Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

La Diputación Luguesa

martes, 24 de enero de 2023
O no saben, o no quieren, o les importa un comino la realidad social en las parroquias que tradicionalmente conforman esa Galicia rural vaciada. Y lo digo por haberlo sufrido. La fórmula obligada para solicitar y justificar gastos que sean subvencionables por el órgano provincial sito en la calle San Marcos vive de espaldas a la edad, conocimiento y capacidad de las gentes gallegas que vivimos en los Concellos de las dos provincias. Y digo bien. Pues aunque desde el primer tercio del siglo XIX se fusionara la histórica provincia de Mondoñedo al sur Lucense, nada tenemos en común salvo el idioma que deberíamos practicar de forma continuada en nuestras relaciones sociales que son mucho más amplias y reales que las que recogen los folletos e instrucciones procedentes de esas capitales a las que cada día más nos obligan a desplazarnos si queremos ser atendidos por el funcionariado con eficiencia administrativa.

Me enoja hasta el paroxismo la propaganda a estilo botafumeiro compostelano que han desplegado los que mandan en el antiguo Hospital e Instituto de San Marcos y que hoy es Diputación rica en espacios, despachos, sueldos, dietas, platillas y ascensos. Hay quien señala sus funciones como de efectos clientelares. De tal suerte que tal como se ha visto en los medios escritos estos cuatro años de ejercicios han desplegado los recursos públicos directamente proporcionales a la militancia política del Concello o de la Asociación aspirante. Es mucho más cómodo obligar al uso del portal electrónico. No hay necesidad de explicaciones cara a cara. Por lo demás, el que no sepa que aprenda... Así que hasta las consultas médicas son telefónicas. Y con la firma electrónica o siguiendo las indicaciones que están en la página WED de la Institución se garantiza el acceso. ¿De verdad se lo han creído?. ¿O es la manera de evitar soportar al paisano en estado puro pidiendo, preguntando o protestando?.

Os Aventados fuimos durante muchos años animadores socio culturales en el Concello de Cervo. Así nos lo reconocía Antonio Veiga y su equipo. Hasta que llega el PSG a cultura. Puede que haya cierta comunicación con la alcaldesa de Lugo la inefable ex concejal de Cervo. A la que señalamos como inútil y con ascensos políticos debidos a dos casualidades. Las famosas listas paritarias. estar en el momento oportuno en el lugar preciso, y aprovechar la coyuntura de los problemas que sufrieron personajes como Orozco y Besteiro.

Así la metodología ha sido perfectamente calculada. Se nos concedía subvención para programas anuales culturales, para después lanzar sobre nosotros a la pluriempleada interventora que rechazaba las facturas a pesar de personarnos una y otra vez en el Departamento de Cultura de la Diputación, exigir se nos aclarara por escrito el contenido que debían llevar las facturas, o pedir entrevista con la propia responsable de la intervención o del departamento de Cultura, hechos imposibles hasta la fecha. Y así hasta lograr el desánimo de nuestra asociación.

Realmente nos preguntamos para que sirven las Diputaciones. Habiendo Administración Autonómica y Administración Municipal. Son un ente muy aparente dónde se disfrutan caudales públicos y se cortan cintas de inauguraciones cuando llega el momento de empezar con la campaña 2023. Pero no se preocupen que anuncio como Os Aventados iremos a todos los actos de tales mangutas para informar o preguntar fuera de la corte de aduladores agradecidos.
Mosquera Mata, Pablo A.
Mosquera Mata, Pablo A.


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania