Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Las reclamaciones por abusos y estafas en los productos financieros siguen prosperando en favor de los clientes

jueves, 24 de noviembre de 2022
Las tarjetas de crédito y los préstamos personales son productos financieros que están actualmente a la orden del día. Nunca antes las entidades dedicadas a este sector habían tenido una cifra tan elevada de clientes como ahora, un momento social en el que no es fácil afrontar inversiones de cierto nivel, por mucho que sean necesarias. Especialmente la población joven acude con frecuencia a este recurso para financiar una nueva casa, un coche, estudios, etc. Sin embargo es recomendable actuar con cautela frente a este tipo de adquisiciones, ya que los efectos secundarios pueden ser muy negativos y las entidades prestamistas no siempre actúan con las buenas intenciones que aparentan en las primeras tomas de contacto.

Este tipo de productos suelen acarrear junto a ellos unos altos intereses que en muchos casos requieren casi la misma suma de dinero que hemos recibido. Esto, si es que no estamos siendo víctima de los engaños y el acoso de estas financieras que intentan hacernos creer que nuestra deuda es eterna y pretenden que paguemos intereses durante el resto de nuestra vida. De hecho, son muchos los clientes que tienen que enfrentarse a estas empresas en procesos de reclamaciones que culminan con sentencias judiciales en las que se les obliga a devolver el dinero reclamado en exceso a los usuarios.

Uno de los casos de cobros excesivos y estafa más sonados en este sector ha sido el de las tarjetas revolving de Wizink. Por suerte para los usuarios, la mayoría de los afectados ha sido compensada, pero aún existen usuarios que piensan que no tienen nada que hacer frente a esta compañía, cuando en realidad es más fácil de lo que parece recuperar su dinero.

¿Qué pasa con las tarjetas revolving Wizink?
Aunque este fraude tuvo su culmen más conocido hace algunos años, aún hoy es posible contratar este producto en esta financiera, por lo que debemos tener mucho cuidado para no ser objeto de estafa. La tarjeta revolving no es más que un tipo de tarjeta de crédito en el que mensualmente el usuario titular de ésta debe afrontar los gastos que ha ocasionado con la tarjeta y abonar igualmente los intereses. A simple vista no deja de ser una tarjeta de crédito convencional como la que podemos obtener con otra entidad cualquiera. Sin embargo, en el caso de Wizink los clientes se sorprendieron negativamente al comprobar que los intereses que debían afrontar eran abusivos.

Por si esto no fuera suficiente, muchos de los clientes que dieron de baja este producto ante la imposición de esos intereses han tenido que seguir soportando las reclamaciones de Wizink constantes y fatigantes, que les seguía pasando los cargos de los intereses de un producto del que ni siquiera eran ya usuarios. Frente a esta situación no ha quedado otra salida para los antiguos clientes que denunciar a la entidad y litigar en defensa de sus derechos.

¿Cómo podemos defenderos ante estos casos?
Lo primero que debemos hacer frente a estas situaciones es contactar de inmediato con la entidad y tratar de solucionar pacíficamente este entuerto. Es cierto, por desgracia, que las financieras que recurren a estas prácticas aviesas no suelen tener un talante especialmente diplomático y obligan a los clientes a seguir hasta la judicialización del proceso, esperando precisamente que los usuarios den marcha atrás por temor a las consecuencias. Pero nada más lejos de la realidad, si la entidad nos conmina a llevarla ante el juez, podemos estar seguros de que tenemos muchas posibilidades de salir victoriosos. Quizá nos ofrezcan cancelar la deuda, pero no repondrán lo que han cobrado de más, por lo que la opción del litigio seguirá siendo la más favorable.

Por supuesto, ante esta circunstancia conviene contar con un buen abogado o, incluso mejor, con la asistencia de empresas, como Reclamapormí, especializadas en este tipo de procesos judiciales. Como podemos ver en las opiniones por reclamar a Wizink, son muchos los antiguos clientes que han conseguido la victoria frente a la entidad y han podido recuperar su dinero al completo, incluso alguna compensación sumada por daños y perjuicios.

Por si no es suficiente motivación, los afectados por esta estafa deben saber que las leyes europeas defienden a los clientes frente a este tipo de abusos, aunque sea algo desconocido por la mayoría. Con arreglo a esta circunstancia lo más recomendado es ponerse en manos de un buen abogado o una empresa especializada y llevar adelante el proceso de reclamación judicial. Si realmente hemos sufrido un perjuicio indebido, las leyes están a nuestro favor y son bastante severas con los causantes. Nuestro dinero volverá a nuestros bolsillos íntegro.
O mundo de Internet
O mundo de Internet


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania