Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Agujero negro del EGM con el tirachinas en Guadalajara. Es preciso y urgente un EGM que no esté cuestionado

lunes, 22 de diciembre de 2003
Con el Estudio General de Medios (EGM) en el campo radiofónico se da un problema grave para medir la audiencia, que se ha resuelto en el caso de la televisión con un control técnico y automático de las audiencias; y en los periódicos y revistas con un control de las tiradas (OJD, etc.) medida que es mucho mas real que la que se emplea para medir el seguimiento de la radio.

A la hora de saber, de la forma mas fiable, quien oye la radio, no se lleva a cabo una medición propiamente dicha de este acto, sino que se estima como tal lo que los consultados en las encuestas y entrevistas dicen que hacen al respecto. Pero, como es sabido, y se ha estudiado ampliamente por la psicosociología, la lingüística, el marketing, la medicina, etc., en el caso de la encuesta, de la entrevista médica, psicoanalítica, comercial, política, sexual, etc., una cosa es lo que se hace, como en el caso que estamos analizando, escuchar la radio, y otra acción posterior y diferente consiste en decir, en representar lo que se ha hecho y que, en bastantes casos, no coincide. Respuesta, representación que tiene lugar en una entrevista, en una encuesta en la que se da una determinada relación, interacción, y que puede estar influida, condicionada, contaminada, etc. por múltiples factores próximos y remotos, directos e indirectos, por situaciones, posiciones y condiciones de los encuestados y encuestadores, de los entrevistados y entrevistadores. Pero, también, por agentes, grupos, empresas, fuerzas, etc., que, unos y otros, pueden estar interesados/as en condicionar, dirigir las respuestas a dichas encuestas y entrevistas; pueden estar interesados en preparar, cocinar la muestra, la aplicación definitiva de esta, las respuestas a la entrevistas, encuestas; cocinar sus elaboración, contenido y realización y, posteriormente, el tratamiento de las respuestas a dichas entrevistas, encuestas y su filtración, su difusión, cuando, donde, por quien, de que manera, etc.

Estamos hablando de encuestas radiofónicas que, sin embargo, van a tener una repercusión económica muy importante, pues, servirán para asignar la publicidad que mueve, en el mercado español radiofónico, cientos y cientos de millones de euros. Pero, también y tan importante o mas, estamos hablando en la radio (y en el resto de los medios) de un juego y una competencia limpios (o que debe ser así), de saber cual es la audiencia, el impacto de cada emisora, de cada programa, de sus secciones, de cada empresa pública o privada, de cada grupo mediático, de sus conductores, profesionales, técnicos y colaboradores, lo que consigue o debería conseguir, cada equipo, programa, conductor, profesional, etc., en función de su trabajo y preparación, de su mayor o menor competencia, creación, de sus afanes de mejora, superación, etc. Por ello, es fundamental, justo y necesario, tanto para las empresas como para los profesionales y colaboradores de las mismas, pero también para sus oyentes y para los ciudadanos en general, saber de la forma mas honrada y rigurosa, fiable, verdadera y con las máximas garantías, cual es la audiencia real de la diferentes emisoras de radio (y de otros medios) tanto privadas como públicas, de sus diferentes programas, secciones, etc.

Creación, imposición, contaminación de la opinión pública
En la creación de la opinión publica representada, publicada, radiada, televisada, filtrada, etc.; en la imposición (manipulación, etc.) de determinadas agendas, encuestas, estudios, programas, productos, políticas, políticos, criticas, medios, figuras, lideres, equipos, tópicos, códigos, símbolos, iconos, argumentos, valoraciones, opiniones, mitos, imaginarios, representaciones, modos, modas, maneras, actitudes, comportamientos, valores, blancos mediáticos, de lo que esta bien y mal, es correcto, incorrecto, etc.; en el desencadenamiento de determinadas cacerías, ninguneos, persecuciones, campañas de desprestigio, liquidación, intoxicación, desinformación, desviación de la opinión, etc., los medios de comunicación (propietarios, accionistas mayoritarios, administradores de su propiedad, ejecutivos, directivos, conductores, profesionales, colaboradores, expertos, etc. ) juegan y pueden jugar un papel decisivo a la hora de defender, promover, legitimar el juego limpio o el juego sucio, amañado, corrupto, etc. Hay países que han regulado que la crítica sea independiente y que penalizan la manipulación, el amaño de la misma. La constitución española en su articulo 20 dice: "Se reconocen y protegen los derechos a comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión".

Nosotros, en los medios de comunicación (y en la elaboración de estudios, investigaciones sobre su audiencia y difusión de los mismos) y en el resto de los campos sociales, defendemos: el juego y competencia limpios, la deontología profesional; el trabajo digno, competente y creativo y su justo reconocimiento en el campo laboral y profesional (en todos los medios y, sobre todo, en algunos que constantemente dan lecciones de solidaridad y van de progres, criticos, transformadores, altermundialistas, ejemplares, etc., y en los que, sin embargo, se vienen dando, y desde hace mucho tiempo, flagrantes injusticias laborales, pues, hay profesionales, empleados, trabajadores con muy malas condiciones laborales, salariales y de trabajo, con contratos leoninos, etc.; pero, también, graves, sectarias e interesadas manipulaciones de la critica, la información, etc.); el compromiso honrado y riguroso con la búsqueda de la verdad y su difusión, con la libertad responsable y respetuosa, con la critica justa, fundada e independiente, etc..

De ahí que no haya que escatimar los esfuerzos necesarios para que todas las empresas públicas y privadas de radio (y otros medios) se pongan de acuerdo en llevar a cabo la mejor medición de la audiencia de radio, el mejor estudio, el mas solvente y que ofrezca las máximas garantías (y su justa divulgación). Y, máxime, cuando ahora hay métodos como las infomediáticos, las cibernéticos y otros que posibilitan las nuevas tecnologías, y que deben permitir poner en marcha un estudio de la audiencia de radio (y otros medios) que reúna las mayores y mejores garantías para todas las partes.

El caso de el tirachinas en Guadalajara
En lo que se refiere a la radio, el Estudio General de Medios esta gravemente cuestionado. Incluso se han retirado del mismo grandes grupos mediáticos, mientras otros lo cuestionan muy grave y seriamente. Se señala, por diferentes medios y cadenas de comunicación, que el actual EGM esta completamente controlado por un gran grupo mediático, por una de las empresas de comunicación que compite con el resto, lo que da lugar, según dichos grupos y medios, a un EGM parcial, contaminado, etc..

En la última oleada de radio del EGM se ha dado un caso, que de ser cierto, invalida muy gravemente dicho estudio. El EGM de radio, al programa deportivo de la cadena Cope “El Tirachinas”, que conduce Abellan (sigo desde hace tiempo los principales programas radiofónicos deportivos), le ha dado cero oyentes en Guadalajara. Sin embargo, cuando El Tirachinas ha ido a hacer el programa en directo a Guadalajara (este programa se desplaza periódicamente por toda España a hacer el programa en grandes recintos) ha tenido un gran éxito en dicha ciudad con una asistencia de 1.200 personas.
Cancio, Miguel
Cancio, Miguel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania