Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Heras, el viti del ciclismo español, Nozal y la cacería de Saiz. Defensa del ciclismo: Liga española e internacional

jueves, 02 de octubre de 2003
Roberto Heras Hernández es natural de Bejar, de la misma provincia, la histórica Salamanca (España), donde también nació, en Vitigudino, el gran torero Santiago Martín Sánchez Su Majestad El Viti.

Estamos hablando de uno de los grandes maestros de la escuela castellana (salmantina, etc.) a la que algunos añaden la aragonesa.

Escuela clásica, caracterizada por la sobriedad, seriedad y responsabilidad en el estilo, por el domino de los terrenos, por la preocupación por el quite y su empaque pero sin excesos y por su gran temple.

Frente a esta escuela, y por seguir únicamente en España (podríamos hablar también de las plazas de América latina, Portugal y Francia, de los toreros y el flamenco en Japón, de la repercusión artística de los toros a escala mediática e internacional etc.), están las no menos importantes: la rondeña, la sevillana, la andaluza. Y, a otra escala, la tremendista en sus diferentes facetas. Sin olvidarnos del crisol (melting pot) de modos, formas y maneras, representaciones e imaginarios, códigos, iconos y símbolos que cristalizan en el mundo madrileño del toro y en sus escuelas; ni de la personalidad de la fiesta en Pamplona, en Navarra y el País vasco (donde tienen lugar algunas de las ferias mas importantes de España), etc.

Estos estilos se ven, también, bien expresados, en las diferentes semanas santas: la castellana, aragonesa y del norte, en sus diferentes versiones; y la andaluza, la del sur, en las suyas.

Heras es un buen representante de la tradición castellana, salmantina del ciclismo, pero que ha pasado por la gran escuela, la del máximo estudio, rigor, sacrifico y trabajo, tanto personal y en equipo, además de la disposición de medios materiales, técnicos y científicos, que aporta la escuela ciclista americana de Amrstrong. El cual puede pasar a ser el primer ciclista de la historia en ganar seis Tour (vuelta ciclista a Francia) y, además, seguidos. Superando, así, a los grandes maestros Mercx, Anquetil, Hinault e Indurain.

Heras ha dado una gran lección de la mejor torería ciclista con su segundo triunfo en la vuelta a España, en este caso sobre Isidro Nozal y la ONCE. Una lección de temple, de saber esperar y estar al quite, de saber sacar partida en su terreno y de superarse, después de un excelente trabajo personal y en equipo, en las etapas contra reloj. Ha movido muy bien a su cuadrilla y, cuando llegó el momento de la verdad, supo estar a la altura de las circunstancias.

Pero, hay mas, Heras ante los medios (donde, de un tiempo para acá, en España, salvo muy honrosas excepciones, prima el show mas que la deontología profesional, la honradez, la información, el rigor y los buenos y documentados análisis. Incluso, hay conductores, profesionales y colaboradores que se creen que ellos son mas figuras que los deportistas y sus entrenadores, jefes de equipo; y que estos, unos y otros, deben seguir su arrogancia e hinchazón mediática, la pauta numerera que montan y se traen entre manos, pues, de lo contrario lo pagaran muy caro), supo ser paciente y no se le calentó la cabeza, pues, ya le daban la Vuelta por perdida. Supo comportarse como un profesional muy serio, sobrio, austero, con la cabeza fría (en carrera y en antena), responsable y sin rehuir los grandes desafíos. Lo que debe hacer un gran campeón pero que sabe esperar su oportunidad, que sabe los terrenos que pisa. Dijo que, para el año 2004, seguiría trabajando para Amrstrong y, para el 2005, él iría a por el Tour.

Deporte de élite, cacería de Saiz y futuro del ciclismo español
En el deporte de elite, como es el ciclismo, hay que tener en cuenta varios campos de juego y preparación para estar al mayor nivel: el campo, la preparación física; el campo, la preparación psíquico-mental; el campo, la preparación táctico-estratégica individual y en equipo; y el campo, la preparación mediática, la fama, la figuración.

En el desarrollo de las carreras, del juego, del deporte ciclista, el ciclista profesional que aspira a la elite máxima, a llegar a ser un maestro, debe saber dotarse de la preparación, medios y equipo necesarios para alcanzar los objetivos previstos.

El ciclista debe saber prepararse física, psíquica, mental, táctica–estratégicamente, pero también mediáticamente, en el campo de ruido mediático y de la fama-figuración. Solo así podrá aguantar, no solo física, psicológica y mentalmente, sino también la presión mediática y del exterior. Solo así podrá dar lo mejor de si y estar a la altura de la gran responsabilidad, del sacrificio, de la presión que exige llegar a ser el líder, el numero uno. Y, lo mas difícil, solo así podrá mantenerse en el tiempo como numero uno, como el líder a los que todos quieren ganar, destronar. Hay una lista muy amplia de campeones que, de un año para otro, se vienen abajo, no aguantan el nivel, entrega, dureza y presión que exige la elite máxima. Y, también, hay bastantes ciclistas que brillan durante unas semanas y después desaparecen.

Nozal El Guri, que hizo una gran carrera y en la Vuelta estalló al nivel competitivo máximo, como a otro nivel Alejandro Valverde; Nozal no aguanto la presión tanto psíquica como la mediática (donde se levantaron unas grandes expectativas con su bonita historia, con su personalidad, la de su familia y su pueblo: Guriezo, los camiones, el aguador, su ingenuidad, sencillez, simpatía y bondad, etc.), y, cuando llegó la semana de la verdad, se desmorono, se vino abajo.

Manolo Saiz, el director del equipo ONCE al que algunos no le perdonan su formación y personalidad, a pesar de la inadmisible cacería que le montó el programa radiofónico deportivo El Larguero (junto a otros medios de PRISA y demás conductores, profesionales, colaboradores que siguen su pauta), programa mezquinamente politiquero, prepotente, sectario e interesado, completamente liquidador y mamporrero y, al mismo tiempo, servil e hiperpelotillero con sus señoritos y con los mas poderosos; Saiz, a pesar de los insultos y provocaciones del Larguero y de otros que le hicieron perder los nervios y montar el escándalo que nunca debió montar, creo que hizo un buen análisis. Tenia un líder, al que todo el equipo debía apoyar. Con la salvedad de que, en el ciclismo moderno, cuando no hay una figura indiscutible (y, aun así, pues, esta puede enfermar, tener un accidente, etc.), hay que dejar siempre posibilidades abiertas a que algún otro corredor pueda estallar como sucedió con Nozal junto a Igor González de Galdeano en ONCE y, a otro nivel, con Valverde y Oscar Sevilla en el Kelme.

Saiz creo que tiene toda la razón cuando señaló que tenía que preparar debidamente a Nozal, cuidarlo, mimarlo para aguantar la gran presión de la última semana, una vez que el líder que tenían dejó de serlo. Él sabia como estaban Nozal y el equipo por dentro. Sabía que la gran responsabilidad de este ante su equipo y él mismo, unido a la muy fuerte competitividad de Heras y su gente, y a que Kelme y iBanesto tenían aspiraciones en las clasificaciones; todo ello, podría volverse en su contra. Y así fue. Nozal se fue viniendo abajo hasta el hundimiento final. Saiz y Nozal supieron perder y felicitar al mejor, al ganador, a Heras. En cualquier caso, en esta Vuelta a España Nozal ha estallado y, ahora, le toca demostrar que no es flor de esta gran carrera que hizo. Al igual que Valverde.

El ciclismo es un gran deporte profesional que tiene muchos aficionados y una gran aceptación y seguimiento, en vivo y mediáticamente, en España e internacionalmente. En otro escrito (véase en Paginas web: periodistadigital.com y miguelcancio.com, el articulo sobre La Liga Ciclista) señale que sería bueno que se crease una especie de liga española (con los grandes equipos españoles de fútbol con equipos ciclistas o, al menos, figurando como patrocinadores junto a otras empresas) y una gran liga internacional que podría tomar el ejemplo de los modelos profesionales del fútbol (Liga de las Estrellas, Champions League, etc.) la NBA, la Fórmula Uno, etc..

De cualquier manera, en España creo que debe de haber empresas patrocinadoras, pues, el ciclismo genera una gran identificación, resonancia y seguimiento de las marcas que llevan los corredores en carrera y cuando, después, intervienen en los medios.
Cancio, Miguel
Cancio, Miguel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania