Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

A Maruxaina, sempre me inspira

viernes, 14 de agosto de 2009
Parafraseando a D. Antonio Machado. “Mi historia son recuerdos, de un San Ciprián marinero, dónde el viento movía las arenas entre los callejones, en los que se adivinaba la sombra y el espíritu de A Maruxaina”.

Por eso, en mis libros, tiene su espacio. Desde el cariño de aquel niño mariñano, que escuchaba historias de mar, en el viejo muro del Coto, después en la pared del Salón Mira Mar, y siempre, en el chigri del inolvidable Cándido, que se cansó de estar despierto sin su Carmina.

En mi primer libro “Entre la mar y el viento” le dedico: “Y la Maruxaina volvió”. “Soñando con Maruxaina”. “Maruxainos”. “Maruxaina entre tripulaciones”. Entre las múltiples fotos de maruxainos destaco: A Laura Espido Freire, recién concedido el premio Planeta, por “Melocotones helados”.

En el segundo libro “Entre líneas”, escribo: “Conversaciones con Maruxaina”. “A Maruxaina”. “Maruxaina, materia y energía”, que se lo dediqué a mis amigos de la Tétrada Literaria de Llodio, que pasaban la fiesta con nosotros en San Ciprián.

En el tercer libro “Paseando entre faros”, se recoge: “Maruxaina: más que una sirena”. Así mismo, ha sido objeto de mis artículos en “Galicia Digital”. “La Voz de Galicia”. “El Heraldo de Viveiro”. “Ser Mariña-Ser Lugo”. El Progreso- A Mariña. Le dediqué un cuento especial, a mi hija Blanca, que se tituló; “Maruxaina: la hija del Torrero”, en la que élla, era la Maruxaina, a mi manera…

La sirena, a la que dio vida para la procesión nocturna, mi compañero en el viaje con el viento, y excepcional escultor, Quique Guerra, representa la alegría, el punto de encuentro del calor estival con la fiesta que estalla en toda Galicia, como ese castillo de fuegos artificiales que, constituyen el mejor espectáculo de luz, en las penumbras del puerto de San Ciprián, la noche en que A Maruxaina es capturada para ser juzgada.

Cada año, echamos de menos a los que se han ido, al infinito, con A Maruxaina. Pepe de Rita, que cuando fumaba en pipa, me recordaba a los capitanes de Emilio Salgari. Pepe de Maruxa, el marinero que por desamor, se hizo bohemio, en los puertos del Mediterráneo, y que terminó, en los catamaranes del Sil.

La cuadrilla de amigos que comenzaron con la fiesta, a los que
les gusta cantar. Moncho, su hermano Manolo, su cuñado Pepe. Tomás, que nunca se iba a jubilar y su consuegro Manolín. Babi, Fero, Pepe Larán, Hasta Ramoncito de Amelia, que en San Ciprián, no parece un general, ya que sigue siendo, el hermano mayor del inolvidable José Manuel “Virutas”. El imparable Calila, interpretando a “María la Portuguesa”, quizá en nombre de Pucho Boedo, al que tanto admiró.

Y, ¿los locales para degustar, vino y cerveza? Ceferino, atiende la mejor terraza. La que permite ver la llegada de A Maruxaina, desde la Anxuela hasta la Barra; o Tola, que pone, en la terraza de puerto de arriba, la atalaya perfecta para ver los fuegos artificiales.

A ellos, añadimos, que la juventud, antes de perderse en el Castillo de Cubelas, tomará una pócima de elixir para el amor, en “As Bruxas”. Habrá tertulia juvenil, en la terraza-playa del CIT en O Torno, que no debemos olvidar, la regentan dos
Camariñanos, que son los duendes del faro de San Ciprián.

A Maruxaina, todo lo que toca, lo transforma en alegría, en sueños de una noche de verano. A mi me estimula la imaginación que pone en marcha la creatividad. Y, para ello, nada mejor que las mesas del Camarote. Su nombre, ya lo dice todo. Desde ahí, mi recuerdo para Toñito Pernas, que recordará A Maruxaina, desde vaya usted a saber que puerto, por esos mares de Dios.
Mosquera Mata, Pablo A.
Mosquera Mata, Pablo A.


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania