Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Parroquias de Castro de Rei (VII)

viernes, 09 de enero de 2009
Parroquia de Mos (San Julián)
La feligresía de Mos en sus 858,6 hectáreas agrupa las poblaciones de Beloi, Caparís, Carballal, Carballosa, Folgar, Mato, Monte, Mos y Saa. Que según los datos estadísticos de 1991 contaba con una población de hecho de 281 habitantes, de estos 140 varones y 141 mujeres; la población de derecho era de 289, de ellos 141 varones y 148 mujeres. El número total de viviendas era de 105, de las mismas 78 principales y 27 no principales.
Delimitada por las parroquias de Triabá y Vilar (N.), Ribeiras de Lea y Castelo (S.); Ribeiras de Lea y Triabá (E.); y Castelo y Taboi por el oeste.
Eclesiásticamente forma parte del arciprestazgo de Terrachá y diócesis de Mondoñedo-Ferrol, dependiendo de su jurisdicción parroquial su aneja santa María de Sobrada.
Los accidentes geográficos más importantes no llegan a supe-rar los 450 metros de altitud; amplias superficies de terreno improductivo fueron transformadas en productivos campos de cultivo y buenas praderas, constituyendo la parte hidrográfica el cauce del río Miño, el Lea, y los arroyos do Corbo, Caballosa y Rego da Feitosa.
Uno de los pocos yacimientos arqueológicos de los que se tiene constancia de su existencia en la feligresía se localiza en las cercanías del pueblo de A Carballosa, conocido por "Castrillón", (coordenadas WM 3° 50' 50” y 43° 08' 30"). Del mismo apenas se tiene datos en cuanto a tipología, antigüedad, o materiales existentes.
Los primeros datos documentales que hagan referencia concre-ta a la feligresía datan de 1481, y referencian los prestamos de san Julián de Mos; pero la fuente que mayor información nos proporciona es la Real y única Contribución, en cuyo apartado segundo del Cuestionario General recoge ".. que dicha feligresía se halla inclusa en la jurisdicción de Castro de Rei, la que es de señorío de los Condes de Lemos, quien pagan anualmente cada uno de los vecinos casados y viudos del estado plebello de ella un real y diecisiete maravedís de vellón por razón de vasallaje, que ascenderá un año con otro a cincuenta y dos reales y medio a excepción de los nobles, mozos solteros y mujeres viudas y solteras que no la hacen de cosa alguna, y así mismo percibe anualmente de todos los vecinos de la referida feligresía ciento cincuenta reales de vellón y treinta maravedís por razón, y con el pretexto de alcabala, cuya cantidad se les comparte a propor-ción a los caudales de cada uno".
Fruto de aquel señorial abolengo son unas pocas casas blasonadas que todavía quedan, y alguna otra que sin ostentar piedra armera perteneció a linajudas familias, como la de Lexos, que fue cuna del reverendo D. Ramón María García Abad, cuya vida consagrada a la iglesia le valió el calificativo de apóstol de Galicia.
Cuando se crean los primeros ayuntamientos en amparo del R.D. del 23 de julio de 1835, está feligresía pasó a formar parte del naciente municipio de Castro de Rey de Tierrallana, solicitando los vecinos de la misma a la Diputación Provincial el 9 de marzo de 1838 seguir perteneciendo a dicho concello, ante el temor de una posible segregación.
La feligresía de Mos fue recogido en el Diccionario Madoz (a. 1850), en los siguientes términos: "... Mos ó Mons, (San Julián de): feligresía, en la provincia y partido judicial de Lugo (2 leguas), diócesis de Mondoñedo (6), y ayuntamiento de Castro de Rey de Tierrallana (2). Situada a la izquierda del Miño en su confluencia con el Lea. Clima húmedo pero con buena ventilación.
Comprende los lugares de: Granda e iglesia que reúne cuarenta casas y una fuente de buen agua. La iglesia parroquial (san Julián), tiene por anejo a la de santa María Magdalena de Sobrada de Aguiar (en Otero de Rey). El curato es de primer ascenso, el patronato real y ordinario, y tiene una ermita con la advocación de Ntra. Sra. de Rebolleiras. El término confina por norte con el Triabá; al este Riberas de Lea; al sur Castelo y por oeste Taboy. El terreno es de buena calidad, pero escaso de arbolado; le bañan los indicados ríos y sobre el Miño se encuentra un puente de madera de nueve arcos.
Los caminos son locales, así como el que se dirige a Vilalba son malos. El correo se recibe en Lugo. Producción: centeno, trigo, maíz, patatas, nabos, y lino; cría ganado de vacuno, caballar, lanar y de cerda. Hay caza de liebres y perdices; se pescan truchas y anguilas. La industria es la agrícola y pecuaria unos molinos harineros y algunos telares.
La población es de 40 vecinos y 205 almas".

Parroquia de Orizón (Santa Comba)
La feligresía de Orizón con una extensión de 521,7 hectáreas agrupa las poblaciones de: Casariño, Castro, Freinoval, Orizón, Pedreiras, Quintela, y Santa Comba. Según el Nomenclátor de 1991, contaba con una población de hecho de 81 habitantes, de ellos 46 varones y 35 mujeres; mientras que la de derecho era de 85 habitantes, de los mismos 48 varones y 37 mujeres. El número de viviendas totales era de 28, de ellas 25 principales y 3 no principales.
Delimitada por las parroquias de Duancos (N), Labio y Meda (S), Carazo (E), y Teixeiro al oeste.
En lo eclesiástico es aneja de santa María de Duancos, arciprestazgo de Terrechá, diócesis de Mondoñedo-Ferrol.
Son sus principales accidentes geográficos el Monte dos Millares (634 m.); Monte do Marco (621 m.), o el Castro que alcanza una cota de (581 m.); está bañada por los arroyos de Amorín y Regadas, además del río Guimarás.
La feligresía de Orizón es rice en yacimientos arqueológicos que en buena medida permanecen sin el pertinente estudio para poderlos datar en cuanto a tipología y antigüedad.
A escasa distancias del templo parroquial, quedan restos de medorras, muy destruidas por haber sido objeto de expolió y a la vez el terreno estuvo dedicado a cultivo.
De la etapa castrexo-romanizado situamos “O Castro de Arriba” (coordenadas WM, 3° 45’ 24” y 43° 05’ 15”),que tiene amplia defensa que le llaman los vecinos "A Rea do Castro"; parte de sus baluartes que en algunas zonas conserva un triple foso, e igualmente la mayor parte de su espacio interior está bastante degradado por la realización de labores agrícolas en el mismo, lo que ha dejado al descubierto restos de muros, algunos trozos de cerámica, e incluso pequeñas piezas de pizarra con la superficie pulida.
Otro yacimiento del mismo tipo es “O Castro de Abaixo", que en buena medida pertenece a la colindante feligresía de Duancos; dicha estación se halla cubierta por espeso matorral y a poca distancia de un pequeño arroyo. En otro lugar del monte existe A Pena da Ermida, alusión sin duda a una vieja capilla de la que todavía quedan restos de los muros; habiendo a poca distancia un extenso pastizal donde un pequeño roquedo ya desaparecido se conocía por el nombre de A Medorra.
Donde se yergue la iglesia parroquial hubo una primitiva capilla o templo de origen prerrománico, del que apareció en el cementerio parroquial el fragmento de una lápida funeraria en laja pizarrosa, con una inscripción de lectura difícil por las quiebras del material, que según el sacerdote lucense Jesús Guerra ofrece la siguiente traducción: “El hermano Wernulo murió cuatro días antes de las nonas de septiembre de la era octogésima (762)". Dicho personaje pudiera tratarse de uno de tantos eremitas que se consagraron entonces a la ascesis monacal, cui-dando además de la iglesia o ermita consagrada a santa Comba de Sens. Pocos años más tarde, el gran Odoario dotaría el templo de santa Comba prueba de la expansión que tomaba el culto de dicha mártir.
Una de las primeras referencias documentales se remontan al reinado de Bermudo III (1027-1037), figurando como límite de la fortaleza de Labio en un documento firmado por dicho Monarca, y que hace referencia a la catedral de Lugo y a su obispo D. Pedro I. Según el canónigo Amador López Valcárcel, el día 30 de agosto de 1032 el referido Rey de León donó el castro o fortaleza del Monte Labio (Lapío), mandando al obispo lucense edificar allí una iglesia y que no hubiese fortaleza. Siendo dicho templo propiedad de la Corona quién por el mencionado documento la cede a la sede lucense, y para defensa de la misma con lo que parece autorizar la construcción de otro castillo, determinando sus límites juris-diccionales; “...por taxario, irizón, ameneta, remiliani, villare valenti et villa plana..”.
Con el decorrer de los tiempos esta feligresía jurisdiccionalmente pasó a formar parte de los extensos señoríos del condado de Lemos, y del conde de Grajal; hecho que perduró durante el antiguo régimen administrativo, pues según el apartado segundo del “Interrogatorio del Catastro de Ensenada” (a. 1752), recoge que parte de dicha parroquia nombrada de santa Comba de Orizón se halla inclusa en la jurisdicción de Castro de Rei, la que era señorío de la Excma. señora condesa de Lemos, a quién pagaban anualmente cada uno de los vecinos casados y viudos del estado ple-bello de la misma un real y dieciséis maravedís de vellón por razón de basallaje, cuya cantidad ascendía un año con otro a treinta y tres reales y veinte y ocho maravedís, no pagando los nobles, mozos solteros, mujeres viudas y solteras que no lo hacían de cosa alguna. Además recibía cada año de los vecinos ciento setenta y tres reales y diez maravedís por razón de alcabala, cayo importe se cobraba a cada uno en razón de su patrimonio.
La parte de esta parroquia nombrada a Terradega, pertenecía a la jurisdicción de Lea que era señorío del conde de Gajal, a quien los vecinos que fuesen cabeza de familia del estado plebello pagaban veintitrés maravedís por razón de basallaje, y un real con dos maravedís por la luctuosa, y si era mujer viuda o soltera que poseía tierra de cultivo pagaba la mitad de dicha cantidad; cuyo importe globalmente por año ascendía a tres reales y dieciséis maravedís; no abonando cantidad alguna los nobles, y demás vecinos que no tenían tierras de labranza.
En el mismo catastro figura censado como hidalgo D. Manuel Bernardo Teijeiro, dueño de la que fue casa señorial de O Castro, que por aquellas fechas era propietario de cuarenta y seis parcelas en la parroquia; pagando al cura párroco de Duancos noventa y siete reales por oficiar anualmente cuarenta y ocho misas en memoria de los familiares fallecidos.
Vinculado con el anterior fue D. Juan Teijeiro, quién regaló al templo parroquial una imagen de santa Comba, talla de vestir, que en su corona lleva una inscripción que dice, “D. Juan Antonio Teijeiro”.
Al comenzar la creación de los ayuntamientos en virtud del R.D. del 23 de julio de 1835, esta parroquia es incorporada al municipio de "Castro de Rey de la Tierra Llana", pagando sus vecinos a la Diputación Provincial en 1845 la cantidad de 194 reales en concepto de reparto contributivo.
En el Madoz (a. 1850), dicha feligresía aparece recogida en los siguientes términos: “Orizón (Sta. Comba o Columba de):
Feligresía en la provincia y partido judicial de Lugo (2 leguas) diócesis de Mondoñedo (7), y ayuntamiento de Castro de Rey de Tierrallana (2 1/2). Situada en una colina a la derecha del río Canabal. con clima frío y húmedo, pero bastante sano. Comprende los lugares de Castro, Orizón, Quintela, Sta. Comba y el despoblado de Gándara de Mula.
Hay algunos robles, y dos fuentes de buenas aguas. La iglesia parroquial (Sta. Columba) es uno de los anejos de Sta. María de Ludrio.
El término confina con los de Carazo, Teijeiro, Duancos, Mundríz. El terreno es de segunda suerte. Los caminos se dirigen a Oviedo, Ferrol y la Coruña. El correo se recibe en Lugo. La producción es de trigo, maíz, patatas, cebada y algunas legumbres. Se cría ganado vacuno, lanar, mular, caballar y de cerda. Hay perdices y liebres. La industria la agrícola y un molino harinero.
Población 30 vecinos, y 132 almas. Contribución con su ayuntamiento.

López Pombo, Luis
López Pombo, Luis


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania