Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Rastrillo

martes, 23 de marzo de 2010
Después de bastantes años, el ayuntamiento de Lugo ha decidido clausurar definitivamente el rastrillo dominical, que se celebraba en la Plaza de la Soledad los días de buen tiempo y en los soportales de la Plaza de Abastos los días de lluvia. Según parece, para el próximo mes de mayo, cosa que dudo, nuevamente habrá rastrillo. Por lo menos una o dos veces al mes, que se hará en la Plaza Mayor, antaño Plaza de España; según parece va a ser muy distinto al que últimamente se venía haciendo, sin orden, con los objetos y detritus tirados por el suelo; a los vendedores se les exigirán mesas y en ellas exponer los objetos.

Los que parece que no van a tener cabida, son muchos de los vendedores que lo venían haciendo, principalmente gitanos y algún marroquí a los que últimamente también se sumaba un pequeño grupo de rumanos. Para poder vender en el nuevo rastrillo el ayuntamiento exigirá licencia fiscal o algo similar, documentación que la mayoría de las personas que acuden a un rastrillo no pueden aportar, dado que en muchos casos son jubilados o personas con unos muy limitados recursos. Tengo la sensación, que la nueva ordenanza municipal que lo regulará, parece hecha a medida de unos pocos chamarileros locales, que ninguno de ellos llega a la categoría de anticuario, aunque tenga tienda en una céntrica calle y diga que en su establecimiento no hay reproducciones, que todas son piezas originales y luego a más de uno le empaquetan gato por libre, o por lo menos eso ha sido mi caso, pero ello es otra historia.

Quienes van salir muy perjudicados del nuevo rastro, son los que menos tienen, es decir la cuerda siempre rompe por la parte más floja. Si bien es cierto que era necesario regularlo de otra manera, evitar, los objetos de procedencias dudosas y no permitir la puesta en venta de detritus, que luego quedaban tirados en la plaza y tenían que ser recogidos por los barrenderos; también a quienes corresponda deben y debían de proucuparles de alguna manera aquellos que se van quedar sin poder vender, porqué simplemente no tienen una licencia fiscal, es el caso de la mayoría de los gitanos. A lo mejor el señor Orozco y su equipo de gobierno nuevamente se acuerdan de ellos en las próximas elecciones y hasta les piden su voto.
López Pombo, Luis
López Pombo, Luis


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania