy totalmente en contra de casi todas las subvenciones que existen, incluidas las que se otorgan alegremente a las empresas para que sobrevivan artificialmente (incluso a sectores productivos enteros que no son viables) mientras que nos cobran unos impuestos desmesurados que, encima, no se destinan a cubrir necesidades reales de los ciudadanos sino a hacer cosas como prejubilar a gente en perfecto estado de salud físico y mental. Si además esas subvenciones van a un tema totalmente superficial como es el crear una empresa de fútbol ya ni les cuento. No estamos hablando de “invertir en deporte” (construir unos campos de fútbol o unos lugares de esparcimiento para que la ciudadanía haga ejercicio) sino, insisto, de financiar la creación de una empresa.

Probablemente muchos piensen que el artículo de hoy va contra el C.D. Lugo. Nada más lejos. Si les estoy diciendo que yo voy a meter dinero en eso no veo mejor forma de animar al personal, otra cosa es que no me crean... Tampoco creo que el cine o los libros tengan que estar subvencionados y me paso un montón de horas viendo películas y me encanta la lectura. Sólo que no considero que todo aquello que sea “interesante” o “importante” tenga que estar chupando de la teta colectiva.

Vayan cuanto antes y compren acciones del Lugo. A la ciudad de va a venir de maravilla. Al presupuesto municipal también.
Latorre Real, Luís
Latorre Real, Luís


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania