Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

La primera capilla de San Froilán

jueves, 09 de agosto de 2012
Memoria de Lugo

La primera capilla de San Froilán

El retablo lo hizo Juan Martínez Barahona

Adosada a la fachada de la nave Norte de la catedral, y por el Este a la capilla de Los Reyes, se construyó la primera capilla dedicada a San Froilán en el último tercio del s. XV, iniciándose el culto al que posteriormente sería patrón de la ciudad. Las dos fueron unidas en 1611 por Gaspar de Arce El Nuevo. Se entraba en ella desde la nave del Evangelio a través de una puerta románica con un torna lluvias con ménsulas antropomórficas en las que se representan a músicos y contorsionistas.

Hasta ahora se tenía por fundador de la capilla dedicada a San Froilán a don Gómez García de Gaioso, O Vello, arcediano de Dozón (1452 - 1499), sin embargo debió de participar económicamente don García Enríquez Osorio, arzobispo de Sevilla, fallecido en abril de 1448. Era hermano de don Pedro Álvarez Osorio y del obispo lucense don Alonso Enríquez de Lemos (1476-1495) pues figura su escudo en la clave de la bóveda. Don Gómez García de Gaioso, O Novo, que sucedió a su tío como arcediano de Dozón, continuó fomentando el culto fundando una capellanía dotándola de rentas para decir en ella una misa cada viernes. En su epitafio figura entre los bienes la casa de la plaza del Pozo de la Pinguela, que debió de hacer de nuevo a principios del s. XVI y que reconstruyó en 1770 su descendiente doña Josefa Gaioso y su marido don Francisco Acevedo.

Un retablo de Juan Martínez Barahona

La consolidación del culto a San Froilán tiene lugar con la fundación de la cofradía y el traslado de una reliquia del santo desde el monasterio de Moreruela en 1614. Como el Cabildo quería que estuviese con la decencia debida, necesitaban gran cantidad de dinero para arreglar la capilla y dotarla de todo lo necesario para que el lugar resultase más vistoso y estuviese a la altura del santo patrón. El obispo don Alonso López Gallo (1612-1624) y el Cabildo, hicieron oferta y donativo para la obra, nombrando a eclesiásticos para que con seculares designados por el Ayuntamiento pidiesen limosna por las casas.

El 30 de mayo de 1614 el Ayuntamiento acordó destinar 50 ducados para la obra, el engarce de plata o relicario, lámpara, retablo, ornamentos, corporales y otras cosas que se necesitasen, cantidad que no se hizo efectiva hasta 1616. En el consistorio del día 15 de junio se da cuenta de que los mayordomos de la cofradía de San Froilán reclamarán el donativo para ayuda del retablo que sus mercedes hacen para la capilla del glorioso santo.

El retablo lo encargó el obispo el 16 de enero de 1615, a Juan Martínez Barahona, entallador y escultor que trabajó en el monasterio de Oseira entre 1602 y 1611, en colaboración con Gregorio Español. En la partida cuarta de las cuentas que rinde a la cofradía el canónigo don Juan Vázquez de Baamonde, figura a Juan Martínez Baraona, 2.350 reales conque se le acabó de pagar el retablo.

Pintado y dorado por Alonso López

También hay una partida de 1.460 reales que da a cuenta al que lo pintaba. Por las cuentas del regidor y mayordomo del obispo, don Juan Ortega del Castillo, sabemos que entregó 977 reales a Juan de Ceballo para traer oro y pintura para el retablo del Señor San Froilán y seiscientos reales que le dio en tres partidas a Alonso López, pintor, a cuenta de la obra de dicho retablo. Por estas partidas también sabemos que el retablo fue protegido por una reja de balaustres encargada a Amaro Paz, se vuelve a citar al pintor Alonso López, y sabemos que costó 8 reales el traslado del sepulcro de Santa Froila, supuesta madre de San Froilán, desde el lugar que ocupaba bajo uno de los arcos de la nave del Evangelio a la capilla del santo.

Se debió de labrar en la primera mitad del siglo XII, representa a un alma, simbolizada por una mujer desnuda que es llevada por los ángeles al cielo. A la derecha hay un monje sentado con un libro sobre las rodillas. En 1797 pasó al lugar que ocupa ahora en la capilla nueva que se hizo entre 1785 y 1796.

En cuanto a los elementos iconográficos que tenía el retablo, por una discusión entre el padre Flórez y don Diego Cernadas de Castro, conocido como el cura de Fruime, publicada en el tomo III de sus obras en 1779, sobre la antigüedad de la sede compostelana, éste dice que el historiador Huerta probaba la celebración del concilio en aquel lugar porque en el retablo de San Froilán que hay en la ciudad, de hechura muy antigua, está pintado Santo Toribio con la leyenda: EN TIEMPO DESTE SANTO SE HIZO CONCILIO EN ESTA CIUDADE ANO DE 444. La fecha parece que no es correcta pero la celebración de tal concilio existe en la tradición.

O Regueiro dos Hortos y San Froilán

San Froilán nació hacia el año 832, pues se sabe que murió el día 5 de octubre del año 905 y que vivió unos 73 años. Según la tradición vino al mundo en el lado derecho del Rigueiro dos Hortos, en donde cae y desagua la fuente que llaman de San Froilán. Así consta en el acta del Cabildo del 14 de octubre de 1747. La fuente, está soterrada al final de la Rúa do Carme y debía recuperarse como elemento histórico. Es una zona soleada, rica en aguas utilizadas para regar las numerosas huertas que tenían el obispo y el Cabildo de la catedral, tanto para su uso como para aforar o alquilar al vecindario del Burgo Vello.

Por la vaguada, que llega hasta la ribera del Miño, discurre la calzada que desde la ciudad va al puente siguiendo el trazado de la antigua vía romana de Lucus Augusti (Lugo) a Iria Flavia (Padrón). Un tramo partía de la Porta do Pexigo (Santiago) y el otro de la Porta Miñá, juntándose en el lugar que en la Edad Media llamaban As Barreiras, topónimo que alude a la extracción de barro para la fabricación de cerámica. Las catas arqueológicas confirman que allí había alfares en la época romana.
De Abel Vilela, Adolfo
De Abel Vilela, Adolfo


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania