Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Fonfría do Camiño (II)

lunes, 15 de junio de 2009
Propiedades del iglesario de Fonfría en el año 1727
I. El prado que está debajo del Hospital de Santa Catalina, cerrado sobre sí; de sembradura de tres ferrados.
II. Otro parado donde llaman “As Cabanas”, que esta en medio de prados de la casa de Torés (se refiere a propiedades pertenecientes a la jurisdicción de Torés), cuya parcela, llevaba Santiago de Aira; medía de superficie sobre dos ferrados.
III. La cortiña que llamaban “Latedo”, cerrada sobre sí, que tenía una mensura de tres ferrados.
IV. Una parcela “leira” en “A Retortela”, de dos fanegas de superficie; que colin-daba por la parte de arriba con el camino que iba de Fonfría a Louzarela, y por la parte de abajo con otra propiedad del Hospital de Santa Catalina, dicha “leira” llevaba en foro una vecina de Valdefariña, llamada Jerónima.
V. Una parcela “leira” que estaba en el fondo del agro “do Teso das Veigas”, que llevaba de sembradura, sobre una fanega, es decir cuatro ferrados; se hallaba a monte y colindaba por la parte de abajo con prado propiedad de los señores de T-orés, por otro lado colindaba con finca de Antonia Blanca, mujer que había quedado de Juan Carballo; cuya parcela llevaba en foro Santiago Daira.
VI. El parado cerrado sobre sí, llamado “Perejato” de una superficie de un ferrado, que colindaba por la parte de arriba con el prado de Antonio Pombo, por la de abajo con prado de Francisco Daira, y por un lado con otro prado de Antonio Rodríguez.
VII. La parcela o “leira” que llamaban “Chao do Outeiro”, que llevaba de sembradura una tega; colindaba por la parte de arriba con el camino que iba a Louzarela y por abajo con otra parcela de Juan Carballo.
VIII. La parcela llamada “O Lindeiro do Pontigo de Perojato” que tenía una super-ficie de dos fanegas, (ocho ferrados), cerrado sobre sí; colindaba por la parte de arriba y de abajo con el camino que iba para Louzarela, por un lado colindaba con heredad de Juan Antonio del Río.

Propiedades del iglesario de Fonfría en 1746, que son las mismas del apeo realizado en 1727
1. Un prado que está mas abajo del Hospital de Santa Catalina de Fonfría, cerrado sobre sí, que llevaba tres ferrados; colindaba por un lado con prado de Juan Carballo y por otro con cortiña del mismo hospital.
2. Otro prado llamado “As Cabanas”, de una superficie de dos ferrados, colindaba con los prados de la jurisdicción de Torés; por dos parte con propiedad de Pedro López Cernada y por otro con un prado de Juan Carballo.
3. La cortiña llamada de “Latedo” que estaba cerrada sobre sí. De una superficie de tres ferrados, colindaba por la parte de arriba con el Camino Real que pasa por Fonfría a Biduedo y otros pueblos; por abajo con la cortiña de Juan Antonio Carballo.
4. La leira “da Retortela”, que tenía una superficie de ocho ferrados (dos fanegas); confinaba por la parte de arriba, con el camino que iba de Fonfría a Louzarela y por la parte de abajo, con propiedad del hospital de Santa Catalina; por un lado con heredad de Antonio Pérez y por el otro con una parcela de Juan Pérez.
5. Otra leira en el fondo del agro del “Teso das Veigas”, que tenía una superficie sobre cuatro ferrados, (una fanega) y se hallaba a monte, siendo cavada cada doce años. Colindaba por abajo con prado de los señores jurisdiccionales de Torés, por otro con heredad de Juan Pérez, vecino de Fonfría, cuya finca llevaba en foro José Núñez, vecino del anterior pueblo.
6. Un prado donde llaman “Peroxato”, de una superficie de un ferrado; colindaba por la parte de arriba con el prado de Pedro Pombo, vecino de Louzarela, por la parte de abajo con otra heredad del mismo Pombo, por un lado con el prado de Antonio Rodríguez, de Louzarela y por otro con el prado de Juan Antonio del Río.
7. Una leira donde llaman “O Chao de Outeiro”, que tenía una superficie de dos fe-rrados. Colindaba por la parte de arriba con el camino de Louzarela, por abajo con leira de Antonio del Río y por un lado con heredad de Manuel del Río.
8. Un lindeiro que llamaban “O Pontigo de Peroxato”, que llevaba de superficie so-bre ocho ferrados, es decir dos fanegas; cuya parcela estaba cerrada con muro de piedra igual que las otras y colindaba por abajo con el camino que iba a Louzarela, por otro lado con heredad de Juan Antonio del Río. Dicha finca llevaba en foro Domingo da Veiga, que pagaba cada año de renta una gallina.

La desamortización de las propiedades de la iglesia de San Juan de Fonfría
Tanto las propiedades y rentas que tenía la iglesia y también el hospital, éstas fueron desamortizadas, a excepción de algunas parcelas propias de la rectoral y que no fueron expropiadas para su posterior venta. Las rentas del hospital, su mayoría ya fueron desamortizadas en 1807, mientras que las correspondientes al templo lo fueron posteriormente, principalmente en 1835. En el protocolo del escribano de la Real Hacienda de Lugo, señor Freire, recoge en el documento 274 que en 1862, fueron arrendadas varias fincas de la iglesia de Fonfría a don Juan Ramón Várela, vecino de O Cebreiro. El arriendo de las fincas del iglesario de Fonfría, se llevó a cabo en la ciudad de Lugo el cinco de marzo de 1862, ante el escribano del juzgado e interino de hacienda don Ramón Portas Saavedra, interviniendo en dicho arriendo Bernardo Rodríguez, secretario del ayuntamiento de O Cebreiro; siendo adjudicadas dichas rentas a don Juan Ramón Várela, vecino del Cebreiro, que debía de pagar la cantidad de doscientos treinta reales, ello por el periodo de arriendo de 1862 y 1863. Fueron testigos del arriendo José María Núñez, Raimundo González y Antonia López Silva, todos vecinos de Fonfría.

Las presentaciones del curato de San Juan de Fonfría desde tiempos inmemoriales habían sido de los señores de Torés, familia Bolaño Ribadeneira; así en una de las presentaciones que se conservan en el Archivo Central del Obispado de Lugo, que lleva fecha de 1659 y corresponde a ésta feligresía, se hace una relación en los siguientes términos: “El benefiçio de San Juan de Fonfría siempre fue de la apresentaçion de la Casa de Torés y señores della, y por tal siempre avido y tenido, sino que por pasion de los señores, obispos sé la an pretendido barajar, i lo que se pudo alcanzar del estado de la dicha bacante, es lo siguiente=.
El año de 1565, pareçe, que don Lópe de Armesto Thesorero de la Cathedral de Lugo era poseedor, y como llegola publicaçión del Santo Concilio, o por dichos rrespetos hizo rresignación del dho beneficio en manos de ordinario y parecio Blas rrodriguez, aquién se hiço titulo, el qual diçe estas palabras= la apresentaçión y patronato del qual beneficio, diz que perteneçe a Alvaro González Rivadeneira, como señor que diz que es de la Casa de Torés, patrón que diçe ser del, i yo por la presente le amonesto pruebe perteneçerle eldicho patronazgo conforme al decreto, posesión, 25 del Concilio Tridentino, y protesto que ni perezca, ni por otra paresentaçion que haya adquirira dereco a presentar al dicho beneficio ques por esta carta le interrunpo, la buena fe no graban dola y aviendo perecido Blas Rodríguez opositor a la dha bacante, y aviendome constado por examen hecho conforme a dicho Concilio Xª.
Murió este Blas en el año de 1616, aviendo estado, asta entonçes goze y e dar, y por su muerte se fixaron editos, exatando en ellos a los patronos que pretenden en dereco, apresentar su canager cibiendo, que se procediera a provision del dicho benefiçio, en la forma ordinaria Xª.
También fue opositor cabiloso Bartolomé de Rueda clerigo casi alfabo dedos años, despues de la bacante diçiendo que atento avian pasado y no se avia probeido sele rreciviese informaçion sumaria de cómo era tal clerigo de buena vida y costumbres y se le hiçiese a el titulo y colación Xª.
Y en bista de lo alegado por el apresentado y entonces, y por dicho fiscal se rrecivio el negocio a prueba, y se le hiçieran sus informaçiones, en que el apresentado, probo la inmemorial posesión, en que estaban los señores de Torés de presentar, pero no ubo, ni peresçio otro titulo ninguno mas de el que queda dicho, y los mas de los testigos se rrefieren a ellos, por aberlo asi articulado su letrado, y el fiscal probo de oidas, ser de libre colaçion y aberlo oíodo a don López de Armesto, y que por tal lo avia ganado en rroma, ya otras personas, Xª.
El fiscal pidio prueba de tachas y entre ellas se hiçieron informaçiones, por una y otra parte.
Y el apresentado por Torés pidió que se conpulsase de los libros de bisita con citaçion, la cabeza de las visitas que se avian hecho en Fonfría por donde constaba que los bisitadores avian hallado, ser de presentaçion secular y se conpulsara y consta dellas.= y an si mismo pidió que un notario fuese a la yglesia y diese fe de cómo en la capilla mayor estaban las armas de los presenteros y consto dello, por le fe que se dio con testigos=.
Y estando en este estado el pleito, por la detençion que avia, avido en la provi-sión y otras causas, apeló el apresentado por Torés, y gano e vibe, del nunçio en febrero de 1620, para el provisor, de Astorga, que libro sus letras en virtud de las quales, se llebaran los autos con iguales i citaran las partes, y aviendo alegado, el dho apresentado, i el fiscal de Lugo, se dio la sentençia del tenor siguiente.=
En el pleito y causa beneficial que avemos a pendido por brebe del Ilustrisimo Señor Nunçio de Su Santidad cubre partes de la una Pedro Muñiz clerigo= y el fiscal eclesiastico del obispado de Lugo, sobre el benefiçio curado de San Juan de Fonfría, vista Xª.
Fallamos atentos los autos y meritos del proceso que ante todas cosas nos debe-mos de pronunçiar y pronunçiamos por juez conpetente desta causa y açiendo en ella justiçia declaramos el dicho fiscal aver probado su intençion y el dicho Pedro Muñiz no aver probado la que probar le combino en rrazon del patronazgo que de dicho benefiçio pretende conpetía a don Pedro de Bolaño Ribadeneira, Señor de la Casa y Fortaleza de Torés, y ansi Su Santidad, y lo señores obispos de Lugo, estar en posesión cada uno de probeer y colar el dicho benefiçio siempre que acierta a bacar rrespetivamente, cada uno en su vies, en cuya consequencia mandamos, que dentro seis dias de la intimaçion desta sentençia, el señor obispo y su provisor, en dicho obispado de Lugo, dispongan del dicho benefiçio conforme a lo dispuesto por el Santo Concilio de Trento, y mas ordenaçiones apostolicas, con averciviento que no lo haciendo en birtud del dicho brebe porçederemos a lo que en derecho lugar ubiere,= y rreservamos el derecho a Salvo al dicho don Pedro de Bolaño, para que en rrazon de la propiedad del patronazgo de dicho beneficio de San Juan de Fonfría pueda seguir su justicia como y dende biere merecer le conbiene y por esta nuestra sentençia definitiva ansilo pronunciamos y mandamos, sin costas cada uno pagua las suyas Xª.
Esta se pronunçio y notificó a los procuradores de las partes y el de el apresentado apelo y en este estado se quedó el año de 1620, sin que se sepa se presentaran o no en grado de apelaçion.
El Bartolomé da Rroda que avia sido opositor y siempre avia hecho las partes del fiscal ya tenia impetrado el beneficio en Rroma a quinçe de octubre de 1619, que pareçe presento las bulas ante el provisor de Lugo y confirmación de la narrativa, le hizo titulo y colacion a 21 de junio de 1610, digo diez, digo honçe dias despues de la publicaçion de dicha setençia, y tomo la posesión del benefiçio y lo llebo, asta aver que se falleçio, por cuya muerte se bolbieran a fixar editos y el ordinario diçen que hizo concurso, y que manda despachar testimoniales, para ver bacad, en mes de su santidad.
El señor de Torés, pretende presentar, y no lo quiere haçer sin consultar al ordinario, y seguir su pareçer para que se sirba darsele, en la forma que deba; de cobrar,= y esta rralaçion suplica que sea para usted, solo”=.
Ya bien entrado en siglo XIX la presentación de Fonfría pasa a ser patronato real y eclesiástico, conservándose expedientes de presentaciones que llevan solicitud en nombre de los reyes doña Isabel II; don Alfonso XII y don Alfonso XIII.

Relación de sacerdotes que rigieron la parroquia de Fonfría de 1562 a 2009:
1. D. Bartolomé García (1562)
2. D. Pedro Núñez de Carbajal (1619).
3. Blas Rodríguez (1619).
4. D. Jerónimo Labrada (1651).
5. D. Marcos Pardo Vivero (1651-1644).
6. D. Bartolomé da Roda (1644- 1659).
7. Don Andrés López Labrada Ulloa y Rivadeneira (1660-1705).
8. Don Marcos Alonso Pardo y Vivero (1706-1721).
9. Don Benito Touzón (1721).
10. Don Blas Núñez (1722).
11. Don Pedro López Teixeiro (1723-1751).
12. Don Fernando Pombo, presbítero, natural de la casa de Pombo de Louzarela, fue durante algunos años cura ecónomo en Fonfría, figurando como tal en 1745.
13. Don Juan Sarmiento Rivadeneira (1751-1761). En 1753, tenía veintidós años, vivía con un criado y una criada.
14. Don Fernando Penedo (1761).
15. Don Manuel Jacinto Teijeiro (1762-1779).
16. Don Domingo Iglesia (1780).
17. Don Juan Sanjurjo (1782-1795).
18. Don Domingo de la Iglesia (1795).
19. Don Pedro Caxide de la Torre (1796- 1809).
20. Don Juan Bautista Sánchez (1809-1815).
21. Don Juan Buide (1815-1830).
22. Don Antonio Jurjo (1830-1834).
23. Don Tomás María Vázquez (1834-1846).
24. Don Francisco Becerra (1846-1848).
25. Don Pedro María Fernández (1849-1852).
26. Don Luis Castro (1853-1860).
27. Don Fermín Ramos (1860-1864).
28. D. Domingo Bustos y Noboa (1861-1862).
29. Don Vicente Montes (1864-1869).
30. Don Ángel López (1869-1877).
31. Don Blas Fernández (1877-1889).
32. Don Antonio Rodríguez (1889-1890).
33. Don Pedro Fernández (1890-1896) como presbítero
34. D. Ramón Aira Barrera (1896-1897)
35. D. Pedro Quintero (1897) (Vicario in cápite)
36. D. José Mª Luaces González (1897-1898) (Vicario in cápite)
37. D. Francisco López Páramo (1899).
38. D. Manuel Varela Ruíz (1899-1920).
39. D. Pedro López Fernández (1920-1922) presbítero.
40. D. Amador Pereira López (1923-1941).
41. D. Abel Carballo Telo (1941-1,951)
42. D. Juan Manuel García Rodríguez (1951-1958)
43. D. José Val y Val (1958-1963)
44. D. Pedro Arrojo Fernández (1963-1968)
45. D. Dositeo Dabouza Fernández (1968-1972)
46. D. José Diéguez Diéguez (1973-1974)
47. D. Jesús López González (1974-1983)
48. D. Jesús Mato Mato (23-V-1983- actual Cura Párroco)

Propiedades que declaraban tener de los curas de Fonfría, en 1753
Don Juan Sarmiento Rivadeneira, cura de ésta feligresía. Bienes del iglesario:
Una casa de planta baja y piso alto, con muros de piedra y cubierta de losa, situada en Louzarela, que medía quince varas de frente y once de fondo; colindaba por la derecha e izquierda con el camino concejil.
La cuarta parte de un ferrado de hortaliza de primera calidad junto a la casa. Tres cuartas parte de un ferrado de sembradura de segunda calidad en el sitio de Lence. Un ferrado de parado de secano, de tercera calidad al sitio de Cubilledo. Dos ferrados y medio de prado de regadío de tercera calidad en donde llaman Cubilledo. Medio ferrado de prado de segunda calidad en Peroxato. Tres cuartos de ferrado de sembradura de cortiña de tercera calidad en Latedo. Tres cuatros de ferrado de prado de tercera calidad al sitio de Hospital. Las tres cuartas partes de un ferrado de prado de regadío de tercera calidad en O Couso. Dos ferrados de monte de segunda calidad en A Retortela.
Además percibía cada año dicho cura por los frutos, en concepto de diezmos mayores y menores mil cuatrocientos cincuenta reales de vellón. Por las cinco primeras partidas, es decir por la casa rectoral, el huerto y otras tres parcelas tenía la obligación de celebrar cincuenta y cinco misas rezadas cada año, ello en concepto de misas de aniversario. A su vez percibía, diez reales y siete maravedís por razón de subsidio y escusado que se compartía con el tesorero de la Santa Iglesia Catedral de Lugo. Don José Anselmo Pérez Munilla, cura de Santiago de Triacastela y arcipreste del arciprestazgo del mismo nombre, catorce maravedís, por “sinodaticos”. El visitador apostólico cobraba seis reales y un maravidí, cada año. El arcediano de Triacastela don Juan Díaz Mariño, cobraba de los vecinos de esta feligresía tres reales de vellón. El Ilmo. Señor obispo de Lugo, por razón de bonete, le pagaban anualmente dichos vecinos cuatro reales de vellón.
La fábrica de ésta feligresía percibía anualmente de los vecinos de Fonfría y Louzarela setenta y un ferrados de centeno, ello, por razón de primicia. La fabrica de dicha iglesia tenía anualmente de pensión tres reales de los Santos Óleos y pagaba ordinariamente diez marevedís de vellón, que percibía don Anselmo Pérez Munilla, cura propio de la feligresía de Santiago de Triacastela, como arciprestazgo de la mencionada villa y de la primicia percibía de ella la décima parte el mayordomo del Seminario de San Lorenzo de la ciudad de Lugo.
La santa iglesia catedral basílica de Santiago de Compostela, por razón de voto percibía anualmente de los vecinos de Fonfría y Louzarela la cantidad de diecinueve ferrados y medio de centeno.
Don Fernando Pombo, presbítero; declaró tener por bienes de su patrimonio lo siguientes: una parcela de prado de secano de segunda, que tenía una superficie de veinte ferrados, en el sitio de Valelongo, cerrado con muro. Cinco ferrados de prado de regadío de primera calidad en A Fontela. Cinco ferrados de parado de regadío de primera calidad en A Veiga da Lucencia. Diez ferrados de prado de primera calidad y diez de segunda en A Triparelas. Cinco ferrados de prado de regadío de primera calidad en O Pontón. Tres ferrados de cortiña de primera calidad en Valdefariña. Un prado de regadío de primera calidad en A Veleta. Dos ferrados de prado de regadío de primera calidad en Aquel cabo. Las dos primeras parcelas y la octava, eran del directo dominio de la señora marquesa de Parga, señora de la fortaleza de Torés, condesa de Amarante, vecina de la ciudad de Valladolid. Como ya se explicó la parte de la parroquia de Fonfría Louzarela, pertenecía al convento de Samos; en ella estaba situada la tercera parcela; cuyas rentas que tenía que pagar tanto a la señora de Torés y abad de Samos, las tenía fijadas en los correspondientes asientos Pedro Pombo, vecino de Louzarela, por ser bienes de un mismo foro.
López Pombo, Luis
López Pombo, Luis


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania