Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Casa de Ríocereixa. Pedrafita do Cebreiro (Lugo)

lunes, 29 de septiembre de 2003
El conjunto edificado de a casa do Rogueiro de Ríocereixa esta formado por dos edificaciones exentas entre las que media un patio o corral, la obra más antigua y muy posiblemente la primitiva casa es de planta rectangular con techumbre a dos vertientes y sendos portalones formados por arco de medio punto, uno con labradas dovelas y sobre él el blasón heráldico con las armas de la familia, cuyo escudo en versión moderna se repite en el Mesón O Carolo de O Cebreiro, propiedad de una línea de la misma familia de Ríocereixa (los Balboa González, descendientes por línea directa de los Balboa Armesto). Esta misma edificación, la más antigua, fue reformada y ampliada por lo menos en una ocasión, así se aprecia en los muros exteriores y que actualmente sirve de cuadras para guardar el ganado y barra para la yerba seca y la paja.
La otra edificación dedicada más concretamente a vivienda, tiene cubierta a tres vertientes y también fue ampliada de lo que inicialmente era, los muros están mejor trabajados y los dinteles de puertas y son bloques de piedra labrada, el resto del conjunto esta realizado con chacote y pizarra con recebado de argamasa en algunas partes; tiene planta baja y piso alto y en su anterior quedan muebles, aperos y demás elementos de una casa de hacendados de cierta importancia que no llegó a tener la categoría señorial que en su día a tenido la casa de Pacios (casa de los Saco Armesto) o la de Veiga de Forcas, propiedad de los Armesto.

En 1752 era propiedad D. Francisco Armesto y Valcarce, casado, de treinta y cuatro años, padre de dos hijos menores de edad y una hija, tenía además tres criadas y un criado mayor de los dieciocho años.
Propiedades: una casa de planta baja y piso alto, cubierta de losa, situada en el lugar de Ríocereixa, que medía de frente dieciséis varas y veinte de fondo; un molino harinero de una rueda en el sitio de O Rigueiro, que molturaba dos meses al año; un mazo de amasar hierro en el sitio da Ferrería, que trabaja la mayor parte del año. Además de treinta y seis fincas.
Rentas que pagaba: por la totalidad de todas las fincas, pagaba a la iglesia parroquial ocho ferrados de centeno y al cura párroco 455 reales de vellón por la limosna de veintidós misas cantadas, siete reales cada una y diez más que por las rezadas.

Notas Genealógicas
En 15 febrero de 1902, se dio sepultura eclesiástica al cadáver de Dª Ramona Armesto Somoza, de ochenta años; soltera hija legítima de D. Domingo de Armesto Valcarce y Dª Manuela Somoza Pardo, era hermana de D. Juan y D. Carlos Armesto Somoza.

En 9 de junio de 1901 se dio sepultura eclesiástica al cadáver de D. Juan de Armesto Somoza, 70 años. Soltero, hijo legítimo de legítimo matrimonio habido entre D. Domingo de Armesto Valcarce y Dª Manuela Somoza y Pardo.

En 26 de enero de 1892, se dio sepultura eclesiástica al cadáver de D. Alonso de Armesto, de 73 año; viudo de Dª Luisa Tellado, de cuyo matrimonio no quedó sucesión. Era hijo legítimo de legítimo matrimonio habido entre D. Domingo de Armesto y Dª Manuela Somoza.

En 17 de febrero de 1862, se dio sepultura eclesiástica al cadáver de D. Francisco de Armesto, hijo legítimo de D. Domingo de Armesto y Dª Manuela Somoza y Pardo, soltero de treinta años; hizo testamento verbal dejando sus legítimas paterna y materna a sus hermanos D. Alonso, D. José, D. Domingo, D. Juan, Dª Ramona, Dª Josefa y Dª Vicenta Armesto Somoza.
En 14 de abril de 1858, D. Alonso de Armesto y Somoza, vecino de Sta. María Magdalena de Ríocereixa, otorgó foro para siempre jamás a Ignacio Juanes, vecino de san Martín de Zanfoga, tres fincas, por la cuales debía de pagar él o sus herederos nueve ferrados de centeno y tres libras de manteca cocida de buen olor y sabor.
En 21 de julio de 1857, se dio sepultura eclesiástica al cadáver de Dª María Luisa Tellado y Ron, vecina de la casa de Rigueiro de Ríocereixa; estaba casada con D. Antonio de Armesto, de cuyo matrimonio quedó por legítimo hijo D.José Armesto Tellado. Asistieron a su funeral veinte sacerdotes y dio su marido una limosna de diecinueve “napoleones” con cargo de dos misas cada uno.

En 9 de febrero de 1856, se dio sepultura eclesiástica al cadáver de Dª Manuela Estrada y Somoza, soltera de setenta años, hija de D. Vicente de Armesto y Somoza y Dª María Extrada; asistiendo a su funeral doce sacerdotes y oficiándose por su ánima setenta misas, según había ordenado su sobrino D. Alonso Armesto.

En 29 de enero de 1854, se dio sepultura eclesiástica al cadáver de Dª María Ángela de Armesto, moza soltera, hermana de D. Domingo de Armesto e hija legítima de D. Vicente de Armesto, natural de la casa do Regueiro de Ríocereixa y Dª María Estrada, natural del Pazo de Romaríz, en el distrito de Rendar, (O Incio). Asistieron al sepelio siete sacerdotes y se oficiaron por su ánima setenta misas.

En 12 de febrero de 1852, otorgaron convenio entre D. Domingo de Armesto, vecino de Río Cereixa y Domingo Fernández, mediante el cual Domingo Fernández hacía la sustitución militar a D. Juan Armesto, hijo del Domingo de Armesto previo paga de dos mil reales, cuatrocientos de ellos pagados a la incorporación a quintas y los mil seiscientos restantes después de llevar un en el ejercito.

En 23 de noviembre de 1851, D. Domingo de Armesto y Valcarce en calidad de dueño y vecino de la Casa Grande de Ríocereixa, otorgó escritura de venta bajo pacto de recobración de seis fanegas de renta de pan centeno con su derecho de propiedad a favor de D. José María Díaz, cura párroco de Visuña, todo ello en el precio y cuantía de 1.600 reales de vellón.

En 27 de marzo de 1820, se dio sepultura eclesiástica en la capilla mayor de la iglesia parroquial de Ríocereixa al cadáver de D. Ramón de Armesto y Valcarce, presbítero y capellán de la Capellanía de Nuestra Señora de Ríocereixa sita en la mencionada iglesia parroquial; el fallecido no hizo disposición testamental alguna a su sobrino D. Domingo de Armesto y Valcarce, que se hallaba casada en dicha casa con Dª Manuela Somoza.
En 1805 era dueño de esta casa do Regueiro, D. Domingo de Armesto Valcarce, hijo de D. Vicente de Armesto y Valcarce viudo de Dª Angela Rodríguez de Quiñones, natural de lugar de la Pava.
En 31 de marzo de 1800 se dio sepultura eclesiástica al cadáver de Dª María Guitián, esposa de D. Vicente de Armesto y Valcarce, fue enterrada en la capilla mayor que dicha casa tenía junto al arco triunfal de la iglesia parroquial, la finada no había otorgado testamento ni otra disposición alguna. Estuvo casada con D. Vicente Armesto, de cuyo matrimonio fueron legítimos hijos:
I. D. Domingo Armesto Guitián, viudo de Dª Ángela Quiñones y Rodríguez, hija de D. Diego Quiñones y Dª Josefa Rodríguez, vecinos de san Andrés de la Faba.
II. Dª María Ángela Guitián Armesto.
III. Dª Manuela Guitián Armesto.
IV. D. Juan Luis Armesto Guitián.

En 15 de septiembre de 1797, falleció D. Carlos Armesto y Valcarce, soltero, hijo legítimo de D. Vicente Armesto y Dª María Díaz Guitián, esta natural de Sta. María de Rendar en tierras de O Incio.

En 7 de marzo de 1796, falleció Dª Luisa de Páramo y Neyra, viuda de D. Francisco de Armesto y Valcarce; cuyo cadáver fue sepultado el día nueve en la sepultura que tenían dotado los dueños de la casa do Regueiro dentro de la iglesia parroquial. La finada otorgó testamento ante suficiente numero de testigos, entre ellos el presbítero D. Carlos Armesto Digón, que vivía en dicha casa y era natural de Zanfoga, fue nombrado por heredero su hijo primogénito D. Vicente María de Armesto y Valcarce, casado en dicha casa y mejorado en los términos permitidos por ley.

Del matrimonio habido entre D. Francisco de Armesto y Valcarce y Dª Luisa de Páramo y Neyra fueron legítimos hijos:
I. D. Carlos Armesto Páramo y Neyra.
II. D. Ramón Armesto Páramo y Neyra, presbítero.
III. Sor Francisca de las Llagas, monja profesa en el convento de la Anunciada en la villa de Villafranca del Vierzo.
IV. Dª María Armesto Páramo y Neyra.
V. D. Tomás Armesto Páramo y Neyra, habilitado de prima tonsura.

En 29 de enero de 1791, D. Francisco de Armesto y Valcarce, y su hijo D. Vicente María Armesto y Valcarce progenitores y sucesores en la casa do Regueiro inclusa en este dicho lugar, sus vínculos y mayorazgos a ella anejos pertenecientes, manifestaron que como en derecho más haya lugar por cuanto Bartolomé González y Antonio de Armesto, curas que han sido de este citado lugar y feligresía de santa María Magdalena de Ríocereixa, adquirieron en sus días diferentes vienes, rentas y efectos por justos y legítimos títulos de que en sus últimos y respectivos días fundaron vínculo y mayorazgo entre los dichos vienes son comprendidos los anejos y pertenecientes los de los Casares nombrados “da Fonte”, “Fernando Alfonso”, “Carneiros”, “ Mengorellas” y parte de los “Pezais”, unos y otros vienes y casares se hallan consistentes en esta citada feligresía y sus términos. Otorgaron escritura de foro de diecinueve parcelas y una casa de piedra y cubierta de losa a favor de Manuel García y Fernando Fernández, por cuyos vienes tenían que pagar anualmente siete fanegas de centeno, dos libras de manteca de vaca de veinte onzas de peso y ocho reales con ocho maravedis de renta anual, además de otros particulares que se establecen en el contrato.
López Pombo, Luis
López Pombo, Luis


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania