Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Urge un plan de voluntariado para todos los municipios gallegos

martes, 01 de octubre de 2002
Kant: 'El hombre no llega a ser hombre mas que por la formación. La mayor perfección del hombre es cumplir el deber por el deber. No hay ninguna moralidad cuando lo que podría ser ejemplar se hace por figurar, por medallas varias'.

Juan de Mairena: 'Nunca es tarde para hacer el bien de verdad'.

En España (en Galicia), con la prestación social sustitutoria, había en cada ayuntamiento un responsable público, encargado de buscar y asignar tareas a los objetores que no querían hacer el servicio militar.

Pero esto, también, sucedía en otros campos sociales: en la Universidad; en el campo de la salud, atendiendo a enfermos que lo requieren y son bastantes; en el campo de la vejez, de las residencias de ancianos; en el campo de la soledad y de la depresión, con relación a las personas que se sienten solas, necesitan apoyo; en las iglesias y en su amplio campo de asistencia social; en las cárceles; en el campo de la pobreza, la marginación y con relación a los agentes que mas sufren, etc.

El problema es que estas tareas las realizaban jóvenes que muchos no las hubiesen hecho de no estar la mili obligatoria de por medio. También surgían otros problemas, pues, las tareas que realizaban estos jóvenes, al hacerlas obligados, en muchos casos no las cumplían con el rigor y nivel exigidos. Además, en bastantes casos, este tipo de servicios suponía la perdida de puestos de trabajo, cuando el porcentaje español y gallego de paro, eventualidad y subempleo en el caso de los jóvenes, mujeres, etc., es de los mas alto de Europa.

Llama la atención que esta estructura estatal con proyección en todos los municipios españoles (y, mas aun, en los gallegos) para llevar a cabo las prestaciones sustitutorias, encajada administrativamente a escala local, autonómica y estatal con los órganos unipersonales y colectivos respectivos, no haya sido rentabilizada y aprovechada para crear una gran y competente plan de voluntariado para toda España y que es muy necesario.

Y, maxime, si tenemos en cuenta que tenemos una población envejecida (mas de 6,5 millones de personas) que presenta graves carencias, bajas pensiones, una muy debil estructura de amparo para los enfermos ancianos -mas de 300.000 tienen Alzheimer, etc.-, terminales, cronicos, mentales, tetraplejicos, etc. Galicia tiene una de las poblaciones mas envejecidas de Europa y con las pensiones mas bajas.

En otros países, especialmente los anglosajones (USA, Canadá, Inglaterra, etc.) pero no solo, cuentan con una gran tradición y planes de voluntariado, que cumplen funciones de la máxima importancia, tanto para los sectores que se ven apoyados, como también para los mismos voluntarios que se ven muy gratificados personalmente, encuentran nuevos y muy positivos motivos para sentirse útiles humanamente, para luchar contra la erosión, la desertización de las relaciones sociales.

Las organizaciones de voluntarios, con el rigor que se les exige y para lo que son preparados debidamente, actúan en gran numero de campos, y en estas se integran gentes de todas las edades, en las que ocupan un papel importante los voluntarios de mas de 65 años, pero también los niños, menores y jóvenes, a los que se les va inculcando, encarnando la necesidad de ser altruistas, de pensar en los demás y, por tanto, de hacer siempre y constantemente algo positivo, generoso, solidario, útil, necesario social y humanamente. Kant: 'El hombre no llega a ser hombre mas que por la formación. La mayor perfección del hombre es cumplir el deber por el deber. No hay ninguna moralidad cuando lo que podría ser ejemplar se hace por figurar, para ponerse medallas varias'. Juan de Mairena: 'Nunca para el bien de verdad, sin chulerías ni manipulaciones, sin etiquetismos ni patrimonialismos, es tarde'.

Galicia es una de las autonomías, que desde hace tiempo, viene trabajando en este sentido (Felicitas Rodríguez: Plan del voluntariado gallego; Voluntariado de la Universidad de Santiago de Compostela, etc.), organizando jornadas, actos, encuentros, llevando a cabo diferentes actividades, haciendo publicaciones, etc. Debería dar un paso mas, con decisión y medios, para poner en marcha, cuanto antes, un plan del voluntariado gallego, un gran, eficaz y competente servicio de voluntariado que actúe en aldeas, pueblos, villas, barrios, ciudades, en todos los campos, los sectores necesitados (y que son muchos), y que es muy necesario existencial, social y humanamente.

Las instituciones publicas y privadas, los medios de comunicación, las cajas de ahorros, las fundaciones, etc. deberían volcarse, noblemente y cuanto antes, en el apoyo a este tipo de servicios que sí son verdaderas y muy necesarias obras sociales.
Cancio, Miguel
Cancio, Miguel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania