Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Fiesta española en el romantico Pazo Quinteiro da Cruz

jueves, 23 de agosto de 2012
Hace unos días los Trobeiros de Compostela, del programa televisivo del mismo nombre de Correo Televisión-Grupo Correo Gallego (Santiago de Compostela-Galicia-España), fuimos invitados (el médico, doctor, catedrático, poeta, artista y músico José Luis Mari Solera y el que suscribe; el periodista radiofónico mas conocido de Galicia Luis Rial no pudo acudir) por Maruchi Piñeiro al romántico Pazo (casa noble gallega edificada en el campo) Quinteiro da Cruz situado en el ayuntamiento de Ribadumia (Pontevedra-Galicia).

Trobeiros de Compostela acudió al Pazo Quinteiro da Cruz en las vísperas de la 60 Fiesta del Vino Albariño que se celebro en Cambados (Pontevedra) y en la que ofició, el fin de semana del 4 y 5 de agosto 2012, el Chanceller del Capitulo Serenisimo del vino Albariño de las Rías Bajas (Pontevedra) Pedro Piñeiro (hermano de Maruchi) junto al Gran Maestre de la Cofradía del vino Ribera del Duero (Valladolid-España) Antonio Sanz Olmedo.

La gran fiesta del gran vino blanco Albariño (uno de los mejores blancos del mundo como vienen señalando los medios mas especializados y acreditados en la materia), en la que participan bodegueros, especialistas, ordenes y amigos del vino, y personalidades de Galicia, España y otros países, se viene celebrando, con gran éxito y desde 1953, en una de las villas vitivinícolas y costeras mas atractiva y poética de Galicia: Cambados (13.946 habitantes en 2011).

Cambados, por su riqueza monumental, artística, paisajística, pesquera, marinera, etc., ha sido catalogada como Conjunto Histórico Artístico.

Conviene recordar que Cambados fue visitada, en 1970, por una de las personalidades históricas mas importante del siglo XX, por el general Charles de Gaulle, el gran presidente de la República francesa y que hace poco ha sido considerado por los franceses, en una gran encuesta, como la personalidad francesa mas querida y preferida por los franceses, por delante de Napoleón y otras grandes figuras históricas de Francia.

De Gaulle, que hizo esta visita privada a Cambados, acompañado de su esposa y en su famoso coche tiburón Citroën DS con techo corredizo, comió en el famoso restaurante Chocolate de Vilaxoan de Villagarcía de Arosa (Galicia) junto a Victoriano Piñeiro, el propietario del Pazo Quinteiro da Cruz. El gran cocinero Manuel Cores, propietario del Cocholate, se hizo muy amigo del cantante español Julio Iglesias (su padre es gallego), que comió en su restaurante los mejores manjares de las rías gallegas y bebió el mejor Albariño. No hay que olvidar que el cantante español mas universal y uno de los cantantes que ha vendido mas discos en todo el mundo, Julio Iglesias, es un gran defensor del vino Albariño, en cuyas Fiestas del vino Albariño de Cambados ha participado y ha sido distinguido.

Hace unos días, este gran cantante español dio un concierto en Cambados con un enorme éxito. Julio Iglesias es una figura de gran prestigio en Francia y ha sido invitado a cenar por alguno de sus presidentes.

El maravilloso Pazo de Quinteiro da Cruz, fue comprado por el padre de Maruchi y Pedro Piñeiro, Victoriano Piñeiro, abogado, que fue alcalde del Villagarcía de Arosa y que junto a su esposa, Maruxa Lago, se preocuparon muy mucho de atenderlo comme il faut en todos los ordenes, espacios y rincones, de restaurarlo, dotarlo y mantenerlo en el magnifico estado en que se encuentra en la actualidad y cuya labor continúan formidablemente sus hijos.

Quinteiro da Cruz esta enclavado en el valle del Salnés, en la parroquia de Lois de Ribadumia. La casa solariega constituye un encantador ejemplo de la arquitectura neoclásica señorial que data del siglo XVIII. En una de sus piedras figura el año 1790 y la inscripción: No Quinteiro da Crus/ o Portico Crusar/ No Sair ou Entrar/ Santa Cruz Xesus. Tiene también una magnifica capilla del siglo XVI, una pila bautismal del finales del siglo XII, palomar almenado y un lavadero que evocan un ambiente netamente romántico de carácter hondamente gallego.

La propiedad de siete (7) hectáreas de Quinteiro da Cruz cuenta también: con elementos románticos, ruta de fuentes barrocas de piedra, cenadores, estatuas y relojes de sol; dos cruceros resaltando especialmente el cercano a la casa; dos hórreos, uno del siglo XVIII de mas de 15 metros de longitud y otro del siglo XIX ubicado sobre un estanque al que se accede por doble escalinata de piedra de época; un pequeño bosque con diferentes y centenarias especies; seto y jardín laberíntico de camelias; bodegas y viñedos; una piscina rodeada de viejas esculturas y con excelentes rincones en los que soñar, meditar y sentirse completamente en paz lejos del mundanal ruido, por los que perderse, al igual que en el bosque, los jardines, en toda la propiedad, en la que se distribuyen estratégicamente mesas de piedra, diferentes esculturas y motivos artísticos, con una iluminación donde no faltan las velas y que realza, aún más, su hechizo, su encanto, su magia.

Los jardines poseen una zona diseñada, a finales del siglo XIX, por el jardinero y paisajista francés Dorgambide, y una zona mas reciente, de los años 1975-1980, creada por Victoriano Piñeiro, que se ocupó de restaurar la flora existente de acuerdo con la tradición histórica y a la que se añadió la magnífica colección de camelias y otras plantas importadas de diferentes lugares del mundo. Los jardines, que son de un alto interés botánico y ornamental, están rodeados por viñedos de albariño y un bosque. Las camelias son las verdaderas protagonistas y florecen unos 5000 ejemplares de mas de 1500 variedades de diferentes especies (13), entre las que destacan la camelia japónica, la reticulata e Higo, que consiguieron el premio Camelia de Oro en varias ocasiones. El Pazo Quinteiro da Cruz forma parte de la Ruta gallega de las Camelias, de gran interés turístico, histórico y artístico.

Qinteiro da Cruz tiene también una cuidada propiedad vitivinícola que elabora 20.000 botellas al año de mimados vinos de albariño, aguardientes y licor de frutas y augardientes.

Toda la propiedad, que esta abierta a la celebración de eventos y es un lugar magnifico para ello, evoca un deslumbrante y envolvente ambiente shakespereano, seductor, poético y apasionado que nos traslada a los tiempos románticos del Sturm und Drang (Goethe, Schiller, etc.).

En el Pazo Quinteiro da Cruz, entre los diversos y prestigiosos eventos que se vienen celebrando en el mismo con grupos procedentes de Galicia, otras partes de España y otros países, ha acogido reuniones de poetas y otros artistas, conciertos, etc.

En la fiesta que participamos Trobeiros de Compostela, en Quinteiro da Cruz y junto a los hermanos Piñeiro Lago (Maruchi, Pedro y Beatriz) y familiares suyos, las vísperas de la 60 Fiesta del Albariño de Cambados, participaron también los Amigos de la Vid de Baena (Córdoba-España). Hablamos de un excelente grupo de unos 30 baenenses, muy simpáticos y elegantes que representaron con gran nivel a su tierra. Al frente de ellos, estaba la joven alcaldesa de Baena, amable, guapa y muy preocupada por el bien de su villa, María Jesús Serrano Jiménez. En esta comitiva, figuraban también: Javier Gracia Ruavieja de Logroño (España) Gran Maestre de la Cofradía del vino de Rioja, también muy simpático y competente; y el joven alcalde de Cambados Luis Aragunde, siempre presente donde hay que defender a Cambados, sus ricos productos, símbolos, tradiciones y obras de arte, y sus muy atractivos monumentos y lugares.

Fue una divertida y muy participativa fiesta española, donde la riqueza española se hizo presente con la fuerza de sus productos, en este caso, cordobeses, riojanos y gallegos, con la gaita gallega tocada magistralmente por el trobeiro José Luis Mari Solera y con la sana alegría de canciones y bailes de las regiones españolas presentes. Todos los que allí estabamos, coincidimos en que, si, en la nación española, se potencia, rigurosa, creativa, unitaria e integradoramente, todo lo bueno que tiene en sus pueblos, España puede competir al mayor nivel y convertirse rápidamente en una potencia mundial.

Entre lo muy bueno esta Quinteiro da Cruz al que el poeta gallego de Terra Chá Manuel María, a su bodeguero mayor Pedro Piñeiro, le dedico este soneto:

Pazo Quinteiro da Cruz:
¡as pingas de chafaris,
que cantan como o malvís
finxen diamantes de luz!

Vides de Pedro Piñeiro,
fachenda do albariño:
¡no Salnés non hai un viño
tan amigo e compañeiro!

O viño, Pedro, que crías
¡é sempre moi superior
a tódalas ambrosías!

¡Meu albariño das Rías
feito de soños, amor
saudades e fantasías!

Manuel María le dedicó también el siguiente poema a Maruchi Piñeiro como guapisima Reina de los Juegos Florales Rosalía de Castro de Villagarcía de Arosa:

Maruchi Piñeiro Lago, de Arosa
onde o mar é cantiga rumorosa.

Eu a navegar.

Maruchi Piñeiro, de Vilagarcía
onde é verdade a poesía.

Eu a navegar.

Maruchi Piñeiro Lago, ¡ai raiña
dun ensoño doce, que aloumiña!

Eu a navegar.

Maruchi Piñeiro, fermosa i arosán
¡a beleza é precisa como o pan!

Eu a navegar.

Maruchi Piñeiro Lago, ¡ai xentil
como a rosa frolida por abril!

Eu a navegar.

Maruchi Piñeiro, de Galicia:
¡ama a verdade i a xusticia!

¡Eu a navegar

toda a soidade do mar!
Cancio, Miguel
Cancio, Miguel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania