Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Poesía mareira pola verdade mariñeira

miércoles, 18 de diciembre de 2002
Poesía mareira pola verdade mariñeira, contra a política, a mentira, a manipulación chapapoteira: a partir de grandes poetas ¿Qué nos queda?

“Luz é progreso en todalas partes/ mais o chapapote, a insensibilidade, a mentira, envexa e politicaria nos corazons”
(a partir de Rosalia de Castro)

Nota: este escrito ha sido hecho a partir de obras de los siguientes poetas: Anna Andréievna Gorenko “Anna Ajmátova”, Rafael Alberti, Ramón Cabanillas, Rosalía de Castro, Luis Cernuda, Ernestina de Champourcin, René Char, Ruben Dario, Enrique Santos Discepolo, Macedonio Fernandez, Agustin Garcia Calvo, Lezama Lima, José Luis Mari Solera ”Licho”, Stéphane Mallarmé, José Marti, Herman Melville, Uxio Novoneyra, Carlos Oroza, Fernando Pessoa, Manuel Reina, Alfonsina Storni, Adolfo Correia da Rocha “Miguel Torga”, Jose Miguel Ullan, Ramon Maria del Valle Inclan, Cesar Vallejo, Walt Whitman.

Para nuestros cuerpos doloridos por tantas mentiras interesadas/ por tantas manipulaciones negras de chapapote, falsedades oscuras de galipote/ por tanta mediocracia arrogante, alucinante, sin escrúpulos, repugnante.

Para tantas almas aturdidas por tanta intoxicación política, sindical, narcisista y mediática/ Para nuestros corazones heridos por aquellos que falsean la realidad y utilizan el mar, la mar, la madre naturaleza, la autodeterminación, lo que se les ponga por delante, en nombre del bien, de la verdad, de la justicia, del progreso humano y de la libertad, para así sacar buenas tajadas.

En la ola negra, en la catástrofe chapapoteira naufraga la política, la comunicación y la información, el honor, la deontología profesional, la dignidad, la virtud, la verdad, la moral y la gloria.

Se hunde en la envolvente negrura una forma de hacer política, superada, trasnochada, malgastadora y/o malversadora, cargada de privilegios, de pescadores y cazadores desaprensivos.

Se hunde una nefasta forma de hacer política gratis total, comisionista hasta lo que no tiene nombre (en España y Galicia empresas preparan sus regalos de navidad para políticos, cargos, empleados públicos de los que dependen sus contratos, etc.), de endeudarse, sin pagar y a lo grande; de contaminar la política: en la ONU, los organismos internacionales y Europa (tan privilegiados, despilfarradores, ineficaces, burocráticos y corruptos en sus puestos, en sus cargos, en sus misiones, en sus grandes instalaciones, retribuciones, dietas, extras, fiestas y recepciones); en los Estados Unidos, que combate eficazmente las mareas negras en sus costas después del caso Exxon Valdez (1989) pero da certificados impresentables al Prestige y otros barcos basura-bombas contaminantes por medio de la Oficina Americana de Navegación-ABS (sobre este caso y el complejo y oscuro entramado que hay en torno al Prestige y el negocio del transporte de petróleo y materias primas, los armadores, fletadores, astilleros, bancos, banderas de conveniencia y otras muchas sociedades intervinientes, sobre la implicación de la ONU y otros organismos internacionales, de Europa, Estados Unidos y otros muchos países europeos y de otros continentes, sobre la responsabilidad del gobierno español y gallego, de la oposición y otras instancias a la hora de hacerle frente a esta catástrofe, de combatir la marea negra, sobre las alternativas posibles, sobre la puesta en marcha de una Unidad Europea Polivalente de Lucha Contra las Catástrofes incluidas las marítimas, sobre la puesta en marcha en España del Servicio Español del Voluntariado para hacer frente a las catástrofes y otras necesidades aprovechando el servicio nacional de la prestación sustitutoria presente administrativamente en toda España, etc. véanse numerosos trabajos en la pagina web: miguelcancio.com); en Inglaterra, Holanda y Grecia (tan protestantes, calvinistas y ortodoxos ellos y como defienden sus corruptos y contaminantes mercados de transporte del petróleo y otras materias primas tóxicas); en Francia, España y Galicia (tan cartesianos, tan cristianos, centristas, humanistas, reformistas liberales y con la mayoría natural, y con bastantes que ganan en cualquier caso enganchándoles los salmones a los de siempre); en empresas, en instancias varias, y por medio de empresarios, diplomáticos, funcionarios, profesionales y técnicos ¡todo por la pasta! dispuestos a las peores adulteraciones.

Pero también se hunden, naufragan cubiertos de chapapote los que dicen representar los valores frente a los intereses: en partidos, sindicatos, movimientos sociales y ONGs; en grandes empresas y programas mediáticos, científicos, universitarios, intelectuales, culturales, artísticos y sociales. Demasiados lideres, demasiados autores, demasiados salvadores, demasiada demagogia, demasiada contaminación, demasiados oportunistas, demasiada adulteración, demasiada intoxicación. Y siempre puede ser peor, y siempre puede ir a mas.

Todos ellos, xuntos todos, todos juntos y con todas las banderas de conveniencia desplegadas al viento, por tierra, mar y aire, para todo tipo de pescas (¿de quienes son el mayor numero de banderas de conveniencia de la pesca?), de peligrosas mercancías y tráficos; para todo tipo de tráficos y sociedades fantasmas, oscuras, opacas, en el globo, el centro y la periferia, aquí y allá.

Rezuma galipote cheirento, rezuma contaminación purulenta, en el fondo y la superficie, una forma de hacer política, de hacer información, sin debates honrados rigurosos: ¡abramos la ventana de la libertad responsable¡, ¡liberemos las energías creativas, las inteligencias múltiples¡; sin debates realmente plurales, regulares y abiertos en múltiples programas y foros que deberían celebrarse constantemente en sociedades que se dicen democráticas avanzadas y desarrolladas. Los medios y televisiones “públicas” y privadas de España y Galicia son las que organizan menos debates, y los pocos que hacen son muy poco rigurosos y plurales y están bastante amañados, al igual que eso que algunos llaman y venden como “pluralismo”. Domina la politiquería, el partidismo, el pelotillerismo, el clientelismo, el amiguismo, el corporativismo, el carrerismo a cualquier precio y todo tipo de trepas sin escrupulos, el “ser mas empresa que la propia empresa”, el “conmigo o contra mi”, el “cuanto peor mejor”, el espectáculo a cualquier precio aun a costa de presentar una Galicia tercermundista, negra, pobre, atrasada, precapitalista y miserable, adonde no llego el desarrollo; dominan los chanchullos, la falta de rigor, documentación, trabajo serio, reflexivo y en profundidad que trata de sustituirse por impactos mediáticos, por tópicos trillados, los chantajes y ninguneos (sin renunciar al espionaje, a inmiscuirse en la intimidad a cualquier precio, etc.), las camarillas, los programas, las productoras clientelares y/o comisionistas y muy bien conectados/as, el famoseo, el morbo, la trivialización de la violencia y de las protestas (por cualquier minucia, y de forma completamente irresponsable, se convocan huelgas de hambre y, por un poco mas, huelgas generales), la basura, la intoxicación, la degradación y el envilecimiento mediáticos.

Pero también supura, lo pringa todo una forma de oponerse política, sindical, mediática, intelectual, cultural, literaria, artística y socialmente.

Y la marea negra va hundiendo, cubriendo de escoria, de basura, de chapapote a políticos y sindicalistas, a mediocratas, conductores, profesionales y colaboradores mediáticos, a empresarios, “traders” y/o lobbistas, a asesores, intermediarios, auditoras, bufetes y consulting, a científicos, universitarios, profesores, maestros, funcionarios, profesionales, técnicos, magistrados, jueces, fiscales y abogados, a eclesiales, intelectuales, cómicos, teatreros, cantantes, artistas, deportistas y humoristas, a periodistas viejos y jóvenes, a internacionalistas, multiculturalistas, comunitaristas, nacionalistas y no nacionalistas, a intervencionistas y liberales, a globalizadores y antiglobalizadores, a los pescadores en el río revuelto y contaminado de los conflictos, de los desastres, a buitres, a hienas, a lobos dispuestos a todo y que se apuntan a todo con piel de corderos, con los disfraces, con los ropajes que sean menester, a todos aquellos que ceden ante la mentira, la manipulación, que se dejan comprar, manipular, recuperar, llevar al huerto.

Quisiera no ver, leer, escuchar tantas mentiras, tantas manipulaciones, tanta demagogia y a tantos trepas, carreristas, arribistas, pelotas, oportunistas, en la calle, las manifestaciones, los manifiestos, las asambleas, las aulas, los juzgados y tribunales, los medios de comunicación, en el poder, la oposición, la figuración y las instituciones. Empero, no es posible, la mentira, la demagogia, la manipulación, la contaminación, el carroñerismo, el oportunismo, la ostentación, el apuntarse a caballo, a mediocrata ganador, adonde va Vicente, la gente sujetada y que se deja llevar, que no lucha reflexiva y lucidamente (R. Char: “La lucidez es una herida tan profunda como el sol”) por romper la sujeción, la falta de valor, rigor, decisión y responsabilidad, a costa del Prestige, e, incluso, la traición, la puñalada trapera, el peor de los escaqueos (incluso de politicos, conselleiros, altos cargos, escritores, intelectuales, medios de comunicación, conductores, periodistas, colaboradores mediáticos, etc. que comienzan a cambiar los huevos de cesta), el escapismo, la falta de preparación, competencia y honradez, el pasarle el marrón al vecino, al otro, el no dar la cara, la soberbia y el orgullo mal entendidos, todo lo inundan, todo lo anegan, todo lo contaminan, todo lo envenenan.

Los ideales, la dignidad se hundieron en el fango/ la politiquería, el nomenklaturismo y la mentira reinan/ el dinero, la ostentación, el marketing, el oportunismo y las apariencias son Dios.
Tempestad en los aires, en las ondas, en las plumas, en las calles, en los cargos, en el mar y en las almas/ todo en negro, todo de negro/ La ola negra enmerdadora, el chapapote terrible, silencioso avanza, avanza y avanza. ¿QUÉ NOS QUEDA?

QUE NOS QUEDA DESPUES DE TANTA CONTAMINACION
“Lo esencial se ve constantemente amenazado por lo insignificante”. (René Char)
¿Que nos queda? El mar, la mar, luchar por el mar, por la mar de todos aquellos que, de un lado y otro, en popa y proa, a babor y estribor, honrada, humilde, entregada y rigurosamente, sin ponerse medallas (Kant), se baten por la verdad, por la critica y justicia justas, por la libertad responsable, por la liberación de las energías creativas y las inteligencias múltiples, sin orgullos atenazadores, sin tecnocratismos, sin culto al líder, sin hiperpelortillerismos muy peligrosos y paralizantes, sin señoritismos viejos y nuevos, sin caciques, traficantes ni nonemklaturistas, sin dogmatismos, maniqueisimos, fundamentalismos y fanatismos, sin revanchismos cargados de odio y envidia, sin oportunismos de una cosa y toda la contraria (‘ya lo decíamos nosotros’ pero siempre a toro pasado; ‘estamos a favor de una cosa y de todo lo contrario y así ganamos siempre’) sin salvadores, sin patrimonialismos, sin visionarios políticos, sindicalistas, científicos, intelectuales, artistas, periodistas, sin cínicos y caraduras que se alegran por la catástrofe, del ‘cuanto peor mejor’ y constantemente pasan factura después de no haber dicho y/o hecho nada o infinitamente menos en catástrofes anteriores, es decir, se baten frente a todo tipo de mercaderes a costa del bien y/o del mal, de desastres y desgracias. ‘Hijos míos, ciudadanos, compañeros, camaradas, militantes, compatriotas, con tal de ganar, de sacar tajada no dudéis en apuntados a lo peor, en poner las cosas cuanto mas negras y mas difíciles, mejor’ ¡Menudo ejemplo!.

Nos quedan los que por tierra, mar y aire, en la calle y las instituciones, estén donde estén, se baten honrada, humilde, entregada, critica (Popper: defensa del pensamiento critico riguroso comprometido honrada y humildemente en la búsqueda sin termino de la verdad frente al pensamiento dogmático, autoritario, único, totalitario, esencialista, nominalista, relativista, fundamentalista, fanático, servil, etc.) y rigurosamente por la política limpia, la competencia, la cooperación, la comunicación, la critica y la representación limpias, por el mar limpio-el juego limpio en el poder y la oposición, en la Administración, la educación, la justicia, en la iglesia y en los medios de comunicación, en la cultura, la ciencia, el voluntariado y la sociedad civil.

Frente al chapapote material y espiritual, a la contaminación del alimento, del medio material y espiritual nos queda el mar amado, el mar apetecido, el mar soñado, el mar realmente existente; solo el mar, la lucha permanente y sin concesiones por el mar-la mar-la verdad limpia y radicalmente desnudadora de los que honrada y humildemente han bajado y bajan a la arena, ayer, hoy y mañana, en la política, la oposición, en la Administración, en el trabajo, la profesión, en la sociedad política y civil (no al maniqueismo: “nosotros la sociedad civil somos los buenos; los políticos y la política son los malos”; no a la búsqueda de chivos expiatorios, de soluciones mágicas, automáticas, etc., que le preparan el terreno a los fanáticos, a los iluminados, a peligrosos demagogos, populistas, extremistas, salvadores), a batirse noble, esforzada (nada que valga la pena se consigue sin el constante esfuerzo humano, sin el trabajo digno, honrado y responsable) y limpiamente por la verdad, la critica y justicia justas y la libertad responsable. ¡Oh corazones¡, corazones que se baten por no dejarse contaminar, por no dejarse manipular, que se baten por la verdad. Escuchad las voces de alegría que nos da la mar bravía, la mar de todos los silencios, de todos los sueños sonoros, el mar lactescente, el mar rutilante, el mar resplandeciente, el mar de maravillosas luces, de nuestros mejores nutrientes y atardeceres, gran azul ilimitado.

Mar danos el inefable empeño para luchar honradamernte contra todas las contaminaciones, para batirnos siempre por la verdad inalcanzable, por resolver unas preguntas y dar paso a otras, por la vida nuestra, vida mía.

Tiempo del mar verdadero/ tiempo contra los políticos incompetentes y que no saben estar donde deben, cuando deben y como deben/ Tiempo del mar limpio/ contra las empresas clientelares, chanchulleras, malgastadoras, incompetentes y politiqueras de ayer y de hoy, que no limpian, que no saben hacer frente a las emergencias para lo que están (lo de Tragsa, entre otras, no tiene nombre)/ Tiempo del mar cristalino, azul, verde, arco iris/ El mar nos pertenece, lo hacemos pasar entero, nos bañamos en sus aguas, es de todos y no es de nadie/ Mar limpio en nuestros corazones, frente a todos los manipuladores, aprovechados, pescadores en ríos-mares revueltos y politiqueros, frente a los chapapoteros de ayer, de hoy y de mañana.

Luchemos, bajemos a la arena por el mar verdadero, por la verdad radicalmente desnudadora de poderes interesados, de poderes superados, de poderes amañados, de poderes al acecho, de poder manipuladores y corruptores (en los organismos internacionales, en el Estado, el gobierno y la oposición, en la vida política y civil, en la familia, la iglesia, la educación, la cultura, la comunicación, la justicia, el trabajo y el ocio, en la riqueza y la pobreza, en el paro, la marginación, las desgracias y las catástrofes).

Mar de todos los mares, libre, verdadero y emancipador/ El mar no tiene la culpa, la mar nos besa y abraza apasionada, tierna, furiosa, mansamente/ Frente a la marea negra de servidores públicos que no sirven, se sirven y que malsirven, frente al orgullo, la soberbia, el señoritismo, nomenklaturismo, incompetencia, politiquería, el “yo te doy-te pongo, tu me das-me pones”, el “quitate tu para ponerme yo”, frente al enmerdamiento oligárquico, frente a la mentira, la manipulación y el oportunismo, el populismo, el fanatismo, el fundamentalismo, las olas constantes, criticas, airadas y limpias del mar embravecido, encabritado, encabruñado por la verdad de todos los Luis Cernuda (el poeta del presidente que tiene que ser algo mas que un gesto de marketing, y servir para algo mas que para recitar en grandes programas televisivos de aquí y de Berlusconí) que no se dejan recuperar por unos y otros(bueno, carallo, bueno): el mar y nada mas, y nada menos. Tenedlo siempre presente, enfurecido, agitado, como si quisiera arrancar, barrer para siempre la desolación de la ilusión y los ideales, la falsedad de tanto oportunista, de tanto pelotas, de tanto carroñero, de tanto mercader de soluciones, tiempos, subvenciones, desastres y salvaciones.

Quien podría vivir en la tierra sino fuera por el mar. Es preciso navegar siempre en pos, por, para y con la verdad. Vivir, instalarse en la mentira es naufragar, hundirse y ahogarse para siempre con el peso de todos los poderes: El político, el ideológico, el de las creencias, el nomenklaturista, el económico, el mediático, el cultural, el de la fama, el corporativo, el narcisista (de los que van de buenos, cultos, rigurosos, revolucionarios, transformadores, solidarios, ecologistas, libertarios, humanistas, generosos, etc.), el de todos los salvadores, el de todos los liberadores que, acá y mas allá, venden Estados, mercadurías, patrias, quimeras y mares como cielos, y los convierten en contaminación, ensoberbecimiento, ostentación, mentiras, corrupción, en degradación material y, sobre todo, espiritual, e, incluso, en verdaderos infiernos.

“Caminho longo, camiño das nosas vidas/ sin chapapote é sen politicarias/ en pos da xustiça xusta, do xogo limpo e da verdadeira libertade/ na loita sempre por a verdade (a partir de Ramon Cabanillas)”.
Cancio, Miguel
Cancio, Miguel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania