Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Vacaciones en el mar

viernes, 02 de marzo de 2012
La empresa Costa Cruceros debería ir a que le hagan un exorcismo o algo por el estilo. Por si no fuera poco palo el naufragio de uno de sus barcos con los escándalos accesorios de rigor (capitán a la fuga de primero con la recaudación del casino incluida y una amiguita que no estaba ni registrada en el barco) ahora un incendio dejó a la deriva a otro de sus buques en pleno océano índico, donde piratas bastante menos simpáticos que Jack Sparrow se dedican a asaltar a quien se les ponga por delante.

Sin embargo hay cosas que me cuesta muchísimo trabajo entender. Ayer salía en el telediario el tema del Costa Allegra, el barco a la deriva, y nos contaban que un incendio en los generadores dejó al barco sin electricidad, por lo que no funcionaba nada. Vale que es una situación incómoda, que como hace calor en la zona tenían que dormir en cubierta, que comían bocatas de mortadela y que hacían sus necesidades donde podían y las tiraban al mar… pero hombre, de ahí a salir en la tele diciendo que aquello era una “patera” y que había sido una experiencia “horrible”…

Cuando uno se embarca en un crucero no se espera ese tipo de experiencia, pero tampoco hay que dramatizar. Es una avería, no una catástrofe. No ha muerto nadie, no ha enfermado nadie, no se ha herido nadie, no ha pasado nada grave. Es más, viendo el perfil de pijerío reinante en un crucero de lujo como ese (los hay que no son nada lujosos, se lo aseguro) probablemente les dará algo que hablar en sus próximas cenas de sociedad, y con las tonterías que han dicho algunos a los micrófonos de los telediarios podrán presumir de haber visto a la muerte “cara a cara”…

Si hubieran estado en un tsunami o en el terremoto de Japón, en el desastre que provocó el huracán de Nueva Orleans, la caída de las Torres Gemelas de Nueva York o en el amasijo de hierros del 11-M entendería esas declaraciones. Han estado en un barco de lujo sin electricidad menos de tres días y les parece poca compensación que la compañía les devuelva el dinero del crucero y otro tanto como indemnización, además de alojarlos una o dos semanas en hoteles de las Seychelles… ¡váyanse a la porra, pijos!
Latorre Real, Luís
Latorre Real, Luís


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania