Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Casa Real, censura y medios de comunicación en España

lunes, 26 de abril de 2004
Hace unos días, hubo un gran revuelo cuando se descubrió que el Príncipe de Asturias y su prometida, cuando en España se estaban sufriendo las consecuencias del terrorismos internacional, habían hecho un viaje de placer a islas paradisiacas. Viaje, que por diversas y graves irresponsabilidades, dio lugar a un incidente con la policía americana en el ejercicio de su deber de controlar el pasaje que entra o sale de sus país. Es sabido que en los Estados Unidos la policía, en el cumplimiento de este tipo de controles, no se anda en bromas y los aplica a todo el mundo por muy importante que sea.
Anteriormente, se había anunciado que la futura esposa del Príncipe de Asturias se fue a concertar y probar el traje de novia cuando se estaban sufriendo las consecuencias del atentado terrorista del 11M y cuando tenía lugar el debate de investidura.
Todo ello da una mala imagen de miembros muy distinguidos de la Casa Real y que pueden ser los Reyes de España, ocupar la Jefatura de Estado, la máxima representación de España, del Estado español. Lo cual exige, a todos los miembros de la Casa Real (y a sus asesores), el máximo rigor, atención, responsabilidad y ejemplaridad (como en el caso de la Reina de España) en el cumplimiento de las funciones constitucionales, pues, como otros altos responsables públicos, han jurado o prometido guardar y a hacer guardar la Constitución española.
En el programa de Onda Cero de Concha García Campoy (domingo 25-04-04) que se hizo en Ponferrada, y donde se habló de la entrega de la distinción “Micrófono de Oro”, estuvieron presentes Raul del Pozo, Cristina García Ramos (que recibió uno de dichos premios), Anne Igartiburu (que presentó dichos premios junto a Luis del Olmo), el gran actor Alfredo Landa, Luis del Olmo y otros.
En esta emisión se dijo que, en los programas del corazón de la TVE de García Ramos e Igartiburu, se había prohibido dar información sobre el Príncipe de Asturias y su prometida, sobre su boda y sobre el resto de miembros de la Casa Real. Se dijo que esta información de la Casa Real se daría en los informativos.

La existencia de censura informativa en España
Rápidamente saltó Raul del Pozo diciendo que esto era censura y puso algún ejemplo citando a Barbara Rey y otros casos (viaje del Príncipe, etc.) sobre informaciones que circulan y que tienen que ver con miembros de la Casa Real española. Del Pozo, y con razón, dijo que los contribuyentes españoles tienen derecho a ser informados de lo que hacen y dejan de hacer los miembros de la Casa Real. Los cuales figuran citados en la Constitución española con el Titulo II “De la Corona”, y reciben una asignación de los presupuestos generales del Estado español. Del Pozo dijo que España no se puede parecer en esto a Arabia Saudita y su televisión.
Sobre Raul del Pozo, tengo que decir lo siguiente: fui invitado al programa “Sabor a Lolas” de Antena Tres que hacía junto a Rioyo. En el mismo, la inmensa Lola Flores, la Gran Lola de España (¿para cuando un museo con todo el inmenso legado que hay de esta artista española universal y de una gran mujer, de una española ejemplar?), acompañada de su hija Lolita, hacían entrevistas y actuaciones con sus canciones. Ese día, Lola le haría una entrevista al escritor Umbral (al que le dio una gran lección humana y de saber estar en la comida que celebramos en el estudio con los directores y otros intervinientes del programa), y a mí y a otros nos las haría Lolita. Pues bien, a mi, antes de intervenir, me dijeron que no podía decir nada de ningún miembro de la Casa Real.
En otro programa de debates de la TVE, al que fui invitado, que presentaba Angel Casas, y en el que intervenían Cristina García Ramos, Angeles Maestro, Peñafiel y otros que no recuerdo (pido disculpas); en el debate en directo, que creo que era sobre la familia, las bodas y los derechos de la mujer, hice una referencia a la boda de una Infanta Real española, sobre lo que me respondió Peñafiel. En un descanso del programa, muy amable y educadamente, Casas me dijo que por favor no volviese a hablar de la Casa Real pues si lo hacía le peligraba el cargo.
La Constitución española, en su articulo 20 sobre la libertad de expresión, se dice, entre otras muchas y razonables cosas, que este derecho “no puede restringirse mediante ningún tipo de censura previa”. También se habla en este artículo de “respetar el derecho al honor, a la intimidad, a la propia imagen, a la protección de la juventud y de la infancia”, y de “comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión”.
En el programa de García Campoy al que nos hemos referido, también trataron los invitados el caso de la medición del pene, que tuvo lugar en el programa Tómbola (que se emite en una televisión pública), de unos de los figurones que intervienen en los muchos y muy lamentable realities shows que se emiten en los medios españoles. Programas envilecedores en los no se cumple buena parte de lo que hemos citado del artículo 20 de la Constitución española.
Por lo que se ve, lo de la independencia de los medios públicos y privados españoles de comunicación y lo de la inexistencia de la censura, de temas intocables, lo de la lucha contra la información y comunicación basuras, etc., queda para que los políticos y otros responsables públicos y privados hagan propaganda demagógica hablando de democracia ejemplar y otras cosas.
Cancio, Miguel
Cancio, Miguel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania