Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Túnez, Egipto, Françafrique, Usa, Occidente y la moral de los intereses

martes, 15 de febrero de 2011
En Túnez, debido a las movilizaciones, sobre todo de los jóvenes (la edad media de Túnez es de 28,7 años, la de Egipto 24,2 años, la de España es de 40,3 años), con la llamada Revolución Democrática se ha puesto fin a la dictadura de Ben Alí-Clan Trabelsi y que duró 23 años.

El Clan Trabelsi, de origen humilde, se montó en torno a la familia de la esposa del dictador Ben Alí (jefe de seguridad del dictador anterior), a Leila Trabelsi (peluquera), sus 10 hermanos, etc., y que se hicieron por la fuerza con el control de la economía tunecina.

Túnez (10 millones de habitantes) ha venido teniendo un fuerte apoyo de Francia, Estados Unidos y otros países occidentales (Suiza, Canadá, etc.).
Recordemos que el presidente Zapatero, en Túnez y junto al dictador Ben Alí, invitó a los países de Occidente que colaboraban militarmente en Irak con Estados Unidos en la lucha contra la guerra terrorista internacional; los invitó a abandonar Irak como había ordenado él a las tropas españolas. Lo que fue valorado muy positivamente por la fuerzas terroristas islamístas.

Túnez ha venido alcanzando una tasas de desarrollo en los últimos años que han superado el 3,5% anual del PIB, tiene un importante sector turístico, cuenta con una importante inversión extranjera y a este país se han venido deslocalizando bastantes empresas.

Importantes dirigentes de la izquierda francesa (alguno de los cuales tienen una 2ª o 3ª residencia en Túnez) han venido colaborando muy activamente con la dictadura tunecina (actual y anterior). El Partido-Estado del dictador Ben Alí, el RDC, formaba parte de la Internacional Socialista al igual que los partidos del tirano terrorista Sadam Hussein de Irak, del dictador Mubarak y de otros tiranos, dictadores, de otros regímenes teocráticos, represores, corruptos y explotadores.

Túnez y otras antiguas colonias de Francia, son conocidas como
FrançAfrique y donde los gobiernos franceses, con los diferentes presidentes, han venido manteniendo una política neocolonial, comisionista y de claro apoyo a regímenes corruptos, explotadores, represores y gravemente violadores de los derechos humanos.

Estados Unidos ha hecho otro tanto y con la disculpa de que no avanzase, primero, el totalitarismo comunista y, después, el totalitarismo islámico. Pero para que no avancen estos y otros totalitarismos no hay que apoyar a regímenes represores, corruptos y explotadores que le dan muchas mas alas a los fundamentalistas, a los extremistas, sino a los que realmente promueven y aplican el respeto de los derechos humanos, democráticos y ciudadanos, a los que pueden hacer posible una democracia de juego limpio a escala local, nacional e internacional-global.

La política de Lord Palmerston, impuesta por el imperio inglés en el siglo XIX; la política de que: La nación no tiene amigos y enemigos permanentes, lo único permanente son los intereses y para defenderlos vale absolutamente todo incluido lo peor de lo peor; esta política de la moral de los intereses a cualquier precio, lamentablemente, sigue muy vigente en Estados Unidos, Francia y Occidente.

Y claro, en estas condiciones, la defensa, en la practica real, de los derechos humanos, democráticos y ciudadanos; la defensa de la democracia y economía de juego limpio y con principios que deben aplicarse; la lucha, en la practica real, contra los regímenes totalitarios, fundamentalistas, teocráticos, dictatoriales, tiránicos, autoritarios, represores, corruptos, de democracia amañada y de juego sucio; todo ello pasa a un segundo plano, queda para la galería, para hacer alguna declaración, cubrir el expediente y a otra cosa mariposa, a lo que verdaderamente importa: los intereses a cualquier precio tal y como ponen muy bien de manifiesto las revelaciones de Wikileaks y otras muchas revelaciones, documentos, comportamientos de las grandes, medias y pequeñas potencias, de las diversas naciones, estados, autonomías, regiones, provincias, ayuntamientos, partidos, sindicatos, patronales, etc.

El socialista italiano Craxi, perseguido en Italia por corrupción muy
grave, huyo a Túnez, donde tenía una gran mansión (Hammamet), a la que invitó a Felipe González y que (González) se ha convertido en asesor de los hombres mas ricos del mundo en Marruecos, Méjico, etc., que se han enriquecido gracias a la corrupción generalizada de regímenes represores, ultracorruptos y mafiosos, que trafican, ilegal, violenta y muy gravemente, con todo tipo de personas, situaciones y productos.

Gravisima corrupción, practicada y desarrolla al máximo por Felipe
González cuando fue presidente del gobierno español con el PSOE (de 1983 a 1996) en el poder y que PSOE apoyó y practicó esta gravisima corrupción (que afecta a otros grandes partidos, sindicatos, patronales de España a escala internacional, central, autonómica y local) al igual que su sindicato UGT y otras instancias, y que dieron lugar, entre otros muchos y muy graves casos, a la gravisima corrupción del Terrorismo de Estado, a la gravisima esquilmación de miles y miles de millones de pesetas de los fondos reservados que deberían destinarse para lo que fueron creados, para la lucha contra el terrorismo y la alta delincuencia.

Las buenas perspectivas económicas de Túnez y que coinciden con una situación de la mujer tunecina bastante mejor que en el resto de los países árabes, no han podido compensar las muy graves desigualdades que sufre la nación tunecina, el grave paro y subempleo que sufre, especialmente en el caso de los jóvenes, y, sobre todo, la grave y continua violación de los derechos humanos, democráticos y ciudadanos, la represión y control dictatoriales, la gravisima corrupción, rapacidad, latrocinio de la riqueza tunecina; todo ello impuesto por el régimen del tirano Ben Alí-Clan Trabelsi.

Lo que también ha sucedido, viene sucediendo desde hace muchos años (¡¡¿qué hacen Estados Unidos, Francia, Occidente, Naciones Unidas, Unión Europea, Consejo de Europa, Fundación Carter y otras fundaciones, instancias nacionales e internacionales que dicen defender prioritariamente los derechos humanos, democráticos y ciudadanos, una democracia y economía de mercado de juego limpio, con seguridad, garantías y principios??!!) en el caso del régimen egipcio de Mubarak, pero también en otros regímenes, Estados totalitarios, dictatoriales, autoritarios, fundamentalistas, teocráticos, represores, corruptos, explotadores, mafiosos, de democracia amañada, de juego sucio árabes, musulmanes, africanos, asiáticos, latinoamericanos, del Europa del este, etc.

La revolución democrática tunecina se inició cuando el joven diplomado de 26 años Mohamed Bouazizi se puso en la calle a vender verduras. La policía de Ben Alí lo detuvo, humilló e insultó. El joven se prendió fuego y murió poco después. Siguiendo sus pasos se suicidaron dos jóvenes mas.

A partir de ahí, y ante la gravedad del paro, el encarecimiento de los alimentos, el coste de la vida, las graves dificultades económicas de millones de tunecinos; a partir de ahí se iniciaron las manifestaciones en Túnez y donde Internet jugo un papel muy importante. La población tunecina urbana supera el 66%.

La policía represiva tiró a matar en las manifestaciones pacificas
tunecinas de la revolución democrática tunecina, y mato a mas de 20 personas. Las manifestaciones se extendieron por todo el país. El régimen tiránico siguió matando a manifestantes pero no consiguió acabar con las movilizaciones.

En estas condiciones, el tirano Ben Alí le ordeno al jefe del ejercito que este disparase contra los manifestantes. A lo que el jefe del ejercito se negó. El dictador Ben Alí, con su esposa, parte de su familia y muy importantes cantidades de dinero (oro, etc.), según informó la prensa internacional, huyeron del país.

Así se acababa la dictadura Ben Alin-Clan Trabelsi. La ONU señaló que han muerto mas de 100 personas en la revolución democrática de Túnez, mientras que fuentes tunecinas cifran la cifra en 78 muertos.

Después de la revolución democrática de Túnez, otros mártires cogieron el relevo en Egipto y los jóvenes y otros sectores egipcios, en la Plaza Tahrir, bautizada, con la dimisión de Mubarak, como Plaza de los Mártires, a pesar de las fuerzas represivas del régimen de Mubarak que, por medio de servicios especiales, agitadores y provocadores, causaron según Naciones Unidas, mas de 300 muertos y 5000 heridos; los jóvenes y otros sectores egipcios siguieron firmes en sus movilizaciones, en su revolución pacífica y democrática, y consiguieron la dimisión del presidente Mubarak y el compromiso de que se abra en Egipto un proceso realmente democrático, tal y como antes había sucedido en Túnez.

Francia, USA, Occidente deben revisar completamente su nefasta política de apoyo, de gran tibieza cuando no complicidad con regímenes como el de Ben Alí, Mubarak y peores de los países árabes, musulmanes, africanos, asiáticos, latinoamericanos, de Europa del este, etc. (Arabia Saudita y otros emiratos fundamentalistas y marcadamente antidemocráticos, Libia, Argelia, Marruecos, Sudán, Yemen, Siria, Irán, Zimbabwe, Corea Norte, Cuba-Venezuela-Nicaragua-etc. chavistas neocomunistas, Laos, Vietnam, China Popular, Birmania, etc.).

Naciones Unidas, Unión Europea, Consejo de Europa y otros organismos nacionales e internacionales, que dicen defender prioritariamente los derechos humanos, democráticos y ciudadanos, deben hacer otro tanto y defender, con firmeza, medidas concretas, a escala local, nacional e internacional-global, la democracia y economía de mercado de juego limpio, la democracia y economía de mercado con seguridad, garantías y principios.
Cancio, Miguel
Cancio, Miguel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania