Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Necesario libro de Pedro Arias sobre el desarrollo español y para saber porqué España va bien

jueves, 26 de febrero de 2004
Pedro Arias Veira, prestigioso economista gallego (La Coruña/Galicia-España), profesor de economía de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Santiago de Compostela, con varios premios (el Fernández Latorre de La Voz de Galicia en su centenario, etc.), proyectos de investigación y pioneras publicaciones en su haber, ha presentado en el Hotel Palace de Madrid, acompañado del buen periodista José María Calleja, su libro España va bien. Claves y Dilemas de la prosperidad española, que acaba de editar Espasa en su colección “España hoy” y que esta teniendo un importante eco y repercusión.
En esta presentación, el combativo José María Calleja (su incansable combate, y sobre todo en épocas muy duras y que no era justamente comprendido, contra el terrorismo etarra y sus socios merece todo nuestro apoyo y reconocimiento. Hay que combatir el terrorismo, en España y fuera de España, allí donde se produce y a quien le hace el juego incluso desde gobiernos autonómicos como en el País vasco y Cataluña, lo apoya, justifica, disculpa, legitima, se vale del mismo, etc.) dijo que se trataba de un libro polémico y que quien quisiese criticarlo tendría que ponerse las pilas y hacer los deberes. En efecto, el libro de Pedro Arias España va bien es una aportación empírica de un competente economista gallego que lleva muchos años trabajando duro sobre la realidad histórica, política, económica, cultural y social de Galicia y España, pero de una manera científica y rigurosa, aportando teorías (de los grandes clásicos de ayer y de hoy tanto de la ciencia económica como del resto de las ciencias sociales y sin olvidarse de la filosofía, de los grandes pensadores y autores), análisis y datos para cotejar dicha realidad y para verificar sus hipótesis. En este caso, y como hizo anteriormente, con series de datos históricos de la realidad española desde 1900 (y antes) hasta la actualidad, Pedro Arias analiza globalmente para toda España y por regiones, por autonomías: como ha ido evolucionando el empleo asalariado, el empleo industrial; como ha evolucionado el gasto público; como se han comportado en el tiempo los diferentes sectores económicos y como se ha distribuido la ocupación entre estos; las diferentes tasas de actividad, paro y empleo; etc..
En función de estos datos, pero situados y presentados amenamente en su contexto endógeno y exógeno, en su contexto geoestratégico, político, histórico, espacial, económico, cultural y social, Arias demuestra como es cierta y responde a la realidad socioeconómica la frase del presidente del gobierno español José María Aznar “España va bien”. Y claro, esto no se lo perdonan muchos agentes, grupos, comentaristas, etc. que, en lugar de analizar la realidad con rigor, echan mano de lo que Arias denomina “cosmovisiones negativas”; y cargados de todo tipo de ideologicismos y sectarismos, de mucho resentimiento, envidia (“el éxito mío es el fracaso del otro, del vecino, que me deja en evidencia, con su esfuerzo, iniciativa y trabajo”) y prejuicios, quieren hacer decir a la realidad socioeconómica española lo que esta no dice. Para estos sectores maniqueos Aznar y la derechona tienen la culpa de todos los males de España (de los planes Ibarreche, Rovireche-Maragaleche, de la trama ladrillera de los Simancas-Porta-Mamblonas-Tamayos, las pateras de las mafias marroquies, de los terremotos -en Galicia, una vez desembarcó como candidato a la Xunta de Galicia el exministro Abel Caballero diciendo que iba a acabar con los terremotos-,etc.) y a ellos se debe todo lo bueno.
Que culpa tiene Pedro Arias de que bajo el Gobierno Aznar del PP se hallan creado mas de 4 millones de empleos, lo que convierte a España en la nación europea que mas empleo ha creado. Que culpa tiene que la afiliación en la seguridad social haya pasado de 12 millones a cerca de 17 millones de afiliados y que la Administración central haya conseguido, en el 2003, un superávit del 0,6% del PIB. Que culpa tiene que España, cuando Aznar y su partido llegaron al gobierno, no cumpliese los puntos de convergencia de Maastrich y que, después, la España del presidente Aznar y su gobierno no solo los ha cumplido sino que ha crecido mucho mas que el resto de Europa, se ha convertido en la 8ª potencia económica del mundo mediante una política de rigor presupuestario y económico, de descenso de los impuestos, de liberalización económica y de mejora de la competitividad.
Liberalización reformista que Arias defiende y que debería ser bastante mayor, honrada, rigurosa, emprendedora, creativa y humana. Liberalización reformista, con principios y de juego limpio que debería, al mismo tiempo, aplicarse a muchos mas sectores (económicos, comerciales, energéticos, políticos, electorales, corporativos, funcionariales, judiciales, mediáticos, profesionales, educativos, universitarios, científico-técnicos, intelectuales, culturales, deportivos, etc.) que a los que se aplicó y que impiden que España crezca mas y mejor, de forma mas justa, competitiva y abierta, con un crecimiento basado en el trabajo digno, honrado y bien hecho, en el dinamismo emprendedor que premia a los mejores, es decir, a los mas honrados, trabajadores, competitivos, creadores y, por encima de todo, humanos.

Pedro Arias: de los 70 al 2004
Pedro Arias, a partir de principios de los 70 y desde su militancia de izquierdas (ahora no pertenece a ningún partido ni sindicato) pero sin olvidar el rigor económico, en La Voz de Galicia (donde, en dicha época, inauguro en España el periodismo científico y donde publico muchos cuadernillos y monografías socioeconómicas cargados de datos que demostraban lo que decía; lo que sigue haciendo si bien, el gran medio gallego, español y uno de los periódicos regionales mas importantes de Europa, La Voz de Galicia, aunque constantemente se dice liberal tiene muy pocos colaboradores como Arias que den testimonio en la práctica real de ello y que sirvan para prestigiar a dicho medio; en La Voz de Galicia sobran el ideologicismo, el partidismo, la politiquería, el capillismo bendito y sin bendecir, el compadreo servil y el hiperVazquismo, y faltan aportaciones en la mejor clave liberal y de juego limpio, y siempre en línea con el mejor periodismo mundial que se caracteriza por defender la máxima calidad periodística y mediática pero con el mayor rigor, con la máxima deontología laboral, profesional y empresarial) y en otros foros, medios y espacios públicos, científicos y empresariales, en publicaciones y trabajos de divulgación, de investigación, científico-técnicos y profesionales, asesorando a fuerzas e instituciones políticas, sindicales, universitarias, etc., rompió con los tópicos ultra-ideologicistas al uso de la vinculación de Galicia y otras partes de España con los modelos nacionalplañideristas (“toda la culpa la tienen los otros, los demás, las estructuras, el centralismo, la deuda histórica, la colonización, etc.; nosotros no somos responsables de nada”), marxistas-leninistas soviéticos, maoistas, castristas-angolanos, argelinos- fanonianos, nacionalistas, etc. Modelos que lamentablemente, aunque disfrazados con ropajes varios, en parte siguen vigentes. Todavía, hoy, a finales de febrero del 2004, hay lideres, grupos, fuerzas, etc. que apoyan activamente, directa e indirectamente, a modelos totalitarios, autoritarios, corruptos, populistas, fundamentalistas, etc. como el castrista, chavista, etc., a modelos fundamentalistas, nacionalistas, separatistas, excluyentes, contrarios a la constitución española, a modelos que denigran constantemente a España y a todo lo español como el que representan el plan Ibarreche, Roriveche-Maragaleche, etc.. Y estamos hablando de lideres, grupos, fuerzas, etc. con los que, sin embargo, pacta el Partido Socialista Obrero Español (que tendría que ser una alternativa seria, honrada y competente con políticas, políticos y cargos honrados, responsables, muy trabajadores y preparados) que dice defender España y querer su mejora, y a los que les da cancha, apoya, promueve, hace todo tipo de concesiones, etc.
En aquellas épocas, en Galicia y otras partes, se atacaba a empresas multinacionales como la Citröen (fundamental para el desarrollo de Galicia), se decía que la autopista seria una navajada para Galicia, se estaba en contra de la entrada de España en la Comunidad europea y cosas por el estilo o aún peores. Ahora, la demagogia, el populismo, el fanatismo, el nacionalismo excluyente, la manipulación, la contaminación, etc., siguen vigentes en importantes sectores políticos, sindicales, intelectuales, en buena parte de los movimientos antiglobalización, altermundialistas, fundamentalistas, nacionalistas, etc., y en todos aquellos que, de forma oportunista e irresponsable, les hacen el juego. Por eso, fueron tan importantes aquellos trabajos que Pedro Arias comenzó a publicar a principios de los 70 y donde empíricamente echaba por tierra manipulaciones, contaminaciones y falsificaciones ideologicistas. Y por eso hoy, cuando el ideologicismo, la politiquería, el populismo, el fundamentalismo siguen vigentes, es importante el trabajo que acaba de publicar Pedro Arias, España va bien. Claves y dilemas de la prosperidad española, y en el marco de sus aportaciones universitarias, científicas, profesionales y de divulgación.
El que quiera rebatir sus trabajos, tanto ayer como hoy, y como decía muy bien el combativo y buen periodista Calleja en su presentación, debe hacer bien los deberes y poner sobre la mesa análisis y datos que demuestren lo contrario de lo que dice Pedro Arias en las anteriores aportaciones y en la que acaba de sacar: España va bien. Claves y dilemas de la prosperidad española; positiva aportación que, además de ser rigurosa, es amena, de fácil lectura, erudita y brillante.
Cancio, Miguel
Cancio, Miguel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania