Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Diez puntos de reflexión tras unas cortas vacaciones

miércoles, 18 de mayo de 2011
¿Por qué en los aeropuertos, ya que te clavan lo que te clavan por un café, al menos no se molestan en que esté rico?

¿Es el hecho de estar fuera de su país lo que hace que los
turistas, sobre todo alemanes, ingleses y de por ahí, se emborrachen hasta perder el sentido y vayan por la calle como si pasearan por los pasillos de un burdel?

¿Por qué en sitios donde está prohibido fumar, hacer fotos, hablar alto o un montón de cosas más no se impide la entrada a niños tan pequeños que no van a disfrutar de la visita pero sí fastidiársela al resto?

¿Por qué hay muchas personas que hacen bandera de que en Cataluña, País Vasco o Galicia se respete el castellano y tanto carteles como cartas de restaurantes, anuncios de tiendas… estén en nuestro idioma común, mientras hacen la vista gorda de que en sitios como Baleares o Canarias esté todo únicamente en alemán o inglés?

En esos mismos sitios ¿no hay ninguna norma que les obligue a tener, como mínimo una carta en castellano y una persona que entienda el idioma de nuestro país para atender al nacional despistado que cae allí?

¿A santo de qué tenemos que confiar en las agencias de alquiler de coches para devolver las llaves sin que nadie certifique que el coche está en el mismo estado en que lo recogiste? ¿Cómo reclamamos si una vez en casa nos cargan en la tarjeta un dinero por una supuesta reparación que ya no podemos demostrar que es falsa? (no me ha pasado, pero cualquiera se fía)

¿Somos conscientes de lo abusivos que son los contratos que firmamos cuando ponemos un pie fuera de casa?

¿A alguien se le ha ocurrido hacer una peli porno usando como argumento el striptease que nos obligan a hacer para pasar el arco de seguridad de los aeropuertos?

¿Por qué en Lugo cobramos por entrar en tres salitas y la visita a nuestro principal monumento es gratuita, mientras vemos que fuera de aquí aprovechan todo su patrimonio con entradas simbólicas pero rentables para el mantenimiento de los edificios?

¿Cuánto tiempo necesitamos para recuperarnos de nuestras vacaciones? ¿No se supone que son para descansar?
Latorre Real, Luís
Latorre Real, Luís


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania