Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Oración por María Teresa de Mateo de Hernangómez

miércoles, 28 de octubre de 2009
(Madrid, a 28-octubre-2009. Iglesia de San Juan de la Cruz)

Nuestra oración viene de lejos en el espacio y en el tiempo. En el espacio, porque surge en Lugo, motivada por la relación con el matrimonio Hernangómez durante su estancia en nuestra ciudad, y en el tiempo porque nace de la convivencia con esta familia, a mediados de los años setenta; hace más de treinta años.

Y mientras la distancia y el tiempo, normalmente, van desvaneciendo vínculos de amistad y relación, en el caso de los Hernangómez de Mateo se fue acrecentando con los años, de manera que es hoy mucho más firme aún que en aquellos primeros tiempos de contacto diario.

Por eso, y aunque desde Lugo rezamos por María Teresa y su familia, quisimos hacer aquí y ahora oración pública por esta mujer de paz que se ganó nuestra amistad hace tantos años, sonrisa a sonrisa, gesto a gesto, cariño a cariño.

Todos los años mientras las fuerzas lo permitieron -estábamos ya organizando el viaje de este año- María Teresa y José Luis venían a Begonte, en Lugo de Galicia, donde hacemos un Belén electrónico del que José Luis es Presidente de Honor desde hace más de treinta años. Y María Teresa Presidenta de Honor, nunca proclamada, siempre sentida, siempre en nuestro corazón.

Esta oración, deshilvanada pero llena de devoción, es tambien la de toda la familia del Belén de Begonte, que despidiendo a María Teresa sabe que pierde uno de los suyos en la tierra, pero sabe también que tiene una amiga más -ya tenemos varios amigos en ese lugar especial- en el mundo nuevo que el Señor reserva para los que en la tierra viven en paz, haciendo el bien.

Los amigos lucenses de la familia Hernangómez de Mateo sabemos cual es la forma de pensar y de ser de Jose Luis y María Teresa, el espíritu que anima a esta familia, y por lo tanto el ánima que vive en cada uno de sus hijos y nietos. Por eso nuestra oración es un recuerdo esperanzado, una esperanza segura, sabiendo que María Teresa se ha ido a casa mucho más pronto de lo humanamente previsto, y desde luego mucho más pronto de lo que todos los que la queremos hubiésemos deseado.

Y hablamos en presente porque María Teresa vive en su marido, en sus hijos y en sus nietos, pero también en nosotros, en todos los que la conocemos y queremos.

Y tengo la seguridad expresada por el artífice del Belén de Begonte de que desde este año habrá una nueva figura en nuestro Belén, una figura nueva que represente a nuestra Presidenta de Honor, María Teresa. Una figura humilde, hermosa, presente siempre, imprescindible, en alguno de los modestos quehaceres que nuestro Belén -su Belén- refleja.

Pero no olvidamos, Señor, que esto es una oración que desde Galicia pasa por Madrid para subir hasta ti y hasta María Teresa. Como no podía ser menos, es una oración de acción de gracias, por habernos dado a María Teresa y a su familia, que en esto sabemos que no hay casualidades, y las familias nacen pero sobre todo se hacen. Hubiéramos querido disfrutar de la familia al completo durante más tiempo, pero tus designios, siempre inescrutables, son inapelables. Hágase tu voluntad, diría ella; se hizo tu voluntad, acatamos todos.

Te damos gracias, Señor, por María Teresa y su gente; nuestra gente.
Y te damos gracias, María Teresa, por obligarnos a quererte, por obligarnos a acompañarte en estos momentos, por hacernos tuyos, y por contribuir a que seamos un poco más felices, y un poco mejores.

Gracias. Y hasta siempre.
Amén.
Xiz, Xulio
Xiz, Xulio


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania