Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

La feria de los paños

jueves, 23 de agosto de 2012
Memoria de Lugo

La feria de los paños

Por Todos los Santos se hacía en la Rúa do Carballal

Al tener la repoblación de Lugo el mismo origen creemos que puede ser válida para aquí la descripción que la I Crónica de Sahagún da de sus mercaderes, "que benian e traian de todas las partes mercadurias, así de oro como de plata, y aun de muchas bestiduras de diverças façiones, en manera que los dichos burgueses e moradores eran mucho rricos e de muchos deleites abastados".

Sabemos que algunos mercaderes lucenses tenían hijos dedicados al comercio en los puertos de Ribadeo y Viveiro no sólo para recibir mercancías que llegaban por barco, como los paños, sino también para que aprendiesen el oficio ejerciendo como factores, algo que era habitual en la Europa medieval.

Necesitaban conocer la relación entre las distintas monedas, medidas, calidades de las mercancías y forma de conseguirlas a menor precio.

El Itinerario de Brujas

El llamado Itinerario de Brujas, es un inventario de los caminos recopilado hacia 1380, que recoge el Camino de Santiago o Camino Francés con sus dos ramificaciones en Pedrafita, una de ellas pasando por la ciudad de Lugo. A partir del s. XII Brujas fue el mercado central de la lana y de los paños que llegaban aquí, principalmente por mar al no ser adecuados los caminos para transportes voluminosos.

Los paños de importación eran de gran variedad, tanto en calidad, como en textura, color y dimensiones. Parece que era frecuente que los más pudientes tuviesen telas y paños reservados para cubrir sus necesidades durante un año, asegurarse una reserva entre feria y feria.

El tejido de paños para consumo propio estaba generalizado, a partir del hilado de la lana y de la transformación del lino, formando parte de la distracción de las damas en sus momentos de ocio. En el testamento del arcediano de Dozón, Juan Rodríguez, se mencionan sesenta varas de lienzo para hacer dos vestimentas, una para decir las misas y otra para su mortaja. En el de Inés Fernández se citan veinte varas de paño de cabeza, que había tejido, destina a las monjas de la tercera orden dos varas a cada una para hacer tocas y a su criada Aldara le deja hilado para un paño de cabeza.

El comercio de los paños

En los s. XIII y XIV era muy activo en España el comercio de los paños flamencos y brabanzones, en donde se encuentra Bélgica. Llegaban desde brujas en navíos castellanos que los desembarcaban en puertos del Cantábrico, según algunos aranceles en los que consta la procedencia. Los mercaderes lucenses tenían hijos asentados en los puertos de Ribadeo y Viveiro, sin duda para recibir y enviar a Lugo este tipo de mercancía.

Los precios que figuran en los aranceles son más elevados para el sur que para las mercancías que llegaban a los puertos del norte. Las recuas o caravanas de mercaderes son mencionadas en muchos fueros castellanos del s. XIII. Teniendo Lugo un mercado o feria mensual importante, vendrían a venderlos viéndose el rey en la necesidad de ordenar su venta en el Carballal, que era el lugar en donde se celebraba el mercado en esa época.

Por los aranceles de Santander y Jerez se conoce la existencia de dieciseis clases de paños. Se hace distinción entre los pannos planos, de un solo color o lisos, exportados por Montreuil, y los pannos viados o rayados. Gante, Douai e Ypres, exportan las dos clases citadas y otros.

En la Ordenanza de Jerez se dice que las escarlatas son de Gante. Era un tejido muy usado en la Edad Media española. Rui López, alcaide del castillo de Lugo, estuvo metido en un ataúd cubierto de paño rojo durante casi un mes en las almenas del castillo hasta que le levantaron el pleito homenaje.

La feria de los paños en el Carballal

En 1221 el rey Alfonso IX, mandó al obispo, conçejo y alcaldes de Lugo que a ninguna persona que venga con paños a la dicha çiudad, ansi por mar como por tierra, no los vendan si no fuere en la rua llamada do Carballal, desde el día de todos sanctos en adelante, y el que hiçiere lo contrario pague de pena para el Rey y para el obispo cien maravedíes. Este documento confirma que los paños llegaban por mar y por tierra, y que hay una feria anual para la venta de paños, que comienza el día 1 de noviembre y que dura varios días, una feria importante, regulada por el rey, con proyección que rebasa la esfera local.

Es posible que la feria del primer día de octubre, tuviese continuidad durante varios días, lo que sería el precedente de las de San Froilán, con una amplia oferta de productos, entre los que ocuparía un lugar importante el ganado y el grano, con cuyas ventas el agricultor tendrá dinero para poder adquirir esos paños y otras mercancías.

El sistema de las ferias de Champaña, desarrollado en el s. XIII, estaba organizado de manera que la primera semana se dedicaba a montar las paradas en las calles de la ciudad, después había un descanso de diez días, que se dedicaba a la transacción de los paños, otro de once días para la venta del cordobán, y en los diecinueve días siguientes se trataba con el resto de los productos. La feria terminaba dedicando unos días para saldar las cuentas. Los documentos nos hacen pensar que algo parecido ocurría en Lugo.

Las casas de los monasterios

Señores y concejos prohibieron repetidamente que las casas situadas en el interior de las murallas pasasen a manos de iglesias, órdenes monásticas o gentes exentas de tributación, para no disminuir los derechos concejiles ni los derechos reales, en el caso de Lugo no es así por no ser ciudad de realengo, sino de señorío episcopal, siendo numerosas las casas propiedad, no sólo del obispo y del Cabildo, sino también de los clérigos y monasterios, como el de Meira, o el de Vilar de Donas, que las poseen para ser considerados vecinos y beneficiarse de la exención de impuestos para los productos agrícolas de las rentas en especie que vendían en Lugo para transformarlos en moneda.
De Abel Vilela, Adolfo
De Abel Vilela, Adolfo


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania