Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

TRIUNFO POLITICO, MEDIATICO Y DE CALLE DE LA GUERRA TERRORISTA

lunes, 24 de febrero de 2003
España, nunca desde 1977 e incluso desde bastante antes, ha ocupado tamaño papel y tan importante en el ámbito internacional, como el que esta teniendo, y de forma especial, tras la declaración de la guerra terrorista internacional que han supuesto los atentados del 11S.
El ejercito terrorista esta integrado por numerosos grupos terroristas fundamentalistas con Ben Landen (y sus sucesores) y Al Qaida a la cabeza (antes por los Carlos, Abul Nidal, etc.) pero también por otros muchos grupos que vienen contando con el apoyo geoestratégico político-religioso-mediático, financiero, material, etc. de Estados teocráticos, pero también de Estados marxistas-leninistas y sus derivados (en Yugoslavia se pasaron del marxismo- leninismo al nacionalismo y/o a la guerra santa), populistas (en Venezuela, etc. se pasaron del marxismo-leninismo al populismo), antiamericanos y de grupos antiamericanos marxistas-leninistas, nacionalistas, populistas, radicales, autónomos, etc.

Este ejercito, y con el apoyo del Estado terrorista taliban de Afganistan al que no se le habían parado los pies por sus desmanes continuados, se sintieron fuertes y dieron el 11S, y después en Bali y en otras partes, un salto cuantitativo y cualitativo en los ataques terroristas suicidas y no suicidas que se habían venido produciendo en numerosos puntos del mundo, en los que vienen actuando de forma planificada, brutal e implacable, y que continuaran de no parárseles los pies. Hoy, Afganistán esta mucho mejor que antes de la guerra y especialmente las mujeres y otros colectivos.

Estados Unidos, una vez que ha sentido en su propio país este nuevo tipo de guerra terrorista internacional que ha atacado, estratégicamente y al mismo tiempo, a su poder ejecutivo, legislativo, militar y simbólico-económico y que no ha dudado en recurrir a armas de destrucción masiva; Estados Unidos ha valorado este ataque como lo que es: una declaración de guerra de nuevo tipo a la que, si no se la hace frente de forma inmediata y con la mayor eficacia, puede dar lugar a una catástrofe mundial de proporciones nunca vistas hasta ahora, mucho peor que lo del 11S y poner en peligroso los valores universales de la democracia y el progreso con principios, que son los que hay que defender por doquier y sin politiquerías, nomenklaturismos y todo tipo de juegos sucios interesados.

Este nuevo tipo de guerra, además de no tener frentes declarados, al contar con terroristas suicidas dispuestos a provocar miles y miles de muertos con sus atentados, al contar con un ejercito de combatientes terroristas infiltrados en los países occidentales a los que se va a atacar y donde tienen numerosas bases, dispone también, no solo del alimento material sino del espiritual, del arma política, mediática, cultural y social que busca paralizar a su principal enemigo, al infiel occidental, a Estados Unidos y sus aliados, y lo esta consiguiendo.

Nos estamos refiriendo al arma de agitación política, mediática, cultural y social en las instituciones y la calle, que trata de atar de pies y manos a los Estados Unidos y a sus aliados. Lo que sirve claramente de sostén y legitimación a los grupos terroristas y a Estados proterroristas como el del tirano Saddan Husseim, que los apoyan por múltiples vías. Los Saddan Husseim, además de incumplir los mandatos de desarme (la resolución 1441 de Naciones Unidas establecía una “ultima oportunidad” para que se desarmase, lo que al no cumplirlo le traería “serias consecuencias”), de utilizar el petróleo para hacer palacios y situar su riqueza en el extranjero, armarse con armas de destrucción masiva, masacrar, torturar a sus vecinos y oponentes, y apoyar a los grupos terroristas, ha propuesto levantar un monumento a la primera mujer terrorista suicida y en sus embajadas recibe e invita a colaboradores de Al Qaida.

En España, se ve claramente, la fuerza de este movimiento, en el caso del País vasco, donde esta guerra terrorista llevada a cabo por el nacionalismo terrorista cuenta con fuertes apoyos políticos, mediáticos, culturales y sociales dentro y fuera del País vasco. En el País vasco, han tenido gran fuerza las manifestaciones contra la intervención militar contra el Estado terrorista de Saddan Husseim prevista por los Estados Unidos y sus aliados entre los que esta España, uno de los países del mundo donde mas se ha sufrido el acoso del terrorismo nacionalista-marxista leninista-teocratico en los últimos 35 años. Al mismo tiempo, el PNV, con el apoyo de sus aliados dentro y fuera del País Vasco, se negaba a desplazar del ayuntamiento de Andoain al alcalde del brazo político de ETA que se negó a condenar el asesinato por ETA de un jefe municipal del mismo ayuntamiento y miembro activo de Basta ya, y seguian/siguen apoyando activamente en las instituciones y en la calle al brazo armado de terrorismo nacionalista etarra. En el País vasco, en lugar de apoyar a las víctimas y defender los derecho humanos, democráticos y ciudadanos de los españoles vascos que se ven gravísima y constantemente violados, se apoya política, mediática, cultural y socialmente a los verdugos terroristas nacionalistas y a los que los sostienen. Es bien significativo que Zapatero, Secretario Gral. del PSOE,. vaya a todas las manifestaciones menos a la de “Basta ya”; que Maragall y otros muchos altos cargos del PSOE apoyen descaradamente a Arzallus, Ibarreche, etc.
Cancio, Miguel
Cancio, Miguel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania