Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

¿Porqué la separación y nueva relación de Álvarez-Cascos merece un constante acoso mediático y la de Polanco y otros no?

viernes, 20 de febrero de 2004
La constitución española garantiza el derecho al honor, la protección de la imagen y de la intimidad personal y familiar de todos los españoles (art. 18 de la constitución). Sin embargo, en España algunos grupos mediáticos, conductores, profesionales y colaboradores mediáticos confunden el derecho a la libre información, “a comunicar y recibir libremente información veraz” (art. 20 de la constitución), con el derecho a la impunidad a la hora de entremeterse en la vida intima, privada y familiar de personalidades (públicas o privadas) y de sus acompañantes, de violar el derecho a su propia imagen, a trabajar y circular libremente sin verse sistemática y constantemente acosados por medios de comunicación. A la actual compañera de ministro Francisco Alvarez-Cascos, la cadena Telecinco la estuvo acosando durante tres horas en su lugar de trabajo. Lo cual es un escándalo, absolutamente inadmisible en el caso de la persona que injustamente lo sufre, sea quien que sea.

No obstante, el caso del ministro Alvarez-Cascos es muy significativo, pues, fue de los pocos que le plantó cara al grupo PRISA y sus socios y circuitos, agentes y durmientes, a su política mediática inquisitorial, monopolista, fundamentalista, politiquera, partidista, clientelar, sectaria, intoxicadora, contaminadora, manipuladora y acosadora-ninguneadora. Ello dio lugar a una brutal cacería por parte del Complejo PRISOE y sus socios contra su persona (haciendo reiteradamente chistas zafios con su apellido, etc.), al que convirtieron en el chivo expiatorio de todos los males habidos y por haber, en blanco de todo tipo de descalificaciones. Incluso, un programa cómico de Canal Plus lo presentaba como el asesino de la película “El silencio de los corderos”; y, también, alguna empresa del grupo PRISA se vio obligada a rectificar una información falsa que había dado sobre el ministro Alvarez-Cascos en relación con el caso Prestige. El grupo Voz-La Voz de Galicia, y que reiteradamente se declara liberal, sin embargo, de un tiempo para acá, en sus informaciones y titulares sobre el ministro Alvarez-Cascos (y en otros muchos casos), se ha sumado claramente a la línea PRISOE, y ha venido criticando duramente a este ministro, cuando desde su ministerio, el de Fomento, Galicia, y mas en concreto La Coruña, se han visto muy beneficiadas con infraestructuras viarias, portuarias, etc. de gran importancia, las mas importantes, y con mucha diferencia, de la historia contemporánea gallega.

Y, puesto que yo soy asturiano, de Vegadeo, el ministro asturiano (de la maravillosa villa de Luarca, del occidente asturiano. Asturias pierde un político de gran talla que podría contribuir a sacar a Asturias de su declive, de ser la única región, autonomía de España donde su PIB per capita ha bajado en los últimos 25 años, según el libro del Instituto Nacional de Estadística “La sociedad española tras 25 años de Constitución”) Alvarez-Cascos es, también, el ministro responsable de las infraestructuras viarias, de ferrocarril, etc. mas importantes de Asturias, de su historia contemporánea y que otros, cuando tuvieron-tienen todo el poder fueron completamente incapaces de hacer y por eso, ahora, boicotean constantemente a los que las hacen. El ministro de Fomento Alvarez-Cascos, y en un corto periodo al frente de su ministerio, pasara a la historia por ser uno de los ministros que llevó a cabo obras públicas e infraestructuras de gran importancia para toda España, y que nunca se calló, hablo claro y alto políticamente, lo que no le han perdonado el PRISOE y sus socios locales, autonómicos, estatales, etc.

Otro asturiano que también le plantó cara a PRISA, el periodista José María García (que llevó al periodismo radiofónico deportivo a las mayores audiencias) sufrió una cacería brutal e implacable (utilizaron con él los métodos guerracivilistas y totalitarios que después pondrían en juego con los doberman; sacaron imágenes comparándolo con Hitler; jaleaban al público para que después apareciesen pancartas contra él en sus programas; etc.) por parte de PRISA y sus socios, agentes, durmientes, circuitos, terminales y escuderías. Lo de José María García debería figurar en las escuelas y master de periodismo como un estudio de casos sobre la cacería, la liquidación mediática. Llegaron al extremo de atacar violentísimamente, no solo a este periodista, sino a sus amigos como al entrenador Clemente, al que fue presidente de Barça Nuñez, a su entrenador Van Gaal y a otros.

Numerosos conductores, profesionales, periodistas mediáticos, tanto de deportes como de otras áreas y mas empresa que la propia empresa, mas papistas que el papa, etc., se han venido plegando completamente a este tipo de cacerías totalitarias, inquisitoriales, de ninguneos, mamporrerismos, etc., con el fin de medrar, no desentonar, de hacer méritos, de hacer carrera mediático-política, etc.

CONSTITUCION ESPAÑOLA, DECLARACION UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS Y DEFENSA DEL HONOR Y PROPIA IMAGEN SIN EXCLUSIONES
Esta claro que en España, y especialmente en el caso de la televisión pero no solo, se han rebasado todos los limites en lo relativo al envilecimiento y degradación mediáticos, a la violación, constante, sistemática, prepotente e inadmisible, de la intimidad, del derecho al honor, a la imagen, al trabajo, circulación, etc., de las personas, sus familias, hijos pequeños, etc. De nada sirve que, incluso, el art. 20 de la constitución española, que garantiza la libertad de expresión, diga en su punto cuatro: “Estas libertades tienen su limite en el respeto a los derechos reconocidos en este Título (derechos y libertades), en los preceptos de las leyes que los desarrollan y, especialmente, en el derecho al honor, a la intimidad, a la propia imagen y a la protección de la juventud y de la infancia”.

Por su parte la Declaración Universal de los Derechos Humanos dice lo siguiente:

- Art. 12: “Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques”.

- Art. 30: 1. Toda persona tiene deberes respecto a la comunidad, puesto que solo en ella puede desarrollare libre y plenamente su personalidad. 2. En el ejercicio de sus derechos y en el disfrute de sus libertades, toda persona estará solamente sujeta a las limitaciones establecidas por la ley con el único fin de asegurar el reconocimiento y el respeto de los derechos y libertades de los demás, y de satisfacer las justas exigencias de la moral, del orden público y del bienestar general en una sociedad democrática”.

Lo del ministro Alvarez-Cascos, la persecución que ha sufrido/sufre mediáticamente con relación a su separación y a su actual compañera, es mas llamativo, aún, si se tiene en cuenta que, por ejemplo, la separación de Jesús Polanco, una personalidad pública española de primera importancia, uno de los hombres mas ricos de España, el accionista mayoritario del principal grupo mediático español PRISA, entre otras propiedades, ha pasado casi completamente inadvertida. Y eso que la que era su esposa es mucho mas conocida que la anterior esposa de Cascos y que hasta que se casó con este era completamente desconocida. Otro tanto sucede con la actual acompañante de Cascos. Sin embargo, y según lo que se ha informado por los medios y muy de pasada, la actual acompañante de Polanco es una personalidad muy conocida públicamente. Sin embargo, mientras que Alvarez-Cascos y su acompañante se ven constantemente perseguidos y acosados mediáticamente, se les destinan primeras paginas, programas y programas, Polanco y su acompañante son intocables. Podríamos poner otros ejemplos relativos a personalidades de los medios de comunicación (y de otros medios) y que han protagonizado casos muy noticiosos, impactantes y, sin embargo, han sido completamente ignorados mediáticamente.

¿Algo tendrían que decir los profesionales mediáticos y sus asociaciones, colegios, colectivos, coordinadoras, Academias, Clubes, Círculos, etc., que tan escrupulosos se muestran con la igualdad, la libertad de expresión, los derechos humanos, ciudadanos, etc.?, ¿Los numerosos directores de cine que han dicho que iban a hacer un película para denunciar las desigualdades, los problemas de España, incluido el de la libertad de expresión, podrían analizar, por ejemplo, porque Polanco, uno de los hombres mas ricos de España y mas poderoso mediáticamente, es intocable mediáticamente mientras que otros se han visto, se ven muy injustamente perseguidos, acosados, ninguneados, liquidados personal, familiar y moralmente?. ¿Alguno de ellos, de los muy altos accionistas (que se dicen humanistas cristianos, liberales, defensores de la justicia social, de la competencia libre y limpia, de la ética, buen gobierno y responsabilidad social de las empresas, de la Constitución española, de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, etc.), ejecutivos, directivos, conductores, intelectuales, autores, artistas, directores, profesionales y colaboradores mediáticos y demás fuerzas de la cultura, la justicia democrática y la información-comunicación fetén deberían atreverse a decir y a hacer algo, a sacar un manifiesto frente al acoso, para que se cumpla la Constitución española, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, etc., en lo relativo al respeto a la intimidad, el honor y la propia imagen pero igual para todos, sin exclusiones, impunidades y ventajas corporativas?.

Y esto lo dice y propone no solo un ciudadano sino, también, un pequeño accionista de PRISA, Antena Tres y de otras empresas que tienen paquetes de acciones de Telecinco y otros grupos mediáticos.
Cancio, Miguel
Cancio, Miguel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania