Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

En defensa de La/A Coruña en una nación española constitucional, unida, abierta, integradora, creadora y humanista.

lunes, 08 de noviembre de 2004
Durante la dictadura franquista algunos arriesgamos algo mas que las orelliñas (de las que nos tiraron mas de una vez), la carrera y la tranquilidad de nuestras familias, y luchamos intensa y activamente en Galicia, otras partes de España y fuera de España, por una España reconciliada, democrática, constitucional, unida,  plural, abierta, integradora, creadora, emprendedora y profundamente humanista.

La política reconciliadora, responsable y unitaria de la oposición al franquismo liderada por el Partido Comunista de España (PCE), junto a Comisiones Obreras y otros movimientos sociales en los que estaba muy presente dicho partido, hizo posible dicha política unitaria y de reconciliación, y dio lugar a la ejemplar y responsable transición española que consiguió grandes resultados como la Constitución española de 1978 y los Pactos de la Moncloa.

Lamentablemente, desde hace un tiempo, el PCE-IU prácticamente no tiene nada que ver con la acción política responsable, rigurosa y creativa que había promovido, en múltiples instancias e iniciativas, y con el fin de resolver importantes problemas políticos, históricos y sociales. Junto a otras fuerzas viene actuando de forma arcaica, dogmática (no querer reconocer los errores y negarse a hacer la autocritica, el marxismo científico autocritico, el desconstructivismo foucoliano, deleuziano, bourdiesiano, chomskiano, etc. que tanto proclaman y que empieza, debería empezar por aplicarse primero a uno mismo. Ahora están instalados en: todos los demás son culpables y la deuda histórica es infinita; nosotros no somos responsables de nada, somos los buenos y vivan la revancha, la acción y la euforia permanentes para así no pensar en nosotros mismos), sectaria, nomenklaturista, clientelar, demagógica, oportunista, completamente irresponsable, extremista e, incluso, fanática, fundamentalista; de forma que el fin justifica cualquier tipo de medios. Su apoyo al guerracivilismo generador de odios, enfrentamientos y desquites, al totalitarismo comunista castrista profundamente orwelliano, represivo, corrupto y degradador, al populismo demagógico, corrupto y procastrista del exgolpista Chavez; en el País vasco su presencia en el gobierno nomenklaturista de PNV-EA que ha pactado con ETA; su vinculación con otras fuerzas incluso con las mas fundamentalistas, nacionalistas, clientelares, etc. para llegar al poder como sea y a costa de lo que sea, etc. son una buena muestra de dicho nomenklaturismo, clientelismo, oportunismo, fundamentalismo y vale todo. Así fueron perdiendo su representación electoral e influencia social. Pero para algunos el mercado politiquero y clientelar de identificación, figuración, revolución, liberación, transformación, salvación, fiesta, solidaridad, etc. es una buena forma de legitimarse, desquitarse y/o situarse, instalarse, medrar, hacer carrera, figurar, sacar buenas tajadas materiales, inmateriales, tropicales pero, también, flamencas, suecas, chinas, helvéticas, selváticas, urbanas, rurales, soviéticas, nacionalistas, internacionalistas, multiculturalistas, comunitaristas, libertarias, etc...

La Constitución española, pero también dichos Pactos de la Moncloa, dieron lugar a que España consiguiese su mayor era de democracia y convivencia democrática, de desarrollo, bienestar, una de las mayores cuotas del mundo de autogobierno para las autonomías y una importante presencia y competitividad de España en el exterior.

Algunos, en la fuerzas políticas y sindicales a las que pertenecíamos, luchamos y conseguimos que dentro y fuera de las mismas, el gallego y el resto de las lenguas de España tuviesen un reconocimiento pleno. Hemos defendido y seguimos defendiendo el reconocimiento integrador del bilinguismo real (y no inventado, fomentado en plan nomenklaturista, proteccionista y clientelar, y que, además, detrae muy importantes fondos y energías cuando hay importantes y urgentes problemas sociales que son mucho mas reales y absolutamente mucho mas prioritarios) en España y allí donde haya lenguas reconocidas constitucionalmente.

Es decir, defendemos lo que dice la Constitución española de 1978, entre otros, en su articulo 2: “La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad e la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre ellas”. Y el artículo 3: “El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla. Las demás lenguas españolas serán también oficiales  en las respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo con sus Estatutos. La riqueza de las distintas modalidades lingüísticas de España es un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección”.

Por todo ello, en La Coruña (que es como lo digo y escribo cuando lo hago en español, en castellano), los españoles, los gallegos, los coruñeses, al igual que en cualquier otra parte de España, tenemos el derecho constitucional de utilizar la expresión “La Coruña” en castellano, en español, y “A Coruña”, en gallego.

El oportunismo de Vázquez y otros
El problema reside en que el PSOE del presidente Rodríguez pero también del alcalde Vázquez de La Coruña (que en una famosa entrevista para Europa Press antes de las elecciones municipales y autonómicas del año 2003 dijo, al igual que Ibarra y otros, que no tenían ninguna diferencia con Maragall y que el patriotismo de partido era lo mas importante), para hacerse, mantenerse y reproducirse en el poder han pactado con diferentes fuerzas nacionalistas anticonstitucionales y antiespañolas, que niegan la existencia de la nación española, que quieren romper su Constitución y unidad, y que boicotean y manipulan constantemente todo lo español empezando por su lengua, historia, cultura, instituciones, etc. Conviene recordar que fue precisamente el alcalde Vázquez de La Coruña, cuando era secretario general del PSOE gallego, el que pactó con el Bloque Nacionalista Gallego para hacerse con la Diputación de La Coruña, varias alcaldías, etc...

El problema reside, también, en que importantes lideres y sectores del PP como Fraga (en su día Herrero de Miñon y otros de los que se rodeó, se viene rodeando Fraga y a los que viene promoviendo a muy importantes cargos y después hacen lo que hacen y pasa lo que pasa), Gallardón, Piqué y otros, por hacerse, mantenerse y reproducirse en el poder (algunos durante años y años, decenios y decenios, baten records en la actualidad), están dispuestos a ceder, a claudicar, a poner en marcha un centrismo pastelero progrenacionalista metrovoguesexual, marcadamente antiamericanista (y eso que el potencial hispano de los Estados Unidos es de 40 millones y cada día con mayor fuerza y presencia publica e institucional; y eso que el español es una de las lenguas mas habladas del mundo y que esta en plena expansión por todo el globo y sus infomedios) y antihispano; están dispuestos a apuntarse a lo que se tercie.

Por ello, y desde hace tiempo han renunciado a defender  constitucional, electoral y democráticamente, con energía, firmeza y decisión, por arriba, en medio y abajo, política, legislativa y judicialmente, en todos los ámbitos y frentes, en el poder y la oposicion, a la España constitucional, a la nación española, su unidad y riqueza humanista, a la lengua española, a la historia, cultura, instituciones y tradiciones españolas, es decir, a la constitución española que ha sido y sigue siendo clave para la democracia, el desarrollo y bienestar de España y de los españoles, de todas y cada una de sus partes.

Por ello, debido a esta lamentable, condenable, oportunista y continuada renuncia, los nacionalistas antiespañoles y anticonstitucionales, y que cada vez se sienten mas fuertes, prepotentes y desafiantes, en todas las instituciones en las que están presentes junto al PSOE y otras fuerzas completamente oportunistas y dispuestas a todo lo peor para hacerse con el poder, pero también en algunos casos gracias a la estrecha colaboración del PP (como en Galicia, Cataluña, País Vasco, etc...), vienen intentando boicotear totalmente, marginar, expulsar, discriminar, desprestigiar, perseguir, deslegitimar, manipular, liquidar, etc. a la lengua española y a todo lo español.

Boicot, manipulación y persecución de todo lo español  que tiene lugar: en instituciones publicas locales, provinciales autonómicas, nacionales e internacionales; en instituciones políticas, administrativas-funcionariales, educativas, universitarias, judiciales, culturales, artísticas, infomediáticas, deportivas, eclesiales, etc.  Esta semana, de nuevo, el ayuntamiento de Santiago de Compostela, con una mayoría del PSOE y del Bloque Nacionalista Gallego y presidido por un alcalde socialista, publica una vez mas (y ya van unas cuantas), saca un folleto sobre una actividad cultural en el que, de forma intencionada y anticonstitucional, se ignora, se tacha a España y todo lo español. Este folleto, como la actividad cultural que anuncia, esta financiado por dicho Ayuntamiento, por el Auditorio de Galicia (donde también esta presente la Xunta de Galicia y el Gobierno central español por medio del Consorcio) y por la Fundación CaixaGalicia.

Este tipo de comportamientos marcadamente anticonstitucionales viene sucediendo de forma reiterada y con la participación de ayuntamientos y otras instancias, instituciones publicas, parapúblicas y privadas, de la Xunta de Galicia y el Gobierno central, de fundaciones varias, etc. Nadie toma medidas: para vigilar y exigir el cumplimiento de la ley, de la Constitución española, en lo relativo al uso de la lengua española y de otros símbolos y referencias españolas; y para evitar su vulneración de forma reiterada, constante y provocativa.
Cancio, Miguel
Cancio, Miguel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania