Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

José Pérez Fernández, maestro, poeta y editor del Eco de Bouzas

miércoles, 25 de abril de 2012
Orteganos en el mundo

José Pérez Fernández, maestro,
poeta y editor del Eco de Bouzas

José Pérez Fernández nació en San Claudio (Ortigueira) el día 15 de febrero de 1866, aunque sus padres, Antonio y Andrea, eran naturales del Yermo, donde continuaron viviendo sus abuelos paternos Baltasar Pérez y Ramona López, y maternos Andrés Fernández y Rita de Couce.

Estudió la carrera de Magisterio en Santiago de Compostela, tras la que pasó a ocupar la plaza de maestro en la escuela de niños de A Capela, el 4 de marzo de 1887. Desde allí se trasladó a la escuela de niños de Mugardos donde ingresó el 18 de marzo de 1891, pero tan sólo siete meses después tuvo que dejar el puesto.

Su siguiente plaza estará en la escuela elemental de niños del ayuntamiento de Castro -que se halla integrado en el ayuntamiento de Miño (A Coruña)- de la que tomó posesión el 17 de diciembre de 1892, con la asignación de un sueldo anual 625 pesetas.

Tras este último destino, conseguirá obtener su plaza definitiva por oposición en una escuela en Bouzas (Pontevedra), que ocupará el 3 de junio de 1896. Esta población marinera, capital del ayuntamiento del mismo nombre, se encuentra situada en las proximidades de la ciudad de Vigo. Su vieja escuela, conocido como la escuela del atrio, le reportará a su nuevo maestro un sueldo que ascenderá a 825 pesetas, al que podrá sumar algún dinero más por la realización de ciertas actividades profesionales.

José Pérez Fernández contrajo matrimonio en la villa, con María González Vázquez, el 25 de abril de 1898. Con ella tuvo cuatro hijos, a los que pusieron los nombres de María, Jesús, Pepita y Carmen. Su primer domicilio estuvo en la calle que lleva el nombre de Pereira de Limia, en la casa que número 9, y, posteriormente, pasará a la vivienda ubicada en la plaza de Urzaiz, número 2.

En 1903 dejará la vieja escuela, a la que faltaban todo tipo de comodidades y servicios, para estrenar un nuevo colegio de enseñanza gratuita para niños en la calle Casiano Martínez, que había sido donado por Tomás Antonio Alonso, un empresario que había nacido en Coia (Vigo) y que dedicó buena parte de la fortuna que había ganado durante su estancia en Montevideo a levantar varias escuelas en su comarca de origen.

El indiano también había dotado a la escuela de Bouzas del material educativo necesario para cumplir con la educación de los niños y niñas que asistirían a las amplias aulas de que disponía el edificio escolar.

Poco antes de incorporarse a su nueva escuela, José Pérez había creado El Eco de Bouzas, el primer y único periódico que hubo en la localidad, al que subtituló Defensor de los intereses morales y materiales de la Villa. Su primer número salió a la calle el 12 de octubre de 1902. En aquel momento, el municipio de Bouzas contaba con 9.000 habitantes, y Vigo se aproximaba a los 30.000 habitantes. En ésta última, ya había, al menos, tres diarios y un semanario, por lo que crear un periódico local en Bouzas, suponía una oportunidad para que sus vecinos pudiesen informarse de aquellas noticias locales que le eran más próximas.

La línea ideológica en la que se movía el periódico era de un catolicismo moderado, algo que aproximaba a su director y único redactor a su editor Ramón S. Fernández. La imprenta de Fernández estaba situada en la Plaza de la Constitución de Vigo, y de ella también había salido durante algunas temporadas El Restaurador, un periódico que él mismo había dirigido y que se destacaba por su posición ultracatólica.

José Pérez mantuvo su periódico quincenal hasta que cumplió los 19 números, de los que hoy tan sólo se conservan ejemplares de 10 de ellos, que están bajo la custodia de un bisnieto de su editor, José Telmo Grande Pérez. Su formato es el de un díptico de cuatro páginas con unas dimensiones de 38 x 26 centímetros. El reparto de sus planas se hacía de la siguiente forma.

En la portada, se presentaba un primer artículo que, a modo de editorial, desarrollaba uno de los temas más candentes, para, a continuación pasar a ocuparse de informar de las noticias de más interés en el municipio de Bouzas, o que afectaban a problemas de la Villa, entre los que destacaron los referentes al estado general de sus infraestructuras, al movimiento de la creciente flota pesquera, o a las gestiones encaminadas a la consecución de un muelle y un mercado para el pescado en la capital municipal. Estas informaciones se completaban con una sección cultural en la que se ofrecían noticias sobre obras literarias en gallego, que con el tiempo fue transformándose en una sección de poesía, algunas de las cuales eran del propio José Pérez.

El Eco reservaba un espacio al final de los textos informativos para sus anunciantes. El coste de cada ejemplar era de 10 céntimos o 60 céntimos si el comprador estaba dado de alta como suscriptor trimestral.

Los ejemplares que consiguieron resistir el paso del tiempo traen a colación algunas informaciones que fueron importantes en su momento, como el nombramiento, en 1902, del Dr. José Casás como médico en propiedad del ayuntamiento, y que actualmente posee una estatua conmemorativa en el núcleo urbano; la llegada a Bouzas del alumbrado a gas, procedente de la conexión que se había hecho con la red local de Vigo, o la denuncia de situación de deterioro de algunas fuentes públicas y calles de Bouzas. Todo ello, junto a otras notas sirven ahora para que los interesados en tener un conocimiento más amplio de aquel momento tan crucial para la comarca de Vigo se puedan hacer una idea bastante aproximada de como transcurrieron los acontecimientos en los años previos a la fusión del ayuntamiento de Bouzas con el de Vigo, que llegó a ser definitivo en el año 1904.

Durante el tiempo que José editó su periódico boucense continuó desempeñando su labor docente. Una de sus prioridades como maestro fue siempre la de evitar que sus alumnos de entre 10 y 12 años se incorporasen a las faenas marineras con sus padres, por los riesgos que éstos tenían que asumir, pero también por el tiempo que perdían de dedicarle a unos estudios que él creía muy necesarios para que posteriormente pudiesen afrontar sus responsabilidades en la vida.

Solía aleccionar a los padres de sus alumnos para que no pusiesen en riesgo a sus hijos y les dejasen más tiempo para ir a la escuela.

La lucha por la supervivencia de las familias marineras era ciertamente terrible ya que los pescadores de Bouzas tenían que luchar en los principios del nuevo siglo con el uso de las nuevas artes foráneas, como los bous, que ellos consideraban funestas por destruir y aniquilar su riqueza pesquera. Denunciaban que con ese aparejo se mataba la cría y se destruían los criaderos, hasta hacer desaparecer en algunas costas la merluza, abocándoles a la miseria.

Además de las artes de pesca, los extranjeros disponían de vapores más ágiles y fuertes con los ellos que no podían competir con sus pequeños barcos de remos. Una lucha desigual que además estaba sustentada por una legislación que les ofrecía los mismos derechos de pesca a los nacionales que a los extranjeros.
La fotografía que acompaña a este artículo, en el que aparece rodeado de su casi centenar de alumnos, fue hecha a la puerta de la iglesia parroquial de Bouzas.

Por su calidez como maestro siempre gozó de la simpatía de sus discípulos, y también por todas las gentes de su pueblo de acogida, ya que siempre puso a disposición de los marineros su asesoramiento y su entrega para cubrir sus necesidades profesionales con las que ellos no podían cumplir debido al analfabetismo, todavía muy pujante en la zona.

Su personalidad polifacética tampoco dejó de lado el aspecto de creador artístico transmitido por medio de unos versos componía en gallego.

Su fallecimiento se produjo el 19 de enero de 1914, a los 48 años de edad.
Suárez Sandomingo, José Manuel
Suárez Sandomingo, José Manuel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania