Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

La Milicia Honrada de Viveiro en 1810

viernes, 03 de mayo de 2013
La Suprema Junta Central Gubernativa del Reino, publicó un Reglamento para la instrucción y
formación de las Milicias Honradas, fechado en el Real Palacio de Aranjuez el 22 de Noviembre de 1808. De su contenido hacemos el siguiente resumen:

“Para conservar (…) y mantener la tranquilidad en todos los pueblos, y singularmente en los más considerables, para imponer respeto a los bandidos, para aprehender a los desertores, y para evitar con el pronto é irremisible castigo la multiplicación de los delitos, ha dispuesto S. M. que en todos los pueblos del Reyno, que están fuera del teatro de la guerra, se creen Cuerpos de Milicias honradas, baxo el pie y reglas en los artículos siguientes.¨

1º “El número de individuos de que ha de componerse el Cuerpo de Milicias honradas de cada pueblo deberá ser proporcionado al número de y calidad de su vecindario.”
2º “Aunque por lo general estos Cuerpos serán de Infantería, en aquellos pueblos cuyos términos seandemasiados extensos (…) debería crearse también algunas partidas de caballería; y serán destinados aellos los vecinos que por su empleo o exercicio tengan que mantener caballos.¨
3º “Las personas de que han de componer estos Cuerpos serán precisamente aquellos personas que tengan rentas y sueldos o salarios fixos (…) adquieran lo necesario para mantenerse con una mediana decencia correspondiente a su esfera.
4º “No podrán incluirse en ellos los jornaleros, ni aquellos individuos cuya subsistencia dependa absolutamente de su trabajo personal y diario; pero podrán ser comprehendidos los maestros.”
5º “El querer alistarse o estar alistado en esta clase de servicio no podrá jamás ser un título legítimo para eximirse del Exército.”
6º “Las órdenes sagradas, la edad menor de quince años o mayor de sesenta, las enfermedades graves y habituales, y los defectos corporales notables, serán los únicos motivos suficientes para creerse exonerados de este servicio.”
7º “No lo serán por tanto: la falta de claridad en alguna de las vistas, el defecto de la dentadura, la cortedad de talla, ni otras semejantes que excusan del servicio del Exército.”
8º “El empleo de mero soldado voluntario en estas Milicias honradas será más preferente y distinguido (…) Los Oficiales, Sargentos, Cabos, cuyas graduaciones se conferirán a aquellas personas que por su aptitud, despejo y desocupación sean más á propósito, para desempeñarlas, sin tener ninguna
consideración a su nobleza, profesión ni riquezas.”
9º “Por estos mismos principios no gozarán sueldo alguno estos Voluntarios; y será de su cargo vestirse, uniformarse y armase a su costa.”
10º “Para evitar los perjuicios que atraería el luxo en sus vestidos, deberán estos reducirse precisamente a chaqueta y pantalón de paño pardo, con las divisas y botón que designe cada pueblo, y a un sombrero al estilo del país con escarapela.”
11º “Siendo muy verosímil que en algunos pueblos no haya proporción para que los Voluntarios se surtan prontamente de fusiles y sables, las Juntas proporcionarán armas a los que no puedan armarse.”
12º “Las escopetas y espadas correspondientes a los vecinos de un pueblo, no se podrán jamás trasladar a otro para armar a sus Voluntarios.”
13º “Según el número de Voluntarios que se alisten en cada pueblo, se formarán uno o más Batallones de quinientos hombres; una o más Compañías de sesenta á ochenta; o una o más esquadras de doce a veinte.”
(En el caso de Viveiro se formó una fuerza compuesta de 85 hombres de infantería, 5 de caballería y 5 ausentes.)
14º “Los Comandantes de estos Cuerpos serán los Gobernadores Militares en los pueblos que sean Plaza de armas”.
15º “Para que los Voluntarios puedan ser completamente instruidos, organizados y dirigidos, convendrá, si fuese posible, que los Ayudantes de los Batallones, los Capitanes sean también oficiales retirados o personas que hayan servido”1.

Recordamos que los distintivos de mando que adoptó la “Milicia Honrada de Viveiro” son los que se señalaron en febrero de 1810; esto es, los utilizados por las famosas “Alarmas”, que identificaban con una cruz de Santiago a los diferentes mandos, según sus graduaciones. Recordamos que con el nombre de “Alarmas” se conocía a los responsables de instruir, coordinar y controlar a la tropa que servía en los diferentes puestos de vigilancia y defensa del distrito de Viveiro.

La Milicia Honrada de Viveiro en 20 de octubre de 1810

En el documento que comentamos, tan sólo figuran los nombres, a veces incompleto, y el primer apellido de los señores que citamos a continuación. Por considerarlo de interés, añadimos algunos datos más que pudimos localizar, para mejor identificación de los interesados.

Comandante: El Capitán Don Benito de la Rosa, oficial retirado, con agregación de Capitán al Cuerpo de Inhábiles de Lugo, el 2 de mayo de 1796.

Teniente: Don Juan Sánchez de la Peña.
Subteniente: Don Bartolomé Sánchez de Parga; ( Viveiro 175__;  9 de febrero de 1831), Diputado del Común (1775, 1805, 1808 y 1814). Ingresó en el Regimiento Provincial de Mondoñedo Nº 35, como Subteniente de fusileros por Despacho dado en Aranjuez el 26 de abril de 1769; Teniente de fusileros por Despacho firmado en el Pardo el 13 de marzo de 1771. Ingresó en la Ilustre Cofradía de Nuestra Señora del Rosario, inclusa en el Convento de Santo Domingo de Viveiro, el 8 de junio de 1774, a la cual sirvió como Mayordomo los años 1779 y 1802. Solicitó Real Licencia para retirarse en 178_. Fue miembro de la Junta Gubernativa de Viveiro en 1808. Era hijo del licenciado don Nicolás Sánchez de Parga (1731-1807), Abogado de los Reales Consejos, Ministro Receptor de los Reales Alfolíes entre 1764 y 1803, en lugar de su suegro, Procurador General de la villa de Viveiro en 1759 y 1760, Procurador Síndico General en 1760, 1771, 1772, 1778, 1779, Primer Diputado del Común elegido el 5 de mayo de 1788 por la parroquia de Santa María del Campo en 1785, miembro de la Cofradía de Nuestra Señora en la parroquia de Santa María del Campo en 1773 a la que sirvió como mayordomo en 1804; y de doña María Manuela Varela y Figueroa, hija de don Juan Antonio de Arribas, Receptor de los Reales Alfolíes entre 1741 y 1764, Alguacil Mayor de la villa de Viveiro en lugar de su suegro don Gregorio Nogarido y Figueroa que fue Alguacil Mayor entre 1723 y 1739 y como teniente del oficio de su cuñado.
Se casó don Bartolomé con doña María de las Nieves de la Peña y Alfeirán ( Viveiro, parroquia de Santa María del Campo, el 22 de octubre de 1758), hija de Domingo Díaz de la
Peña, escribano del número (1744-1786), Procurador de Causas del número de la referida villa,
y de doña Josefa Fariña Alfeirán. Sin sucesión.

Sargentos:
1. Don Antonio María Rufino Pardo de Cela y Bolaño-Osorio, ( Viveiro, parroquia de
Santiago, el 16 de noviembre de 1789), señor de Hervellás, Burela y Suegos, Maestrante de
Ronda en 1817. Fue regidor perpetuo de Viveiro desde el 14 de agosto de 1818; también lo fue de Mondoñedo, etc.
2. Licenciado Don Ramón Vicente de Trelles y Cora, Abogado de la Real Audiencia de Galicia desde el 14 de abril de 1803, y de los Reales Consejos en 11 de septiembre de 1805, se casó en Lugo con doña Dolores Noguerol y Leis, padres de don Luis Trelles Noguerol (1819-1891).
3. Licenciado don Manuel Antonio Saavedra Prego de Montaos, natural de Santiago de
Compostela, Abogado de la Real Audiencia en 1797, Académico Numerario de la Real Academia de Derecho Patrio. Fue Alcalde Mayor de Vera (Almería) en 1805, Corregidor de Viveiro en dos ocasiones (1813-1820) y (1824-1826), Juez de Primera Instancia de Monforte de Lemos en 1820, Corregidor de Betanzos (1823-1824)
4. Don Nicolás María Sanjurjo Montenegro; Miembro de la Junta de Gobierno en 1808,
Comandante de las baterías y fuertes de la ría de Viveiro (“fueron servidas por todos sus vecinos sin distinción de estamentos, destinándose a las mismas, jefes, oficiales marineros y artilleros de marina que había en la Comandancia de Vivero”).

Cabos Primero:
1. Don Antonio Turné (Tournelle)
2. Don Francisco Santos.
3. Don José Rivera.
4. Don Antonio Pardo.

Cabos Segundos:
1. D. José Basanta.
2. D. Feliciano Pérez.
3. D. Felipe Álvarez.
4. D. Manuel Millares

Soldados de a pie presentes:
1. Don Francisco Sánchez de Parga, hijo del Licenciado don Nicolás Antonio Sánchez de Parga, Abogado de los Reales Consejos.
2. Don Nicolás Díaz Zamorano, Boticario, Caballero Procurador Personero del Común en 1794; casado con doña Luisa Gutiérrez; junto con su esposa ingresó en la Ilustre Cofradía de Nuestra Señora del Rosario, inclusa en el convento de Santo Domingo de Viveiro, el 26 de enero de 1795. Falleció don Nicolás en Viveiro el 17 de septiembre de 1814.
3. Don Pedro Tomás Gómez.
4. Don Antonio Andrade y Cordido, ( San Pedro de Viveiro el 26 de enero de 1776), hijo de don Francisco de Andrade “El Viejo” y de doña Escolástica de Cordido, hija de Andrés de Almoina y de doña Nicolasa de Cordido; nieto paterno de Pedro de Andrade y de doña Rosa López, vecinos de Landrove. Era notario de los Reinos desde el 29 de abril de 1801, y fue escribano del número de la Villa de Viveiro desde 11 de noviembre de 1801 hasta 1832
5. Licenciado don José Piñeiro, Diputado del Común en 1803, miembro de la Junta de Gobierno en 1808.
6. Don Sebastián Pérez.
7. Don Antonio López Villapol, comerciante, casado con doña Manuela Fernández Senra ( 1829). Ingresaron en la Ilustre Cofradía de Nuestra Señora del Rosario, inclusa en el convento de Santo Domingo de Viveiro, el 19 de enero de 1791.
8. Don Antonio Díaz Martínez, funcionario de Correos, padre de Nicomedes Pastor Díaz (1811-1863)
9. Don José Sánchez de Parga, ingresó en la Ilustre Cofradía de nuestra Señora del Rosario, inclusa en el convento de Santo Domingo de Viveiro, el 28 de enero de 1801.
10. Don Antonio Corbelle.
11. Don Juan Fernández Bao y Moscoso, Primer Jefe del Caudillato de Magazos, miembro de la Junta de Gobierno en 1808.
12. Don Antonio Ponte y Mandiá, Caballero de la Orden de Santiago, había sido Comisario de Guerra; ingresó en la Ilustre Cofradía de Nuestra Señora del Rosario, inclusa en el convento de Santo Domingo de Viveiro, el 9 de junio de 1779.
13. Don Luis Ponte.
14. Don Antonio de Cora Moscoso y Quirós, Procurador Síndico General por el Estado noble de la villa en 1783.
15. Don Francisco María Osorio Bolaño, señor del pazo do Vilar, patrono del beneficio de Santa María de Orol, copatrono de la capilla dos Pardo en Santo Domingo de Viveiro, Jefe de la milicia urbana de Viveiro en 1790, hijo de don Juan Antonio Nicolás Osorio Bolaño ( Burela  Burela el 1-5-1795) y doña Nicolasa Maseda Aguiar (hija de don Fernando Antonio Maseda Aguiar, juez y justicia de Galdo en 1739 y de doña maría francisca de Cordido y Vaquedano, vecinos de Landrove). Casó el 21 de enero de 1793, en la Capilla de Santa Ana del Hospital de Celeiro, con doña María Rosa Antonia de Quirós, hija de don José de Quirós y Guevara, señor de la casa de Fondón en Magazos y Teniente Coronel del Regimiento Provincial de Mondoñedo, y de doña Vicenta Moscoso y Miranda.
16. Don Joaquín Bedoya.
17. Don Domingo Matías de San Pedro, notario y escribano del número de la Villa de Viveiro 1802- 1828.
18. Don José Bedoya.
19. Don Antonio Morán.
20. Don Jacinto Toxo Montenegro ( Viveiro, parroquia de Santa María del Campo, el 29 de marzo de 1766;  en Viveiro el 7 de noviembre de 1836), hijo del escribano del número Gabriel Toxo Villar y de Saavedra ( Viveiro 21 de enero de 1820) y doña María Josefa Cao Montenegro; Procurador del número de la Villa el 12 de marzo de 1791, en lugar de Domingo Díaz de la Peña, por renuncia de doña María de las Nieves Díaz de la Peña y Alfeirán (notaría de los Reinos a título Fíat el 3 de octubre de 1795, en Santa María de Ourol, San Pedro de Miñotos, San Andrés de Boimente, San Esteban de Valcarría y Santa María de Chavín) y de su hijo don Ramón Díaz de la Peña, cura castrense de la Real Armada. Casado con doña Manuela Díaz Miranda ( Viveiro, 8 noviembre de 1827). Ingresaron él y su esposa en la Ilustre Cofradía de Nuestra Señora del Rosario, inclusa en el convento de Santo Domingo de Viveiro, el 29 de enero de 1797, a la que sirvió como Mayordomo en 1799.
21. Don Miguel do Barro.
22. Don Domingo Bas.
23. Don Francisco Rodríguez de Parga.
24. Don Antonio Pernas.
25. Don Pascual López Villapol.
26. Don Salvador Rodríguez, ingresó en la Ilustre Cofradía de Nuestra Señora del Rosario, inclusa en el
convento de Santo Domingo de Viveiro, en agosto de 1800.
27. Don Juan Cociña.
28. Don José Vázquez.
29. Don Diego del Río.
30. Don Francisco Polo.
31. Don Antonio de Castro.
32. Don Fernando Rodríguez.
33. Don Francisco Antonio Almoina.
34. Don Manuel Almoina.
35. Don Antonio Cayetano Fernández Rivadeneira, Procurador de Causas del número en 1795 y del juzgado de la provincia de Vivero, en lugar de Francisco Antonio de Santiago, ínterin no podía ejercerlo el menor Ramón de Santiago.
36. Don Domingo José Villapol ( San Vicente de Cubelas –Ribadeo- el 26 de agosto de 1749), hijo de don Juan Antonio de Villapol y doña Francisca Antonia de Rubiños, escribano del número y de Ayuntamiento de Viveiro (1773-1819) Rentas Reales y de la Razón (hipotecas); se casó con doña María Antonia Cortiñas, natural de Viveiro, hija de don Andrés Dámaso Cortiñas ( Magazos 12- XII-1720), Escribano de Viveiro (dos veces del número, Ayuntamiento, Millones, Guerra, Milicias Contrabando, Marina y de la Razón) y notario apostólico, y de María Dominga Fernández. Tuvieron una distinguida y relevante sucesión en hijos y nietos.
37. Don José Martínez.
38. Don Francisco López.
39. Don Antonio López.
40. Don Ramón Carril Fernández, escribano y notario de la Villa de Viveiro (1803-1840) en lugar del escribano y notario José Antonio Lourido (1785-1803).
41. Don Cayetano Millor.
42. Don Manuel Morales Díaz Tenreiro, casado con doña María del Carmen López Pantoja (hermana de don José María López Pantoja, Rector del “Colegio Insigne” hasta 1840), padres de Gregorio Morales Pantoja (1799-1860), competente y famoso carlista que fundó en Madrid el periódico “El Católico”.
43. Don Rafael Galcerán Díaz ( Viveiro, 5 de abril de 1817), hijo de don Gabriel Galcerán ( Viveiro 1 de febrero de 1800) y doña Josefa Díaz Fariñas; ingresaron en la Ilustre Cofradía del Rosario, inclusa en el convento de Santo Domingo de Viveiro, el 20 de enero de 1796.
44. Don Benito Galcerán Díaz ( Viveiro, 1852), hermano del anterior; se casó con doña Gertrudis Mosquera y Lira, padres del fundador del Asilo, don Benito María Galcerán Mosquera (1815-1899).
45. Don Antonio Lois.
46. Don Jacinto Abad.
47. Don Luis Pernas.
48. Don Juan Fernández Veiga.
49. Don Domingo Veiga.
50. Don Manuel Coira Fernández, escribano de Xerdíz (1804-1820), escribano y notario de Viveiro (1820-1840), padre del Magistrado don Antonio María Coira Ares.
51. Don Francisco de Castro y su esposa ingresaron en la Ilustre Cofradía de Nuestra Señora del Rosario, inclusa en el convento de Santo Domingo, en 4 de abril de 1812
52. Don Pedro Villar.
53. Don José Cortiñas.
54. Don Benito López.
55. Don Simón Maceira.
56. Don Antonio Martínez Granxa y su esposa ingresaron en la Ilustre Cofradía de Nuestra Señora del Rosario, inclusa en el convento de Santo Domingo de Viveiro, el 11 de enero de 1811.
57. Don Domingo García y su esposa ingresaron en la Ilustre Cofradía de Nuestra Señora del Rosario, inclusa en el convento de Santo Domingo de Viveiro, el 4 de abril de 1812.
58. Don Antonio María Paz.
59. Don José Insua.
60. Don José Pardo Vizoso.
61. Don José Montero.
62. Don Antonio Cancela.
63. Don Manuel Casal.
64. Don Francisco Balga.
65. Don Miguel Balga.
66. Don Nicolás López.
67. Don Vicente Cevallos.
68. Don Narciso de Laja.
69. Don Juan Balga.
70. Don Luis Senra.

Soldados de caballería
1. Don Vicente Rivas.
2. Don José Jarel.
3. Don Antonio Pernas.
4. Don Manuel Fernández Piñeiro.
5. Don Vicente Senra.

Ausentes:
1. Don Jacinto Ramón Balledor11 y Presno ( Piantón – Vegadeo – Asturias), hijo de don García Balledor Presno y Villamil y doña María Sánchez de Ulloa; se casó con doña María Antonia Vivero Sarmiento y Sotomayor ( Mondoñedo 30 de marzo de 1808), hija de don Francisco María Pardo de Vivero y Sarmiento de Sotomayor, “el Loco”, señor de Codesido, Gradaílle, Portal y otros territorios; tuvieron por hijos a:
a. Don Jacinto Valledor, Alférez del Regimiento de Infantería de Línea León ( Guárico –
Venezuela);
b. Don José Valledor y Vivero, señor de la casa de Pumariño y jurisdicciones de Codesido, Gradaílle y otros territorios; Comendador de la Real Orden de Carlos III (1849), Maestrante de Sevilla, patrono del convento de la Concepción de Viveiro y otras dignidades eclesiásticas, Cadete del Real Colegio de Artillería de Segovia (en 4 de abril de 1818), Subteniente del Regimiento Provincial de Mondoñedo (en 26 de febrero de 1819). Obtiene licencia absoluta para retirarse del servicio el 28 de marzo de 1822.
c. Don Manuel Valledor y Vivero, clérigo;
d. Doña Josefa Valledor y Vivero, que se casó con el Capitán graduado de Teniente Coronel del
Regimiento Provincial de Mondoñedo, don Antonio Murias y Mon.
e. Doña Ramona Valledor y Vivero ( Mondoñedo el 4 de junio de 1803)
f. Doña María Antonia Valledor y Vivero, que obtuvo real licencia el 29 de septiembre de 1827 para casarse con el Teniente graduado de Capitán del Regimiento Provincial de Monterrey nº 41, don Benito Sotelo Valledor; con sucesión.
g. Doña María del Carmen Valledor y Vivero.
2. Licenciado don Nicolás María Almoina, Abogado de los Reales Consejos, Secretario de la Junta de armamento. Ingresó en la Ilustre Cofradía del Rosario, inclusa en el convento de Santo Domingo de Viveiro, el 24 de abril de 1805. “En mayo de 1810 lo comisionó la Junta, con motivo de amenazar de cerca los enemigos, para que atendiese a salvar todos los enseres dela provincia y del puerto de Vivero, donde formó otra sección de la Junta que trabajó en la organización de cuerpos, planificación de contribuciones y demás importantes negocios que se le encomendaron.”
3. Don Francisco de Cora y Aguiar, hijo de don Francisco de Cora y Aguiar y de N.N. Mosquera de Lanzós, señor de la casa antañona de Bravos.
4. Don José María de Cora Aguiar y Maseda ( San Vicente de Lagoa en 1781;  Lagostelle, Guitiriz, el 29 de abril de 1828), murió repentinamente sin testar y fue sepultado en Lagostelle; señor y mayorazgo de la casa de Bravos; ingresó como cadete en el Regimiento Provincial de Mondoñedo el 28 de noviembre de 1809, participó en la campaña de Asturias en las acciones de Infiesto y la de Puente Gallegos el uno de abril de 1810. Fue condecorado con la Cruz del Ejército de la Izquierda. Se casó en Landrove el 5-VII-1816 con doña Carmen Vázquez Cadórniga y Boado, hija de don Francisco Vázquez Cadórniga y de doña Manuela de Boado, vecinos y naturales de San Martín de Río. En 1827, por ser viudo y tener cuatro hijos de tierna edad, renunció en manos de Su Majestad el oficio de Regidor, que le pertenecía por herencia de su madre. Tuvieron por hijos a:
a. Don Darío de Cora y Cadórniga, acalorado Carlista que casó con doña Teresa de Cora y
Pasarón, padre de Jesús Cora y Cora, abuelo de José de Cora y Lira, bisabuelo de José Cora y
Reixa y Tatarabuelo de María, Rosa y Ana Cora Treviño.
b. Don Isidro de Cora y Cadórniga, Comandante del Séptimo Batallón de Voluntarios de Guayama (Puerto Rico), graduado de Teniente Coronel, condecorado con tres cruces Rojas del Mérito Militar, dos Cruces rojas del Mérito Militar de 2ª clase, medalla de Voluntarios de Cuba,
medalla de Cuba con cinco pasadores, medalla de Voluntarios de Puerto Rico, Cruz de Sufrimiento por la Patria, con tres pasadores. Fue dos veces Benemérito de la Patria (por su
actuación en la Guerra Carlista). Falleció célibe a causa de “los gravísimos trastornos cardiovasculares y nerviosos” (¿beriberi?) en el Hospital de sangre de San Sebastián.
c. Don Alejandro de Cora y Cadórniga. (* Viveiro, 8-III-1819), ingresó como Cadete en el Regimiento Provincial de Mondoñedo, pasó al Regimiento de Infantería Aragón, Subteniente de
infantería en 1839, Teniente en 1843, (ascensos que obtuvo por méritos de guerra, en las acciones de Peñacerrada, combatiendo con los Gubernamentales). Fue condecorado con las
cruces de distinción de los sitios de Morella y en la defensa de Sevilla.
d. Don Daniel de Cora y de Cadórniga ( Viveiro el 27-VII-1821;  Lérida, 14-XII-1862),
ingresó como Cadete en 1840; Subteniente, en 1841 por méritos; Teniente, en 1849. En 1859 fue destinado al segundo Batallón de Cazadores de Alcántara nº 20, en ejército de África. El 25 de noviembre de 1859, por los méritos contraídos en las acciones del Boquete y el Barranco del
Infierno, asciende a Capitán; el 29-III-1860 fue condecorado con la Cruz de la Real y Militar
Orden de San Fernando, Cruz de la Campaña de África y Medalla de Benemérito de la Patria.
Falleció de muerte natural en Lérida el 14 de diciembre de 1862.
5. Don Pedro Fanego, había ingresado en la Ilustre Cofradía de Nuestra Señora del Rosario, inclusa en el convento de Santo Domingo de Viveiro, en mayo de 1807.

La Milicia Urbana de Mondoñedo en 20 de octubre de 1810

El pie del oficio va dirigido al Comandante de la Milicia Urbana de Mondoñedo dice: “lo que traslado a VS para su inteligencia y gobierno, encargándole, que me avise del efecto, que produce mi oficio, y a su tiempo me remita las listas, que previene uno de los artículos del reglamento” Señor don Joaquín Baamonde.

No tenemos conocimiento (desgraciadamente no se hizo relación de sus efectivos) de los componentes de Mondoñedo, Ribadeo y otras villas de la antigua provincia.
Don Joaquín de Baamonde Teixeiro y Figueroa ( Mondoñedo, parroquia de Santiago el 14 de julio de 1777 y  el 22 de julio de 1843), señor del pazo y coto de Otero; patrono del convento de las Concepcionistas de Mondoñedo; caballero Maestrante de la Real de Ronda en 1803; Subteniente de bandera el 22 de junio de 1788; Teniente de Infantería el 1 de agosto de 1795; Teniente de fusileros el 15 de febrero de 1797; Capitán de fusileros de la 7ª Compañía el 23 de julio de 1800; Capitán del nuevo plan de la 3ª Compañía el 20 de julio de 1802; Retirado con goce del fuero militar y uso de uniforme el 16 de abril de 1803; todos estos nombramientos en el Regimiento Provincial de Mondoñedo. Primer Comandante de uno de los Cuerpos de
Reserva en 1808; Comandante en el Ejército de Asturias que mandaba don José Woster Servent (que el 17 de enero de 1809 tomó el mando de la 5ª División, y estaba encargado de las defensas del Eo y de cooperar con el Ejército de Galicia) participando el 10 y 11 de marzo en las acciones de Mondoñedo, por lo que su casa estuvo sentenciada a ser quemada por los franceses; Comandante de la Milicia Honrada de Mondoñedo (con nombramiento del Capitán General de Galicia el 23-XII-1809, firmado por don Ramón de Castro y Gutiérrez en 1810); Regidor perpetuo de Mondoñedo y Regidor de la Alcaldía de Ronda, con calidad de perpetuo, en 1819. Era hijo del Brigadier don Pedro Luis de Baamonde y Figueroa, Coronel del Regimiento Provincial Mondoñedo, y de su segunda esposa doña Josefa Teixeiro y Montenegro, señores de la referida Casa de Otero.
Santiago F. Pardo de Cela y Carlos Adrán Goás
Santiago F. Pardo de Cela y Carlos Adrán Goás


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
Deputación de Ourense
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania