Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Volando voy, volando vengo

miércoles, 19 de septiembre de 2012
Ryanair, Ryanair, mucho se habla de Ryanair últimamente. Que si es una compañía insegura, que si tiene un montón de incidentes, que si “lo barato sale caro”... Se dicen tantas tonterías...

Vamos a poner por delante que no soy accionista de Ryanair y que tengo criticado ciertas políticas de esta compañía, como por ejemplo su maldita costumbre de decir que un billete cuesta 9 euros y luego que te salga en casi 100. Es una publicidad engañosa en toda regla. También les diré que soy habitual usuario de esta compañía, porque lo cortés no quita lo valiente. Vamos al tema.

Ryanair es una compañía que se basa en no cobrarte aquello que no usas, y por lo demás meterte el sablazo siempre que puede y que no cumplas las normas que te marcan. Les voy a contar un chiste que circulaba por Internet y que presuntamente es una analogía de la política de esta compañía:

El presidente de Ryanair, entra en un pub y pide una Guiness. “Un euro”, le dice el camarero. “¡Qué barato!”, piensa para sus adentros mientras deja la moneda encima de la barra. “Perdón, pero si no ha traído su propio vaso son dos euros más”, le advierte el dependiente.

O’Leary saca refunfuñando las monedas, coge la jarra y se encamina hacia una de las mesas del local cuando la voz le interrumpe de nuevo: “Si se va a sentar, tendrá que añadir un extra de tres euros y, como no ha reservado asiento, deberá pagar otros dos euros más”.

El ejecutivo irlandés, muy mosqueado, se acerca al dependiente y le espeta: “¡Esto es un abuso!, quiero hablar con el responsable del pub”. El camarero le sonríe: “Solo puede contactar por correo electrónico. Por cierto, si no va a lavar el vaso son dos euros más. Y, por favor, recójalo todo antes de marcharse”.

El chiste es gracioso, no lo niego, pero la analogía no es correcta. Para que lo fuera la suma de la pinta, más los servicios prestados tendría que sumar menos que lo que costara la cerveza en el pub de al lado del del chiste.

Les voy a poner un ejemplo. Volar desde Galicia a Tenerife con Ryanair sale en unos 95 € (depende de las maletas que lleves pero este cálculo es contando con equipaje de mano y maleta facturada); con Iberia en 230 €. Lo acabo de mirar ahora mismo, así que son precios a la fecha de este artículo. Así que aún quedan 135 € de margen para que puedas contratar más servicios si los quieres: pagarte una cocacola, aunque sea cara, una maleta más o lo que sea.

Me llama la atención alguna queja que oyes, como que “me obligan a meter el bolso en el equipaje de mano”. Claro, señora, es que si no son dos bultos no uno. Parece de sentido común, sobre todo cuando los bolsos ahora parecen alforjas.

La diferencia de Ryanair con el resto es que las otras te cobran todo, lo uses o no. Si vas a viajar de Santiago a Madrid en Iberia, te va a cobrar la maleta la lleves o no, y aún en el caso de que utilices los mismos servicios, sigue siendo más barato Ryanair.

¿Cómo es eso posible? Pues por muchas razones. La primera es que Ryanair gasta menos en ciertas cosas: los asientos son algo más incómodos, hay menos personal en el avión... y tienen subvenciones. Lo de las subvenciones sin embargo en Galicia al menos ya no existe, ya que Feijoo decidió gastar ese dinero en hacer publicidad de nuestra tierra en los sitios de destino de los vuelos internacionales, lo cual es más lógico y más justo porque ofrece igualdad de condiciones a toda aquella compañía que quiera poner vuelos.

Por otro lado al tener menos personal y hacerte tú ciertas cosas como lo de sacar la tarjeta de embarque (aunque eso ya lo hacen casi todos) y algún trámite más, o no operar con agencias de viajes y así no pagar sus comisiones, también abaratan. Es como la filosofía de Ikea: tú te lo montas, tú te lo ahorras.

Pero vamos a hablar de la seguridad. Hay una tremenda campaña contra Ryanair por los “incidentes” que ha tenido últimamente. Hay una web, de cuya fiabilidad no me atrevo a responder pero que parece bastante fiable (he mirado por ahí y parece que la información es realista) llamada The Aviation Herald. Ahí se recoge información sobre los incidentes aéreos registrados en todo el mundo. Prueben a buscar “Iberia” o cualquier otra compañía de las “caras” y se pueden llevar una sorpresa.

Las “incidencias” son bastante más comunes de lo que nos gustaría pensar, pero muchísimo menores que los “sustos” que tienes en el coche, por poner un ejemplo. Las de Ryanair, teniendo en cuenta el número de vuelos, son menores que las de otras compañías como Iberia. Hablamos de una empresa que opera con más vuelos que la British Airways, por ejemplo.

No estoy defendiendo a Ryanair porque me caigan bien. Hay cosas que me parecen abusivas, como por ejemplo la política de reclamaciones que es de chiste (tienes que llamar a Inglaterra). También me parece que se pasan bastante cuando incumples sus condiciones: por ejemplo, si te pasas del peso en la maleta de mano te cobran ¡¡20 euros por kilo!!. Si apareces sin la tarjeta de embarque ¡¡60 euros!!... Es una barbaridad.

Lo que defiendo es que se ataque a Ryanair por las cosas que hace mal, que no son pocas, y no por las situaciones que ocurren en todas las compañías pero que sólo se publicitan cuando es una “low cost”. Ya puestos a hacer demagogia les diré que Spanair no era una de estas y todos recordamos el accidente de Madrid. Ryanair nunca ha tenido un accidente, Iberia sí.

Respecto a los aterrizajes “de emergencia”, una cosa es que aterricen antes porque les quedan “sólo” 30 minutos de combustible y otra que lo tengan que hacer en un maizal porque les arde un motor. No es muy comparable. Además, siempre que cumplan la ley, y eso lo hacen (justito, pero lo hacen) no se les puede decir nada. Si no llega lo que marca la norma, que cambien la norma, digo yo.

Cuando uno contrata algo tiene que tener un poquito de sentido común, leerse las condiciones y ver si está dispuesto a aceptarlas. Si vas con la maleta que has contratado, tu equipaje de mano cumple lo que pone en la web (ahora todas las compañías piden lo mismo que Ryanair, si se fijan) y llevas tu tarjeta de embarque el vuelo te va a salir más barato, y tampoco te piden que hagas el pino puente. No exageremos.

Si se fijan con otras compañías de bajo coste, que siguen las mismas políticas, no hay esta inquina. Probablemente porque el presidente de Ryanair tiene una chulería que tira para atrás, y claro, no hay nada en este mundo tan perjudicial como caer mal (bueno, el cianuro puede ser peor).

He volado bastantes veces con Ryanair, y sacando que durante el vuelo te intentan vender hasta el asiento del avión si te despistas (te ofrecen hasta lotería, y un montón de chorradas) nunca he tenido problemas con ellos. Habré tenido suerte, pero qué quieren que les diga, creo que hay mucho de campaña publicitaria en todo este tema de la “inseguridad” de una compañía que jamás se ha pegado un piñazo.

Sólo me gustaría recordarles una cosa: antes de existir Ryanair volar era un lujo. Ahora es algo común. Personalmente si no existieran estas compañías yo no conocería Roma, París o Londres, así que miren, algo, algo, sí les tengo que agradecer.
Latorre Real, Luís
Latorre Real, Luís


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania