Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

De las rías a la fraga

jueves, 29 de septiembre de 2022
Desde el puerto de Mugardos, que es villa hermosa del entorno ferrolano, te llevaré esta vez hasta la Fraga del Eume para reencontrarnos con el paisaje de otoño. A partir de Ares, bordearemos la Costa Ártabra, con sus playas en la ría de los azules varios, para remontar el río Eume comenzando en la noble villa de Pontedeume hasta llegar a uno de los lugares mágicos de la Tierra Única: el monasterio de Caaveiro. Daremos un inolvidable paseo por los espacios naturales de Ferrolterra.

POSTAL DE OTOÑO

Este es un mar de aventuras imaginadas y de estampas de agua mansa, que la historia adjudicó a los navegantes ártabros. Espejo de un sol de plata, Mugardos es en otoño el mar que oculta el lecho del cefalópodo más sabroso del país, el pulpo. Por eso es también el mar de la gamela a flor de agua...

La postal de playa aparece desierta otra vez, que se fue el verano del sol ardiente entre Ares y Cabanas; y sus paisajes de arena son tan solo la antesala de un trayecto de agua dulce.

Porque, pasado el viejo puente, aparece el río con vestido de otoño y así lo entienden las aves que lo sobrevuelan, una y otra vez, buscando la ilimitada hermosura y la calma de los días de placer, en su continental viaje.

Siguiendo el Eume río arriba, ya se escucha el sonido del silencio en el bosque encantado. Es la sinfonía natural que entonan los viejos árboles del espacio protegido.

Imaginemos pues, como caen las hojas sobre la casa del gnomo y como brillan, detrás de cada carballo, las varitas mágicas de las hadas que habitan en la fraga.

Es aquí, en donde las piedras del viejo monasterio esconden almas de niebla y de negra sombra... Aquí; en esta fraga donde la postal de otoño es aún más hermosa.

ACUARELA DE RÍA

Es la ría la vena de este paisaje que nos conmueve cada vez que lo disfrutamos. Desde sus riberas, desde lo alto del Breamo o desde A Mariña, que todos son testigos del momento emocionante en el que el río se entrega al mar, en un acto de inmenso amor que genera la sublime belleza de una bahía...

Es paisaje de salitre. La Ría de Ares es la obra principal del Eume, que es río principal de los del norte. Y a su paso, dibuja playas y puertos de acuarela, combinando la perfecta armonía de los valores naturales y la emotividad urbana de las villas mas ribereñas: Ares, Cabanas, Pontedeume...

También es paisaje de plata:

El Río es el creador del valle hermoso, del entorno más amado, por el que transcurre en calma, entre juncales, a veces, y bajo puentes, las otras. El otoño, este paisaje es arcoiris: que aquí baja el Eume, bullicioso, encajonado por la frondosidad del bosque otoñal, de colores vivos bosque también sagrado y mágico, que así lo define la leyenda que lo envuelve.

LUCES SOBRE EL EUME

Nos sorprende un nuevo atardecer sobre puerto y playa. Luce espléndido sobre la ría que conforma el Eume, una vez que ha superado el puente de 79 arcos, el mismo puente que Fernán Pérez de Andrade mandó construir. Pontedeume, la villa, mantiene intactas sus principales huellas medievales y utiliza el río como espejo cuando el sol descansa.

Así, mar y tierra se fusionan en la superficie del agua, imaginando historias y leyendas nacidas en las fortalezas, pazos y monasterios de estos contornos, hace al menos cinco siglos.

La luz del hombre obra el milagro que resalta el rostro de la piedra, y el silencio nocturno nos permite escuchar el eco de la suprema sonoridad de los cinceles de los viejos maestros... Paso a paso, avanzando por las empedradas calles, la postal urbana recompone la noche y la superficie del agua nos devuelve, otra vez, el color del paisaje nocturno.

RÍO ARRIBA

Todo aquí es paisaje de río, tranquilo paisaje de río. Bien se ve desde la ascendente cuesta del monte Breamo, por la vieja y serpenteante carretera que busca el antiguo monasterio. A partir del propio puente medieval. O siguiendo el camino que bordea el estuario...

El Eume, baja en calma hacia el mar, mientras en sus riberas se da la natural policromía de cada otoño, iluminada por la mágica luz de cada tarde.

Paisaje de agua esmaltada deslizándose sobre territorio ya sereno, que este es el reino de la placidez y del sosiego, interrumpido tan solo por el vuelo del salvaje pato despistado. Paisaje de agua danzarina, que desciende del bosque encantado, -digno aún de ser llamado bosque- procurando los cien verdes del interior del valle.

Paisaje por el que ha de transcurrir el camino de serpiente que nos llevará hasta el natural refugio deseado.

Porque es tiempo de otoño y aún es posible disfrutar de la desnudez del río, punto de partida para llegar a la más auténtica de las fragas, que también le pertenece...

LA FRAGA BONITA

La policromía de la flora ensalza en otoño, aún más, la grandiosa perspectiva de la Fraga del Eume, uno de los más emblemáticos espacios naturales de Galicia. Aunque el territorio natural es mucho más que la Fraga en sí misma, porque el trayecto desde el Eume ya nos muestra toda la esplendidez de un paisaje único: el embalse provoca mil y un contrastes, en este espacio de 9000 hectáreas, uno de los bosques atlánticos más importantes de Europa.

El monasterio de Caaveiro nos muestra el rostro de la piedra en la que podemos leer una sustancial parte de nuestra propia historia. Desde él, además, se alcanza la inmensidad de un paisaje único, con cientos de verdes, ocres y amarillos en esta época otoñal.

Carballos, fresnos, saucas, castaños, avellanos, loureiros, helechos... esta fraga posee la más variada flora de Europa.

Uno de los más bellos espacios es el que se ha creado a orillas del río como lugar de recreo para pescadores, bañistas y amantes de la naturaleza en general: puentes colgantes y áreas de baño, conforman un lugar único. Sin duda, es la fraga mas bonita de cuantas poseemos y cuanto mas te adentres en ella mas sorpresas te brindará en esta estación en la que los árboles cambian de traje.
Rodríguez, Xerardo
Rodríguez, Xerardo


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania