Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

100 años de Francisco de Fientosa

martes, 22 de mayo de 2012
EN EL CENTENARIO DEL NACIMIENTO DE FRANCISCO VEGA CEIDE, FRANCISCO DE FIENTOSA

A la memoria de mi querida hermana Ani

En el Registro Civil de Castro de Rei consta en el tomo 39,folio55,que Francisco Vega Ceide nació en O Cordón,Parroquia de Santa Leocadia el día 22 de mayo de 1912. Así consta también en el correspondiente libro de Bautizados de esta parroquia.

No obstante,en una breve autobiografía escrita antas de junio de 1936,el poeta manifiesta con seguridad absoluta"cumplo el Día de San Juan,23 años".¿Cuál fue el motivo de este anacronismo?.Sólo él lo sabía.Presentía tal vez su trágico final y eligió para nacer una fecha significativa en la Galicia ancestral:el Día de San Juan."Noite meiga";noche en la que se amalgaman ritos y tradiciones;religión y superstición.Hogueras flameantes hasta en los rincones más recónditos se elevan al cielo;magia y hechicería para ahuyentar todos los males.La noche más corta del año,tan corta como la vida de Paquiño.

Lo que de verdad interesa hoy son los datos, por demás fidedignos que se conservan en el Registro Civil y en la parroquia;por lo que hoy, día 22 de mayo, se cumple el centenario del natalicio de Francisco de Fientosa, poeta que permaneció en el olvido por larguísimo tiempo.

Mucha agua debió de pasar por aquel río de su niñez antes de que Emilio Sinde Nieto con el apoyo y colaboración de José Manuel Carballo Ferreiro se dedicase con afán a desempolvar y reunir parte de su obra que al decir del propio poeta " obras inéditas desperdigadas por revistas y periódicos y confío en que no se podrá nunca recuperar íntegramente"y agrega "es una literatura perdida".¿Cuáles fueron las causas de tales afirmaciones?

Ya no se sabrá;se fueron con él hacia la tumba desconocida,como así también las obras que tenía preparadas para su impresión y posterior publicación.

Muy meritorio fue el esfuerzo realizado por estos y otros amigos para reunir gran parte de sus composiciones(manuscritas algunas) y ver concretado el sueño de quienes reconocieron sus cualidades poéticas.Y así nació,finalmente,de las manos, el talento, la erudición, la maestría y el arduo trabajo de otro querido amigo,Ricardo Polín, el impecable trabajo que llamó "A PRIMEIRA LUZADA" en el que en un voluminoso libro recoge y estudia buena parte de su obra.

Para conmemorar el centenario de su nacimiento quiero presentarles el poema " CAMILO "escrito cuando tenía 15 años. Debo dejar en claro que sólo hace unos meses lo descubrí en una carpeta confeccionada por el poeta.Recortado de una revista o periódico y adherido a una cartulina negra. Con letra manuscrita y tinta también negra,por lo que debí usar lupa para leer su propia declaración "Estos versos muy malos por cierto son los primeros que publiqué.Vayan pues como recuerdo.Fecha:octubre de 1927"

En estos versos simples pero sentidos, con vocabulario sencillo pero cuidado, se expresan las emociones y sentimientos que lo retrotraen a su infancia labradora.

Uno a uno se van encadenando de manera tal que la pintura muy abreviada de su paisaje rural;el retrato del viejo Camilo;su encuentro con él y el brevísimo coloquio que mantienen, transmiten, sin afectación ni rebuscamientos, el mundo afectivo que le provoca el regreso a su tierra.

Con la maestría propia de su estilo, el musical poema pasa de la luz a las sombras del final, en esos pocos versos con la fugacidad con que pasó la vida misma del poeta.




CAMILO

Encontré al viejo Camilo
en una vieja hondonada.
Bajo los anchos castaños
rumiaban lentas sus vacas.
Estaba allí, casi ciego
oyendo el rumor del agua,
tumbado sobre la hierba,
en la mano la aguijada.
-¡Camilo! ¿No me conoces?
(Me miró con desconfianza).
¿Para quién era la leche
de la cabra que ordeñabas?_
El viejo ha abierto los ojos,
se le enturbió la mirada.
Me aprieta la mano. Siento
La palidez de mi cara.
--Usted era el más pequeño!
--Hombre, tú me tuteabas…
-Dígame, qué tal le ha ido
Por esas tierras lejanas.
-Eso es muy largo ,Camilo,-
-respondí. Y hubo una pausa.
Se echaba encima la noche;
lejos, un carro cantaba.
Bajo los anchos castaños
ya eran de sombra sus vacas,
y en el olor de la aldea
venía toda mi infancia.



Desde Arxentina, Elsa Vega Aguilá (filla de Antonio Vega Ceide),
sobriña de Francisco de Fientosa.
Vega, Elsa
Vega, Elsa


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
Deputación de Ourense
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania