Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

El Hospital de Inhábiles

jueves, 02 de agosto de 2012
Memoria de Lugo

El Hospital de Inhábiles, un ejemplo de arquitectura militar y neoclasicismo

En 1993 publique un artículo en la revista Espacio, Tiempo y Forma, de la Facultad de Geografía e Historia de la UNED que con el título “Arquitectura militar y neoclasicismo. El cuartel de inhábiles de Lugo”, daba a conocer la historia de la construcción de este interesante edificio en trance de ser mutilado y desfigurado.

Con estos trabajos, pretendemos informar (especialmente a los lucenses) de la historia de nuestra ciudad, hecha por nuestros antepasados que permanece en los documentos, en los edificios y en las calles. Y uno de esos testimonios es el conocido como Cuartel de San Fernando, del que la investigadora María Jesús Regueiro encontró unos planos en el Archivo General de Simancas. Ignoro si son los mismos que utilicé en su día para elaborar e ilustrar el citado artículo. Dado que los trabajos que se publican en revistas especializadas no llegan al público, creemos oportuno dedicarle atención a este singular edificio, incomprensiblemente menospreciado hasta ahora por las administraciones responsables de la conservación del patrimonio, del que este es una introducción, para que los lucenses se percaten de su importancia.

El mérito del edificio

Entre los historiadores del arte es conocida la importancia que tuvieron los ingenieros militares en la renovación de la arquitectura de la segunda mitad del siglo XVIII, en especial durante el reinado de Carlos III (1759-1788), período en el que una serie de tendencias arquitectónicas se agrupan bajo la denominación de neoclasicismo, incluyendo corrientes del barroco romano, en la línea de Maderno, Bernini, Galilei, etc., un estilo más depurado en consonancia con el clasicismo renacentista, y formas mucho más simplificadas que se pueden encuadrar dentro de una arquitectura racionalista.

El mérito de este edificio está en que marca el cambio entre el barroco y el neoclasicismo ya que los ingenieros militares tienen una visión racional de las formas y funcional de los espacios. Por economía la decoración la consideran superflua y sin utilidad. Las formas tienen que derivar de una lógica de la construcción y no de una búsqueda de la belleza.

Al mismo tiempo se construye frente al solar del cuartel, la iglesia del hospital general de la ciudad o de San Bartolomé, de autor anónimo, aunque se supone que del círculo del arquitecto compostelano fray Miguel de los Mártires, que con Alexos Frieixo reconstruía el acueducto romano por orden del obispo fray Francisco Izquierdo (171748-1762). Resulta curioso ver como su fachada se decora con el estilo del llamado barroco de placas compostelano, aspecto que evidencia la distinta valoración que de la ornamentación tenían los arquitectos y los ingenieros militares.

Elaboración del proyecto

Las primeras trazas las hizo el maestro de obras de la Ciudad, posiblemente Domingo Francisco Eytor, que no satisficieron al intendente por no adaptarse a las necesidades de la tropa. En 1751 elaboró un nuevo proyecto Martín Gabriel, uno de los mejores arquitectos que había al servicio real en A Coruña, según consta en la carta enviada el capitán general el 21 de diciembre de 1756.

El 12 de noviembre entregaron los planos al nuevo capitán general, y habiéndolo reconocido, sin embargo que no lo encontró desarreglado, "me pareció conveniente hacerlo ver por un ingeniero de esta plaza, quien condescendió conmigo a perfeccionarlo más bien, y lo hizo a mi satisfacción en la manera que manifiesta el plano que ha formado, que va con poca diferencia igual al expresado".

El 24 de noviembre se lo envía al Ayuntamiento para que diesen su conformidad, acompañado de la representación que se señalase los medios menos gravosos para que lo financiasen los habitantes de la provincia.

El 1 de diciembre de 1765, el capitán general, marqués de Croix, comunicó al Ayuntamiento que el rey había ordenado la construcción del cuartel, pero las obras no se iniciaron hasta el 10 de octubre de 1779, tiempo en el que se debieron modificar los planos Anphoux y Sabatini. En ese día el teniente coronel de ingenieros, don Bartolomé Anphoux, ordenó el comienzo de las obras con la adquisición de herramientas y acopio de materiales. Estuvieron bajo su dirección hasta que se trasladó al Campo de Gibraltar, sustituyéndolo Fernando Caver. Diez años después estaba terminado. El 27 de abril de 1790, se hizo la entrega oficial al Cuerpo de Inhábiles, por el ingeniero Manuel Nadela. Habían transcurrido treinta y cuatro años desde el inicio de los trámites.

Complemento

Un lugar con vocación hospitalaria

En 1621 el obispo don Alonso López Gallo (11612-1624) trasladó el Hospital de San Bartolomé de la Praza Maior a las Torres del Conde, o Pazos del Conde don Fadrique, duque de Arjona. Las adaptó el arquitecto Simón de Monasterio que hacía el trascoro de la catedral.

Se eligió esta zona por ser el punto más alto de la ciudad, por donde entraba el acueducto romano, ventilado, soleado, aislado y con una carballeira donde se hacía la feria mensual.

El Cuartel de San Fernando se hizo para Hospital de Inhábiles o de Inválidos, una residencia para atender de por vida a los mutilados de guerra. También le llaman Casa de Inválidos Inhábiles y Hospital de San Fernando durante la Guerra de la Independencia. A partir de 1813 lo atiende la comunidad de San Juan de Dios, que llevaba el hospital de San Bartolomé, destruido por un incendio en 1857, del que se conserva la iglesia.

La Diputación se hizo para hospital con el nombre de Isabel II, conseguido en su visita a Lugo en septiembre de 1858. Se intento hacer uno en la Praza de Ferrol y detrás del convento de Santo Domingo, en donde funcionó hasta la inauguración del de Santa María iniciado en 1921.
De Abel Vilela, Adolfo
De Abel Vilela, Adolfo


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania