Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Entrevista a Mariano Rajoy

martes, 11 de septiembre de 2012
No se si vieron ustedes la entrevista a Mariano Rajoy que hubo ayer en Televisión Española. Duró una hora y no ha dicho nada que no supiéramos ya, lo cual, aunque parezca mentira, me parece tranquilizador. Esa manía de dar titulares a lo loco o de sacarse ases de la manga está muy bien cuando vas a ver a Juan Tamariz, pero un Presidente del Gobierno debe ser otra cosa.

Se sometió a las preguntas de cinco periodistas, incluidas las incómodas hechas principalmente por la representante de El País (si repite la próxima vez con Rubalcaba me gustará ver si es igual de incisiva), y contestó exactamente lo mismo que lleva diciendo desde antes de ser Presidente del Gobierno.

Ha repetido lo mismo que le escuchamos en la campaña electoral, en las entrevistas cuando era jefe de la oposición (la palabra líder a mi se me atraganta, me suena a americana no sé porqué), y al ganar las elecciones. No ha cambiado una coma: “austeridad”, “no podemos gastar lo que no tenemos”, hablaba antes de ganar de que se pasarían por los “momentos difíciles” que ahora estamos atravesando...

Evidentemente hay cosas que antes no decía, como por qué ha tenido que hacer lo que no le gustaba, como subir el IVA o el IRPF, cosas que dijo que no haría, pero creo que deja bastante claro que cuando uno tiene una deuda que en lugar de los 60.000 millones de euros que le dijeron es de 90.000 millones (1,5 billones de pesetas) tiene que tomar medidas complementarias con las que no contaba. Pero lo que me gustó es que no se ha ido por las ramas, ha reconocido que no le gustó hacerlo y que en cuanto pueda volverá a la situación anterior. ¿Recuerdan ustedes a Zapatero diciendo algo así? Yo no.

A mi me ha dado una sensación de que tiene claras las cosas y que no se deja nada a la improvisación. “Yo no hago las cosas porque me haya levantado un día y se me haya ocurrido”, me parece un resumen bastante claro.

Rajoy es un tipo inteligente. Ha metido por el medio frases, aparentemente de poca importancia, pero que tienen un calado tremendo, como que se ha subido los impuestos “a todos”, o que va a aprobar los Presupuestos Generales del Estado el próximo día 27 de septiembre, lo cual invalida absolutamente la teoría de que Feijoo adelanta las elecciones para que no se sepa qué ponen los presupuestos antes de ir a votar. Lo sabremos.

Otra que me gustó mucho es lo de que “no hacemos las cosas para fastidiar a nadie”. Parece una obviedad pero creo que es un mensaje que el Gobierno debería dar más a menudo, porque gran parte de la estrategia de la oposición pasa por transmitir la idea de que quieren “fastidiar” a los pobres para “ayudar” a los ricos, y es evidente que esto no tiene ningún sentido.

Los ricos han sido ricos desde siempre, y no han necesitado grandes dosis de ayudas para fastidiar a nadie. Sostener que alguien gobierna a mala leche es como mínimo discutible, cuando quien lo plantea llevó este país a un paro de más del 20%, y nadie les acusó de ir contra la clase trabajadora aunque sería un argumento sencillo de sostener.

¿Se aclaran las nubes? Bueno, al menos nos ha dado esperanza al decir que "el año que viene será bastante mejor que este". Ya es algo. Ha dejado claro que es un momento “complicado, duro y desagradable” pero que no hay otra. Supongo que para el PSOE es difícil ahora sostener la tesis de que los recortes sólo lo hacen los malos desde que Hollande ha metido la tijera en Francia.

Por cierto, hay una frase esclarecedora: “yo no puedo hacer en cuatro meses lo que mi predecesor no hizo en cinco años”. No es de Rajoy, es de Hollande.
Latorre Real, Luís
Latorre Real, Luís


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania