Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Galicia, Meta de la Gastronomía en el Camino de Santiago

viernes, 09 de noviembre de 2001
El Camino de Santiago, ha sido a lo largo de los siglos, destacada fuente de cultura en el territorio español y así, en todo su trayecto, han surgido monumentos de todo tipo: Iglesias, Monasterios, puentes, calzadas, cruceros y diversas formas de señalización que sirvieron de orientación al peregrino en su ruta, siempre avalada por el camino de las estrellas que integran la Via Lactea. Todo ello complementado con una red de mesones, posadas y en general, lugares para descansar y reponer fuerzas, que gozaron de justa fama y que aún hoy, con instalaciones actualizadas, conservan sus peculiares atractivos, tanto arquitectónicos y de aposentamiento como, sobre todo, de las especialidades culinarias que les dieron nombre, propias de los lugares por donde transcurre la “ruta jacobea” que es el camino a seguir. La amplia variedad de esta cocina fué siempre muy valorada y aún es uno de los más importantes atractivos turísticos del “Camino de Santiago”, de actualidad permanente.
Para hacer más llevaderas las incomodidades del camino, el peregrino buscó con interés a lo largo del itinerario, aquellos alicientes que le permitieran gozar de la ruta emprendida, con el sueño de llegar a Santiago y rendir su tributo ante el Apostol, que era y es su meta. La llegada a Santiago significa el fín de los sacrificios y la culminación del proyecto emprendido, tanto espiritual como material. El camino de fé y cultura, finiliza al postrarse ante el Apostol y tendrá su premio con el disfrute de los atractivos artisticos, culturales, tradicionales y demás formas de vida que definen al pueblo gallego, destacando de todo ello, como uno de los principales, su singular gastronomía. Santiago y Galicia, son el fín del camino, pero el comienzo de una nueva etapa en la que los sacrificios se convertirán en alegrías y satisfacciones y de entre éstas, será la culinaria autóctona una de las más valoradas.

La gastronomía gallega es asombradamente variada y la calidad de los productos, procedentes de sus Rías -famosas en todo el mundo- su huerta, su cabaña, proporcionan insuperables artículos que son la base de una cocina admirable con sus innumerables variantes que pueden degustarse bien sea de forma rotunda y abundante, conforme a la tradición popular, o en preparación más actualizada, en la que el ingenio y el bienhacer del profesional de la cocina, tienen especial importancia. Es decir, en lo que hoy se ha dado en denominar como almuerzo corto y ancho o largo y estrecho. Pero en ambos casos respetando siempre el sabor del producto y regida su preparación por las leyes de la armonía, lo cual satisfará plenamente el gusto del cliente más exigente.

La insuperable calidad de sus mariscos, que son ya característica que identifica a Galicia, como sus pescados, carnes, hortalizas, aves, quesos, vinos en sus diversas variedades y otros productos de ellos derivados, como los aguardientes y licores, etc. son la base de las más de trescientas fiestas gastronómicas que se celebran en los diversos pueblos, villas y lugares de las cuatro provincias del pais gallego a lo largo del año, en las que se ofrecen las viandas o productos de múltiples formas, para disfrute placentero, y como muestra de hospitalidad del pueblo gallego.

Las especialidades motivo de exaltación festiva, son las características de las zonas en las que los productos se cosechan con más abundancia y calidad. En la costa, serán los pescados y mariscos. En el interior, las carnes y pescados de río: trucha, salmón, lamprea, sábalo, anguila, angula etc. dando origen a una noble competición en la que se lucha por ofrecer los mejores productos y de forma más esmerada. Unas provincias compiten en la promoción de su culinaria auntóctona, otras tal promoción la generalizan a todos los productos exaltando el hecho de su degustación. Tal es el caso de Lugo, cuya frase promocional es : '…Y PARA COMER, LUGO' que obedece a la realidad y que tanto atractivo tiene.

Así pues, el que desee disfrutar de un buen yantar en paz, con tranquilidad, sin prisas, degustando unos productos únicos, tanto en variedad como en calidad, le aconsejamos realice un viaje a Galicia, bien sea a través del Camino de Santiago o directamente, por la via que considere más idonea.
Paredes Pardo, Alfonso
Paredes Pardo, Alfonso


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania