Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

829 razones para no fiarse de ETA

viernes, 21 de octubre de 2011
Todo ha pasado a segundo plano, incluso la muerte de Gadaffi, tras el anuncio de ETA de que “abandona la lucha armada”. Hace tan sólo tres días hablaba de su mayor victoria, la de elevar el supuesto “conflicto vasco” a escala internacional y ya vaticinaba un posible anuncio de disolución. Me pasé de frenada, porque no es eso de lo que han hablado, sino de que dejan de pegar tiros… o eso dicen.

Miren, de verdad que no acabo de entender tanta algarabía. Por supuesto de que la noticia de que ETA deja de matar es buena, el problema es que no es creíble ni incondicional. Ya hemos tenido treguas, altos el fuego, pausas y muchas más cosas que sistemáticamente se anuncian a pocas semanas de unas elecciones y luego resultan ser falsas.

Tampoco estamos hablando de que ETA se rinda, se disuelva o se vaya a su caserío. No dicen que dejen de matar porque ese no es el camino a ningún sitio, sino que simplemente dice que no va a matar más porque ahora no es lo que toca… siempre que se cumplan una serie de “llamamientos”, que es como llaman a sus condiciones.

“ETA hace un llamamiento a los gobiernos de España y Francia para abrir un proceso de diálogo directo que tenga por objetivo la resolución de las consecuencias del conflicto y, así, la superación de la confrontación armada”. Me reafirmo en mi artículo del otro día en que decía que la conferencia internacional fue la mayor victoria de ETA. Se lo han puesto a huevo. Si ahora España y Francia no se sientan con unos terroristas a negociar (¿negociar qué exactamente?) los malos no serán ellos, los asesinos, sino los Estados, Francia y España. ETA tiene ahora la cobertura moral que le dio la conferencia internacional, que reconoció de facto sus pretensiones. Entre ellas la de sentarse de tú a tú con dos gobiernos, ahí es nada.

¿Y ahora qué? Supongamos que se sientan a negociar y ETA pide, por ejemplo, un referéndum sobre la independencia vasca ¿qué pasa si se les niega? Que entonces el malvado Estado opresor, en este caso los malvados serían dos, es quien se niega a resolver el conflicto siguiendo las pautas, no de los terroristas, sino de los miembros de una conferencia internacional. ¿Y si no se les niega? Habrían conseguido sus fines por dejar de matar.

Miren, hay 829 razones para no fiarse de ETA. 829 víctimas (857 según algunas cuentas) que no van a poder ser indultadas por ningún gobierno y cuya sangre, aunque suene melodramático, debería ahogar a sus asesinos. Aquí no vale el “borrón y cuenta nueva”, porque tienen mucho saldo a deber. Ni medio milímetro de cesión por dejar de matar, porque sería ceder al chantaje del asesinato. Si se premia dejar de matar es lo mismo que ceder a la amenaza implícita de “mira que si no me das lo que quiero volvemos a la carga”.

España no tiene nada que demostrar, ni Francia, ni el PSOE, ni el PP, ni siquiera BILDU. Sólo ETA tiene que demostrar que esto no es el siguiente paso en su guión para darse aires de rebelión popular. Esto no es Libia, ni Egipto, es España, es Francia, es la Unión Europea y hay caminos democráticos para casi cualquier cosa. A ningún ladrón le dan premios por dejar de robar, sólo gana la oportunidad de no ser encarcelado de nuevo y hacer una vida normal.

Menos euforia por el anuncio, porque ETA domina como nadie la publicidad engañosa, y por ahora no ha demostrado nada. Que nos diga en qué zulos tiene las armas y los explosivos y empezamos a hablar.
Latorre Real, Luís
Latorre Real, Luís


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania