Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Defensa del Papa Ratzinger

lunes, 15 de noviembre de 2010
DEFENSA DEL PAPA RATZINGER, DEL CAMINO DE SANTIAGO, DE LAS RAICES CRISTIANAS DE EUROPA Y DEL HUMANISMO CRISTIANO DE JUEGO LIMPIO

¿Quód vitae sector iter?: ¿Que camino tomar en la vida?

1. DEFENSA DE LAS RAICES CRISTIANAS DE EUROPA Y DEL HUMANISMO CRISTIANO DE JUEGO LIMPIO

El Papa Ratzinger, Benedicto XVI, como Peregrino de la Fe Cristiana, como defensor de los deberes del hombre y de los derechos del alma, viene, ha venido de nuevo a España y, en concreto, a Santiago de Compostela, a su catedral presidida por el arzobispo Julián Barrio, a la meta espiritual católica del Camino de Santiago y que es uno de los principales santuarios de la catolicidad, una gran muestra de la fe, la hospitalidad (El Hostal de los Reyes Católicos, situado a uno de los lados de la catedral de Santiago de Compostela en la plaza del Obradoiro donde culminan los peregrinos el Camino de Santiago, es el edificio emblemático de los paradores de turismo de España y nació como Hospital Real en 1.499 por orden de los Reyes Católicos y para albergar, para atender a los peregrinos, especialmente a los enfermos, que, a través del Camino de las Estrellas, llegaban a Santiago de Compostela), el amor, de la justicia social, el arte, la belleza, la razón, la cultura, el desarrollo y la espiritualidad cristianos.

De esta gran riqueza cristiana, riqueza católica, social, humana y espiritual que acabamos de señalar, el Papa Ratzinger ha dado cumplida razón en la muy brillante inauguración que hizo de la magnifica basílica de la Sangrada Familia de Gaudi y en el emocionante acto que presidió en la gran obra Benéfico-Social Nen Deu (Niño de Dios. Obra social  que llevan las monjas y que desde hace mas de 100 años vienen atendiendo de forma ejemplar a niños disminuidos) de Barcelona.

El Camino de Santiago es una de las principales raíces de Europa, pues, como decía el compatriota alemán del Papa Ratzinger, el gran escritor, poeta, científico y pensador Johann Wolfgang von Goethe: Europa nació peregrinando a Compostela. La canciller Merkel acaba de declarar (20 octubre 2010) que los emigrantes que lleguen, que vivan en Alemania deben de respetar las raíces cristianas de la nación alemana.

El historiador licenciado en Harvard y PhD (doctor) por la Universidad de Columbia, Thomas E. Woods Jr, ha escrito en inglés el siguiente libro editado en español (2007): Como la Iglesia Católica construyó la civilización occidental. Este autor, conocido por haber hecho una Guía sobre lo políticamente incorrecto en la Historia de América, ha publicado en inglés el libro: La iglesia y el mercado: una defensa católica del libre mercado. Sobre este importante asunto de la economía de mercado y el catolicismo véanse, también y entre otros, los importantes libros:  Alejando A. Chafuén, Raíces cristianas de la economía de libre mercado y Michael Novak, Etica católica y el espíritu del capitalismo (en inglés).

España, con la Escuela de Salamanca del jesuita padre Mariana; con las aportaciones socioeconómicas de otros jesuitas, dominicos, de diferentes ordenes religiosas, monasterios, etc., España hizo importantes aportaciones a las raíces católicas de la economía de mercado. En cualquier caso, tanto la economía de mercado como la democracia deben de ser de juego limpio y ejercerse libremente, con seguridad, garantías y buenos principios (como los del humanismo cristiano).

El Papa Juan Pablo II estuvo en 1982 en Santiago de Compostela y dijo: Europa sé tu misma y vuelve al Camino. Demos cuenta de que Jesús, cuando Pilatos le pregunto ¿qué es la verdad?, le respondió: Ego sum via, véritas et vita (Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida; Juan, 14, 6). El Papa Ratzinger viene publicando una importante obra sobre Jesús de Nazareth.

Sin embargo, el dirigente europeo Giscard d’Estaing y otros dirigentes que elaboraron el Tratado-Constitución de la Unión Europea/UE (Giscard fue el encargado de presidir la Convención europea que redactó dicho Tratado y tuvo un gran protagonismo en la redacción de  la llamada constitución europea, verdadero ladrillo, compendio inextricable de gran número de leyes, documento de mas de 300 paginas, inabordable para el común de los ciudadanos pero incluso para los que siguen con regularidad la vida política, parlamentaria e institucional), pertenecientes a la masonería, a la izquierda, a sectores claudicantes ante lo políticamente correcto (incluidos importantes sectores eclesiales) y a sectores que han venido, que siguen haciendo grandes negocios con regímenes islámicos corruptos, gravemente violadores de los derechos humanos mas elementales y que persiguen a los cristianos, la libertad religiosa (recordemos los inmensos negocios que venían haciendo Francia, Alemania y otros países, instancias, grupos públicos y privados occidentales con, entre otros regímenes islámicos, el régimen tiránico, terrorista y corrupto del tirano Saddam Hussein en Irak. Noruega acaba de acordar prohibir a Arabia Saudita que financie mezquitas en tierras noruegas mientras no permita la edificación de iglesias cristianas en tierras sauditas); estos dirigentes europeos se negaron a incluir, en el preámbulo del Tratado-constitución de la UE, la raíz cristiana de Europa, la influencia del humanismo cristiano en su constitución y desarrollo, en los valores que se recogen en sus principales leyes. Lo cual es muy fácil de verificar.

El Cardenal Ratzinger escribió los siguientes textos sobre Europa: Fundamentos espirituales de Europa; La Carta Europea no defiende con claridad la libertad religiosa; Europa en la crisis de las culturas; etc.

Estos textos se pueden consultar en Internet, en Catholic.net (pagina web: es.catholic.net), lugar de encuentro de los católicos en la red y que pone a disposición de sus lectores los principales documentos, mensajes, documentos sacramentales, discursos e intervenciones del cardenal Ratzinger, del Papa Benedicto XVI (entre estos textos esta el titulado: La mirada de Ratzinger a Europa). Se trata de documentos, de textos de gran altura, no solo teológica y doctrinal, sino filosófica, intelectual y cultural.

Giscard, como presidente de la Convención Europea que redacto el Tratado-Constitución de la Unión Europea, acompañado de los vicepresidentes de esta Convención, el italiano Giuliano Amato y el belga Jean-Luc Dehaene; estos dirigentes europeos vienen formando parte del nomenklaturismo sin escrúpulos de la Vieja Europa, de la Decadente Europa (incluido el nomenklaturismo eclesial. Lamentablemente dentro de la Iglesia hay religiosos, sectores eclesiales, nomenklaturistas, etc. que lo único que les interesa es su carrera eclesial, el poder, sacar tajada – ellos, los suyos, amigos, socios, aliados, clientes, etc.- a partir de la Iglesia, de la religión) y que se lleva a cabo proclamando ideológica y doctrinalmente la Defensa de la Gran Cultura, de Grandes Valores y Tradiciones, mientras que en la practica real, dicho nomenklaturismo, por el poder y sus privilegios, viene haciendo todo lo contrario y, frente a la moral del deber de defender el bien común, la justicia justa, la libertad responsable, la verdad, etc., defiende la moral de los/sus intereses a costa de quien sea, de lo que sea y como sea.  Es decir, con grandes ceremonias, discursos, textos y representaciones, este y otros nomenklaturismos imponen el todo vale para ganar-no perder, para sacar tajada (material, inmaterial, sexual, figurativa, etc.) como sea.

Dentro del Nomenklaturismo citado hemos incluido el eclesial. Recordemos que el Papa Ratzinger, como antes otros Padres de la Iglesia y teniendo en cuenta los Textos Sagrados, no se cansa de señalar que hay que luchar contra los grandes pecadores que están en el interior de la Iglesia y que le hacen mucho daño.

El Papa Ratzinger, con relación a los casos de pederastia de la iglesia y a otros pecados, otros males eclesiales, ha señalado: estos trágicos acontecimientos nos recuerdan que si queremos ser líderes cristianos eficaces, tenemos que llevar vidas de la máxima integridad, humildad y santidad.

Pero ¡ojo! creo que el Papa Ratzinger y los que defienden de forma honrada, humilde y rigurosa el bien de la Iglesia y su misión, no deberían esperar, como en el grave caso de los pederastas eclesiales, para intervenir únicamente cuando se han producido trágicos acontecimientos, graves escándalos de corrupción, malgasto, despilfarro, nepotismo, amiguismo, clientelismo, autoritarismo, abuso del poder eclesial, de los bienes eclesiales, de las grandes donaciones que reciben, de las instancias que gestionan, etc.

Creo que es necesario que los responsables de la Iglesia, a los diferentes niveles, intervengan de forma preventiva, inspeccionadora, ejecutiva, sancionada, etc. para evitar, por todos los medios a su alcance que, por arriba, en medio y abajo, los religiosos/as a los diferentes niveles y las instituciones que controlan y en las que participan tengan, como dice el Papa Ratzinger y como señalan las leyes, las normas eclesiales, un comportamiento integro, humilde y santo, y no se vean implicados en las distintas formas de pecar.

Los miembros de la Iglesia católica (y de otras iglesias), desde los cargos mas bajos a los mas altos al igual que las diferencias instancias eclesiales, dentro y fuera de la Iglesia, deben de comportarse, en la gestión de lo material y lo inmaterial, de forma honrada, humilde, austera, ejemplar, competente, eficaz, mediante el juego limpio, creativo, critico y profundamente humano. Y no de forma irresponsable, prepotente, pomposa, autoritaria, manipuladora, contaminadora, maltratadora, abusadora, chantajista, nepótica, clientelar, amiguista, enchufista, malgastadora, despilfarradora, ineficiente, hiperclasita, señoritil, comisionista, corrupta, etc. Comportamientos, pecados estos últimos, que se dan en la iglesia católica, en la iglesia cristiana, en diferentes iglesias y religiones, entre sus miembros, por arriba, en medio y abajo, y que dichas iglesias y religiones deben de combatir con la mayor firmeza, eficacia, ejemplaridad, santidad.

He acudido, no hace mucho, a unas jornadas teológicas católicas en Santiago de Compostela, y he podido contemplar, con pena y preocupación, un trato, un protocolo entre los miembros de la iglesia (Excelencia; Excelentisimo; Reverendisimo y similares) que, en mi modesta opinión, no casan nada con la necesaria integridad, humildad y santidad a la que acaba de referirse el Papa Ratzinger. Se trata de protocolos que, en mi modesta opinión, están completamente fuera de lugar y que son propios de regímenes absolutistas, clasistas, excluyentes, señoritiles, autoritarios, totalitarios, dictatoriales, ultraclasistas, nomenklaturistas, etc.  En estas jornadas teológicas donde, entre otros asuntos de gran interés, se trató sobre el papel de la iglesia en la vida pública, la economía, la política, etc., hubo muy poco debate. Las jornadas teológicas, en las que participaron importantes y prestigiosos expertos de dentro y fuera de la iglesia, no estuvieron bien difundidas, ni tuvieron relevancia en los medios de comunicación y eso que los temas y los participantes eran de gran interés público, social, humano y espiritual.

Diferentes parroquianos, fieles y miembros de la iglesia católica, al ver que colaboro de forma regular en los medios de comunicación, que me preocupo por los asuntos públicos y defiendo los valores del humanismo cristiano (A partir de Juan Pablo II: La Cultura, la Educación de la Fe cristiana, los valores humanistas cristianos han de desarrollar, honrada, humilde, rigurosa, competente y muy activamente, incansablemente, lo bueno, lo justo que hay en el hombre, que hay en los diferentes campos sociales, que hay en la sociedad), me vienen dado cuenta de lo siguiente: de que hay cargos y miembros eclesiales que se comportan de forma caciquil, nepótica, clientelar, amiguista, enchufista, superelitista, de forma autoritaria, politiquera, ineficiente, etc., en fin, de forma muy poco integra, humilde y ejemplar en la defensa en la practica real de los valores del humanismo cristiano; de que hay sacerdotes, monjas, personas activamente vinculadas con la iglesia católica, con instancias de la misma que en sus parroquias, en las instancias eclesiales también se comportan de forma muy poco ejemplar en relación con los valores cristianos proclamados, que no cuentan con ellos en la gestión diaria de la iglesia o lo hacen de forma autoritaria, de muy malas maneras, piensan (de los parroquianos, de los fieles, etc.) que están ahí para callar, otorgar, pagar y aguantar, y tratan mal e, incluso, muy mal a los feligreses, a los parroquianos, a los creyentes y no creyentes, a las personas de bien que se preocupan por ayudar a la Iglesia católica tanto en cuanto esta aplique, socialmente, en la practica real y de forma honrada, humilde, eficaz, competente, etc., los valores del humanismo cristiano (justicia justa, justicia social, libertad responsable, honradez, humildad, respeto, ejemplaridad, amor al prójimo, preocupación constante por los que menos tienen, por los que mas sufren, por los mas necesitados y marginados, por los mas dependientes, por los mas abandonados pero sin convertirlos en agentes, grupos, sectores, regiones, países cautivos, etc.).  

Este tipo de comportamientos negativos por parte de miembros de la iglesia católica, de instancias católicas o vinculadas con estas, va completamente en contra de la Iglesia católica, de sus doctrina, de su imagen, de su prestigio y de sus representantes.

Bien es verdad que hay miembros de la iglesia católica, por arriba, en medio y abajo,  al igual que las instancias eclesiales y no eclesiales de las que forman parte, que se comportan de forma magnifica, excelente, ejemplar. Lo que se ve muy reconocido y recompensado por los feligreses y parroquianos de la iglesia católica pero también por los ciudadanos de bien, creyentes y no creyentes.

El Nomenklaturismo de la Vieja, de la Decadente Europa (incluido el nomenklaturismo eclesial) y de otros continentes (en bastantes casos se ponen de acuerdo ambos nomenklaturismos y con el fin de sacar tajada oligarquicamente), se caracteriza por la politiquería, el partidismo, la corrupción (comisionismo interior y exterior a lo bestia; cohechos y prevaricaciones; grandes regalos hechos a máximos dirigentes políticos por tiranos, explotadores, corruptos y represores como, por ejemplo, los diamantes que regalo el tirano corrupto, el emperador Bokassa, al presidente de la República francesa Giscard d’Estaing, lo que generó un gran escándalo público en Francia e internacionalmente, etc.; utilización ilegal de los fondos reservados; graves crisis políticas y morales vinculadas con la pederastia y otros graves escándalos públicos; etc.); se caracteriza (dicho Nomenklaturismo) por todo tipo de dominaciones del Hard, Soft & Show Power, de clientelismos que dieron y siguen dando lugar a muy graves escándalos interiores y exteriores, a graves casos de corrupción, a genocidios, a matanzas, a violaciones muy graves de los derechos humanos, a violaciones en masa (como las que acaban de tener lugar en la República Democrática del Congo en el año 2010 y, de nuevo, Naciones Unidas hizo muy poco para evitarlas. Recordemos que misiones de Naciones Unidas han participado en violaciones, incluso, a menores, en redes de prostitución de mujeres y en otras graves corrupciones. Recordemos que en el genocidio de Ruanda tomaron parte activa religiosos y religiosas, si bien, al mismo tiempo, hubo religiosos y religiosas que se comportaron de forma heroica y ejemplar arriesgando sus vidas – algunos la perdieron de la forma mas cruel – para salvar a los demás. En el Congo, en Africa y otras partes del mundo hay religiosos y religiosas que están haciendo una labor ejemplar al servicio de los demás y especialmente de los mas necesitados), a vinculaciones con poderosas mafias, con poderosas logias masónicas corruptas y relacionadas con importantes poderes, etc.

2. CRISIS MORAL Y DE VALORES: GRAVE EMPOBRECIMIENTO HUMANO

El Papa Ratzinger vino a Santiago de Compostela, el 6 de noviembre de 2010, en plena celebración del Año Santo Compostelano.
Vino en una época en que, en España y otras naciones de Europa y del mundo, hay: un gran vacío existencial, moral y de esperanzas; una epidemia de soledad, vértigo, manías, fobias, enajenaciones, depresiones y violencias varias hacia uno mismo y los demás; el síndrome de no poder vivir con uno mismo, con los demás, con lo que a uno le rodea y con la naturaleza, lo que genera todo tipo de huidas, de respuestas muy negativas; un empobrecimiento e, incluso, una desertización, una grave manipulación, contaminación (la peor contaminación es la del alimento espiritual) y depredación de las relaciones humanas; una imposición de lo política, económica, simbólica, icónica, infomediatica, intelectual, cultural, artística, social, sexual y existencialmente correcto; el todo vale (Andemos yo, los míos, los nuestros bien instalados y calientes, y que le den por saco a la buena educación, a los buenos principios y al resto de la gente; A tope y con drogas; Aquí te pillo aquí te cepillo aquí te cacho aquí te machaco; Gato negro, blanco, rojo, rosa, azul, verde, morado, pardo-zorrona, fucsia, etc.: no importa el color del gato lo que importa es que cace ratones, muy buenas comisiones, liquide a los criticones, etc.); la egolatría, la grupolatría, la poderlatría y que, también, se traslada a la naturaleza y se convierte en naturolatría, la famalatría, la  show-vedettolatria, la consumolatría, la cienciolatría, la violenciolatria, etc. (el narcisismo individual, grupal y que, en bastantes casos, se vuelve patológico. Lo que también sucede en el campo eclesial); el relativismo; el permisivismo; el hedonismo; el materialismo; el nihilismo; el destruccionismo; el infantilismo, el juvenilismo; la tiranía del cuerpo, del sexo, de los placeres, de los deseos, de diferentes consumos, representaciones, imaginarios y practicas, de la fama, de la imagen, del espectáculo, de la publicidad y de los impactos mediáticos (algunos, bastantes, incluidas personas muy mayores, se muestran dispuestos a vender lo mas intimo, a su padre, madre y can que le ladre, lo que sea y a quien sea, a comportarse de la forma mas violenta, vil, morbosa e indigna. Venden todo ello, y mas que podríamos añadir, por unos cuantos minutos de fama televisiva,  de fama, protagonismo, aparición, etc. en los infomedios, donde sea menester y se tercie); tiranía de la liberación de la adrenalina como sea y donde la violencia material e inmaterial ocupan un lugar muy importante; tiranía de la acumulación, la ostentación y las apariencias; tiranía del poder y su erótica; tiranía de diferente tipo de identidades (políticas, económicas, religiosas, culturales, infomediáticas, científico-técnicas, sexuales, esotéricas, etc.); tiranía de la velocidad, del instante, de la superficialidad, de lo efímero, de lo zafio, del mal gusto, de lo morboso, de la carnaza; ideologías materialistas, darwinistas sociales, nihilistas, destruccionistas; ideologías materialistas de la muerte que atacan la vida en su comienzo, desarrollo y final, que atacan a la familia tradicional católica, a la educación, la cultura y otras instancias y valores católicos; ideologías materialistas, tribalistas, comunitaristas, nacionalistas, multiculturalistas, internacionalistas; ideologías, practicas,  representaciones e imaginarios varios que proponen políticas anticlericales cristianas y católicas que van sistemática, completamente en contra del Papa Ratzinger, de la Iglesia católica, de valores, símbolos e iconos, de practicas y representaciones del humanismo cristiano.

3. PEREGRINO DE LA LUZ, DE LA RAZON ESPIRITUAL DEL HUMANISMO CRISTIANO

El Papa Ratzinger viene a Santiago de Compostela como humilde Peregrino de la Luz, como sencillo Peregrino de la Razón Espiritual del Humanismo Cristiano, como firme Defensor del Amor Fraterno y de la Justicia Social que defiende una democracia y economía de juego limpio, profundamente humanitaria, solidaria, caritativa y que, por tanto, se preocupa con justicia justa de los que mas sufren, de los mas dependientes, de los mas necesitados, de los mas aislados, pobres y marginados pero sin convertirlos en agentes, sectores, regiones, naciones, países y pueblos cautivos por ideologicismos, doctrinarismos, populismos, extremismos, fanatismos, fundamentalismos, esoterismos, utopismos varios.

Viejos y nuevos caciquismos, señoritismos, clasismos, elitismos, utopismos, nomenklaturismos, politocrácias que, en algunos casos, quieren convertir a la política y los políticos en los nuevos dioses, santos y religiones con sus nuevas catedrales, apóstoles, profetas, caminos, libros, catecismos, etc.; quieren desprestigiar, deslegitimar, desestabilizar, ningunear, aislar, marginar y liquidar a la Iglesia católica y al Papa como referente moral, espiritual, quieren desprestigiarlo de forma muy grave (los hay que, incluso, quieren procesarlo por el caso de la pederastia en la iglesia católica) y quieren retirar a la iglesia católica y sus valores, símbolos, iconos, tradiciones, etc. de la esfera pública.

4. LA CONSTITUCION, EL CONCORDATO Y LA IGLESIA CATOLICA ESPAÑOLA
En España, no solo la Constitución española de 1978, sino los vigentes Acuerdos Concordatorios sobre asuntos jurídicos, enseñanza y asuntos culturales, económicos y asistencia religiosa a las fuerzas armadas, firmados por el Estado español y el Estado Vaticano en 1979, establecen el respeto y atención que merece, en la vida pública, en la educación, cultura y otros campos sociales, la iglesia católica, su papel, instancias, practicas, símbolos, iconos, valores, ideario, imaginario, representaciones y tradiciones.

La Constitución española de 1978, la Ley de Leyes de España dice en su artículo 16: 1. Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley. 2. Nadie podrá ser obligado a declarar sobre su ideología, religión o creencias. 3. Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones. Y en su artículo 46: Los poderes públicos garantizarán la conservación y promoverán el enriquecimiento del patrimonio histórico, cultural y artístico de los pueblos de España y de los bienes que lo integran, cualquiera que sea su régimen jurídico y su titularidad. La ley penal sancionará los atentados contra este patrimonio.

Conviene señalar que la Iglesia católica española aporta a España un gran patrimonio moral, histórico, cultural, artístico, social y espiritual-inmaterial que contribuye, como en el caso de Santiago de Compostela, Barcelona y otros muchos, no solo al justo desarrollo socioeconómico, sino al necesario enriquecimiento humano espiritual. Sin embargo, los poderes públicos españoles, y al contrario de lo que sucede en otros países (Francia, etc.) donde la presencia de la iglesia católica es mucho menor que en España, no garantizan como debieran la conservación, mejora, enriquecimiento y respeto del citado Gran Patrimonio de la Iglesia Católica Española.

Citemos algún articulo de los Acuerdos Concordatorios firmados por el Estado español y el Vaticano:
- El Estado español reconoce a la Iglesia católica el derecho de ejercer su misión católica y le garantiza el libre y público ejercicio de las actividades que le son propias y en especial las de culto, jurisdicción y magisterio.
- Los lugares de culto tienen garantizada su inviolabilidad con arreglo a las leyes (recordemos que tras el atentado terrorista de destrucción masiva del 11 de Marzo 2004, que es el mayor atentado de Europa hasta la fecha y que causo cerca de 200 muertos y miles de heridos, es decir, tres días antes de las elecciones generales de España del 14 de marzo de 2004, se llevaron a cabo numerosas concentraciones, manifestaciones y piquetes violentos y anticlericales católicos que violaron espacios católicos como la catedral de Oviedo. En países musulmanes se vienen produciendo muy graves y criminales ataques, atentados contra iglesias cristianas, contra obispos, sacerdotes, monjas, etc.).
- El Estado se compromete a colaborar con la Iglesia católica en la consecución de su adecuado sostenimiento económico, con respeto absoluto del principio de libertad religiosa.
- La Iglesia católica puede libremente recabar de sus fieles prestaciones, organizar colectas públicas y recibir limosnas y oblaciones.
- A la luz del principio de libertad religiosa, la acción educativa respetará el derecho fundamental de los padres sobre la educación moral y religiosa de sus hijos en el ámbito escolar. En todo caso, la educación que se imparta en los Centros docentes públicos será respetuosa con los valores de la ética cristiana.
- Salvaguardando los principios de libertad religiosa y de expresión, el Estado velará para que sean respetados en sus medios de comunicación social los sentimientos de los católicos y establecerá los correspondientes acuerdos sobre estas materias con la Conferencia Episcopal Española.
- La Iglesia reitera su voluntad de continuar poniendo al servicio de la sociedad su patrimonio histórico, artístico y documental y concertará con el Estado las bases para hacer efectivos el interés común y la colaboración de ambas partes, con el fin de preservar, dar a conocer y catalogar este patrimonio cultural en posesión de la Iglesia, de facilitar su contemplación y estudio, de lograr su mejor conservación e impedir cualquier clase de pérdidas en el marco del artículo 46 de la Constitución.
- La Santa Sede constituye en España un Vicariato Castrense para atender el cuidado espiritual de los militares de Tierra, Mar y Aire.

En España, en el campo educativo, universitario, infomediático, cultural,  artístico, político, sindical, etc. se vienen llevando a cabo graves ataques y provocaciones contra la Iglesia Católica, el Papa, sus miembros, valores, etc. El Código de Autorregulacion de Contenidos Televisivos firmado por los principales cadenas televisivas españolas, y como ha constatado el Comité que se encarga de velar por el cumplimiento del mismo, viene siendo incumplido y gravemente en lo relativo a la infancia, a cuestiones que tienen que ver con el sexo, la violencia y otros comportamientos sociales.

5. PAPA RATZINGER, PAZ, DEMOCRACIA, ECONOMÍA Y HUMANISMO CRISTIANO, DOCTRINA DE JESUCRISTO

El Papa Ratzinger ha venido a Santiago de Compostela y a Barcelona:
- Como decidido Defensor de la Paz, de la Reconciliación. Pensemos en el papel tan importante que ha tenido la iglesia católica española, con el cardenal primado Tarancón al frente, durante la ejemplar transición a la democracia en España, al defender la reconciliación de todos los españoles, una democracia justa y de juego limpio. Lo que ha sucedido y viene sucediendo con la iglesia católica, con la iglesia cristiana en otros países. Citemos, en este sentido, al Papa Woytila, Juan Pablo II, y su gran papel en Polonia y en el mundo frente al totalitarismo comunista; citemos al reverendo Desmond Tutu en Sudáfrica y su lucha a favor de la reconciliación y la democracia; citemos a los estudiantes universitarios católicos y protestantes alemanes de la Rosa Blanca y que fueron torturados y ejecutados por denunciar el nazismo, por luchar contra este criminal totalitarismo; citemos al pastor Martín Luther King y que, en su Carta desde la cárcel de Birmingham, dijo: Nuestra generación deberá arrepentirse no tanto de las odiosas palabras y acciones de las malas personas como del clamoroso silencio de la buena gente. Sacerdotes, monjas, personas y grupos de la iglesia católica, cristiana han defendido y siguen defendiendo en diferentes partes del mundo, con honradez, humildad, rigor, valor y verdaderos riesgos para ellos y sus familias, los derechos humanos, democráticos y ciudadanos, la dignidad de las personas tanto individual como socialmente, el bien común, la justicia justa, el respeto y libertad responsable, etc. Muchos de ellos, de estos sacerdotes y monjas católicos y cristianos, han pagado con su vidas, con su integridad física, han sido, vienen siendo vejados, torturados y ejecutados por defender dichos derechos, los valores del humanismo cristiano.

- Como firme Defensor del Encuentro Justo de los Pueblos del mundo y de sus religiones para hacer el bien y para elevar sus muy justas y ponderadas palabras contra los que utilizan la religión para justificar la violencia y promover el terrorismo, contra los que utilizan la economía, lo público y privado en contra de la necesaria ética pública, virtud cívica (entre las virtudes cívicas están la virtud de la critica honrada, humilde y rigurosa comprometida con la búsqueda de la verdad y su difusión, la virtud de aprender humildemente de los propios errores, la virtud de la humildad, de la austeridad y que son una vía cierta para alcanzar la mejor sabiduría), en contra de la necesaria responsabilidad individual y social con el fin de mejorar, de enriquecerse de forma injusta, arbitraria, corrupta y a costa del sufrimiento, de la explotación, maltrato, dominación, manipulación, contaminación, engaño de los pueblos. En cualquier caso, y como hemos señalado anteriormente, no hay que olvidar la vinculación del cristianismo, del catolicismo, no solo con la democracia, sino también con la economía de mercado de juego limpio y que permite y posibilita, mediante la selección, promoción y control justos, en lo publico, privado y eclesial, de los mejores, es decir, de los mas honrados, humildes, competentes, responsables, trabajadores, creativos y profundamente humanos; selección, promoción y control de los mejores que hacen o deben hacer posible, a escala personal, grupal, social, local, nacional e internacional, pero también eclesial, el desarrollo honrado, de juego limpio, responsable-sostenible, libre, abierto, creativo, critico, democrático, con seguridad, garantías y principios, justo, profundamente humano-humanitario-solidario, es decir, el enriquecimiento justo y de juego limpio, no solo socioeconómico y medioambiental, sino también humano y espiritual.  

El papa Ratzinger viene a Santiago de Compostela cuando en España y otras partes del mundo, diversos lideres, agentes, grupos, regímenes, fuerzas, movimientos, intelectuales, infomedios, emisores, redes, etc., en nombre del islamismo, del marxismo-leninismo, del neocomunismo, del Socialismo del Siglo XXI, del Nuevo Califato, del nacionalismo, comunitarismo, multiculturalismo, indigenisno, internacionalismo, anarquismo, acratismo, de diferentes ismos revolucionarios, radicales, fundamentalistas, de diferentes formas de juego sucio, subversión e insurrección, etc., promueven el terrorismo, la violencia destruccionista y nihilista, el cuanto peor mejor, pescar en múltiples y diferentes ríos revueltos, en aguas turbulentas, sucias, gravemente contaminadas.

Como hemos dicho, y no nos cansamos de repetirlo, la peor contaminación es la del alimento y medio espirituales, inmateriales y que da lugar a las peores contaminaciones, mentiras, engaños, falsedades, dominaciones,  gobernaciones (en lo público, privado, eclesial. Ahora se utiliza el termino Gobernanza proveniente del mundo anglosajón, angloamericano), corrupciones, degradaciones, manipulaciones, desinformaciones, contrainformaciones, envilecimientos, fundamentalismos, fanatismos, extremismos, utopismos, radicalismos, demagogias, populismos, oportunismos, juegos sucios, abusos, maltratos, chantajes, controles, sujeciones, alienaciones, enajenaciones, delirios, violencias (materiales, inmateriales, sexuales, físicas, símbólicas, icónicas, psíquicas, infomediáticas, jurídicas, educativas, universitarias, científicas, intelectuales, culturales, artísticas, etc.), terrorismos.

Al Papa Ratzinger, de gran talla teológica, filosófica, intelectual y cultural, no le perdonan que haya renunciado a vincular a la iglesia católica con alguno de las llamadas liberaciones (incluida la Teología de la Liberación), de los revolucionarismos (incluida la revolución del pasado, la llamada Retrovolución y que ahora los neocomunistas y sus socios, aliados, compañeros de viaje, y donde diferentes sectores religiosos, eclesiales ocupan un lugar importante, han puesto de actualidad en el mundo a partir del Foro de Sao Paolo y otras instancias con la llamada política de recuperación de la memoria histórica, defensa de la antiglobalización, altermundialismo, etc.), de los ismos citados y otros que podríamos añadir, y que, por el contrario, se haya centrado, se haya volcado en defender, explicar, aplicar y extender, en encarnar y socializar, en el Siglo XXI y tras 20 siglos de historia en el que han tenido lugar todo tipo de teorías, doctrinas, ideologías y movimientos y hemos visto pasar a todo tipo de líderes, personajes y anecdóticos, irrelevantes, malintencionados, peligrosos e indocumentados perzonajillos, la doctrina de Jesucristo como la principal misión de la iglesia católica.

Como dicen los Padres de la Iglesia Católica, a los cristianos nada de este mundo les puede ser ajeno. Los cristianos, los católicos, los que defienden en la practica real los valores del humanismo cristiano no pueden ni deben permanecer encerrados e inmaculados en sus claustros, en sus textos y torres eclesiales, lejos del mundanal ruido, esperando el Santo Advenimiento.

De ahí que, con ejemplaridad, con honradez, humildad, competencia, rigor, creatividad y juego limpio, deban mojarse, deben bajar a la arena en traje de faena, deben mancharse las manos, deben defender, junto a los ciudadanos de bien, creyentes y no creyentes, junto a los que mas sufren, a los mas necesitados, abandonados y dependientes, dentro y fuera de la iglesia, en todos los campos sociales, en las diferentes instancias de encarnación, socialización, referenciación, institucionalización, representación, identificación (en positivo y negativo), divulgación y agitación de valores, actitudes, comportamientos, modos, modas, representaciones, símbolos, códigos, icónos, argumentarios, imaginarios, etc..., en lo público y lo privado, con valor, decisión, alegría y la máxima generosidad, sin miedos, complejos y síndromes progres o del tipo que sea, (deben defender) los valores del humanismo cristiano, la doctrina de Jesucristo.

A spes non facta: A pesar de todo siempre nos queda la esperanza.
Cancio, Miguel
Cancio, Miguel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania