Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Genealogía de la Casa de Chancia, As Nogais (Lugo) (I)

miércoles, 22 de enero de 2003
La Casa de Chancia, As Nogais (Lugo)
El nombre de Chancia quizás deriva de plana o plantía, pequeño llano o llanura, pues en tierras O Courel suele utilizarse chancela para denominar a una pequeña llanura, expresión que encaja perfectamente en la orografía donde fue edificada dicha casa y su entorno.
La documentación que poco a poco ha sido hallada en los diferentes archivos principalmente en el Histórico Provincial de Lugo, demuestran que esta casa y sus posesiones como lo mismo otras tierras ahora propiedad de los vecinos de Forcas y Cubilledo y el monte de “Tras das Penas”, comprendido entre “a fonte de vaca a fonte do gato”, formaban parte del antiguo foral de Samos, cuya donación a dicho monasterio se desconoce quien la hizo y en que fecha. El día 10 de noviembre de 1700, Fray José Laguna, Abad y Señor del Real Monasterio de San Julián de Samos y su jurisdicción, aforó por tres vidas de otros tantos señores reyes de España a Antonio de la Carqueixeda, Domingo López de la Magdalena, vecinos estos de Cubilledo y a José Gayo y Bartolomé López vecinos de Forcas el foral “do Cubilledo”. Por esas mismas fechas vivía en Chancia Luis Labrada y su esposa Juana Díaz, ambos oriundos de la ciudad de Lugo, quienes llevaban en calidad de foro dicha casa y sus propiedades. Luis Labrada hijo de Antonio Labrada y Josefa Sánchez, casó con Juana Díaz fueron padres de Rosa Díaz Labrada, que casó para el pueblo de Núllan, Santiago, José Bentura, Tomasa, Josefa y Francisco, de los que no tememos más noticias; en segundas nupcias había contraído matrimonio con Dominga da Ribeira, oriunda de Cabanas, ella también viuda, de quien fue legítimo hijo José Labrada Ribeira. Dicho foro lo siguió llevando Ana Díaz mujer de José López, vecino que fueron de Núllan, quienes a su vez lo subforaron a Manuel Casemiro Núñez, de la casa grande Pando y en 7 de enero de 1793 dicho Manuel Casemiro Núñez lo subforó a favor de Juan de Aira, comenzando así el actual vínculo de Chancia; este Juan de Aira era vecino de Fonfria y dicho subforo llevaba estipuladas varias condiciones, entre ellas la de que dicho subforante debía de pagar la mitad de los costes de reedificar la casa que en aquel entonces estaba arruinada con la misma anchura y longitud que se reconocía en los antiguos muros “que bien a la vista estaban”, mientras que la otra mitad de dicha reedificación corría a cargo de Juan Aira, incluida la manutención de los operarios el arrancar piedra para la obra y el acarreo de losa. En realidad durante más un siglo fueron dos edificios separado por un corral abierto hasta que hacía 1920 se llevaron importantes obras en el mismo consistentes en unir las dos construcciones y quedar así cubierto un amplio patio interior, siendo el resultado de todo ello una amplia casa de planta rectangular con una añadido donde había la fragua y el horno, a excepción de este anexo todo lo demás del conjunto consta de planta baja y piso alto, intercomunicado con el patio central que serbia de espacio usado tanto para guardar aperos, carros, dejar provisionalmente los ganados, siendo una instancia intermedia entre la zona exclusivamente para los animales y la zona propiamente de vivienda que también en la planta baja tiene cuadras.
Los muros están realizados con chacote de piedra y barro a excepción de la parte más antigua donde fue empleada argamasa, las marcaciones de puertas y ventanas son de bloques pétreos tallados y la techumbre a cuatro aguas formada por recio armazón de vigas y tablas que soportan todo el peso de la losa del país que la cubre.
Tuvo algunos muebles de importancias y todo lo necesario para una casa de hacendados labradores que a su vez se halla sola y en una zona ya de bastante altitud, (1108m.), tanto el edificio y los demás elementos que la forman están vistos para el autoabastecimiento durante el invierno sin necesidad de recurrir al exterior.
Mencionar que en su primitiva cocina terrena tenía y aun se conserva un marco de división jurisdiccional entre las jurisdicciones de Doncos y Torés, además de los curatos de Fonfria y Núllan; donde también había la cuadra “vella y el cuarto vello”, que tanto una dependencia como la otra tienen acceso exterior sin necesidad de hacer uso de la parte restante de la casa, tanto la cuadra y el cuarto fue lugar donde pernoctaban los arrieros, traperos, tratantes de ganados e incluso hace tiempo los peregrinos que siguiendo la Antigua (ruta alternativa al camino francés) se dirigirían a Santiago, en la cuadra, guardaban las caballerías o los ganados adquiridos para ser pasados a Villafranca del Bierzo u otras zonas.
Según la escritura de prorrateo realizada el 30 de noviembre de 1830 por el escribano de Sta. María de Tuimil D. Miguel Somoza al entonces forero de la Casa de Chancia llevaba diferentes fincas, prados y parte de monte y respecto al edificio dice: “ la casa que habita, compuesta de dos cuartos altos con sus bajos, cocina, horno, cuadras y sitios de carros que divide el camino que va a la era, cubierta de madera, losa y paja, según demarca con tres partes con terreno de este foral”.

NOTAS GENEALÓGICAS
Línea vincular con D. Vasco de Ulloa Montenegro y su esposa Dª María Antonia de Prado, de la casa de Vilaesteva de Herdeiros en Láncara.
Dicho vínculo da comienzo con D. Vasco de Ulloa y Montenegro, vecino del referido lugar, que según consta en el Padrón de Calamita de 1709 era “Juez Ordinario del coto de Vilaesteva de Herdeiros, montañas y valle de Tortes, agregados al coto de Cedrón”.
D. Vasco de Ulloa Montenegro, falleció el cuatro de agosto de 1724, siendo enterrado su cadáver en la capilla mayor del templo parroquial de la referida iglesia. Había dejado memoria verbal ante testigos, en la que mandó decir cincuenta misas y la ofrenda a la voluntad de sus cumplidores. Del matrimonio habido ente él y Dª María Antonia de Prado Ulloa, hubo al menos nueve hijos que se llamaron:
I. D. Pedro Vasco de Ulloa y Prado, que contrajo matrimonio con Dª Margarita Berbetoros Montenegro, de la casa de Gallegos, en Portomarín.
II. D. Vasco de Ulloa y Montenegro que contrajo matrimonio con Dª Catalina Rodríguez Saco y Quiroga, de quienes fueron hijos Dª Josefa Vasco Ulloa Rodríguez Saco y Quiroga.
III. D. Lucas de Ulloa y Montenegro que se casó para la feligresía de Sta. María de Vilavella en Triacastela.
IV. Dª Juana Pardo Ulloa Montenegro que matrimonió con D. Pedro Pérez Trabadoy, dueño de la señorial casa de Castelo en la parroquia de san Pedro de Cadoalla, Becerreá.
V. Dª María Pardo Ulloa Montenegro.
VI. Dª Teresa Prado Ulloa Montenegro.
VII. Dª Francisca Prado Ulloa Montenegro.
VIII. Dª Aldonza Prado Ulloa Montenegro.
D. Pedro y D. Bartolomé Pérez Trabadoy, eran hijos legítimos de D. Juan Pérez y Dª María Fernández, ambos de la misma vecindad; figurando en el Padrón de Calamita de 1762 como hidalgos. El referido don Pedro contrajo matrimonio con Dª María Antonia de Prado, esta natural de la parroquia de Vilaesteva de Herdeiros, ayuntamiento de Láncara; quienes tuvieron por legítima hija a doña María Josefa de Ulloa y Trabadoy, la cual contrajo matrimonio el día doce de diciembre de 1754 en la iglesia parroquial de san Pedro de Cadoalla (Becerreá), con D. Manuel Carballo Ribera, natural de la casa de Carballo de A Lence, entonces parroquia de san Juan de Torés, hijo de Domingo Carballo y de Dª Pascuala Ribera, vecinos de A Lence, quienes tuvieron por legítimos hijos a:
I. D. Manuel.
II. Dª Luisa.
III. D. Pedro José.
IV. D. Jacinto Domingo Antonio Carballo Ulloa.
D. Pedro Carballo Rivera, contrajo matrimonio con Dª María Manuela Velázquez Quindós, hija de D. Francisco Velázquez y Dª Manuela Quindós, escribano, juez y alcalde mayor de Jurisdicción de Doncos.
Del matrimonio entre D. Pedro Carballo Rivera y Dª María Manuela Quindós, fueron hijos:
I. D. Pedro Juan Mariano de Jesús Carballo Rivera, que sigue la línea; fue declarado por su padre dueño y sucesor en el vínculo del lugar de As Cruces, vienes y rentas, que por las mejoras vinculares, testamentos y más documentos otorgados por sus padres, abuelos y más de quien derivaba.
II. Diego Carballo Rivera, fue dotado para tomar estado, (casarse) en concepto de pago de sus legítima paterna y materna en dos mil doscientos de reales de vellón.
III. Dª María Luisa Juana, que contrajo matrimonio con Francisco Ares, vecino del lugar de Acebo en la parroquia de Pena Mayor
IV. Dª Beatriz Carballo Rivera.
V. Dª María Manuela Carballo Rivera, cada con Manuel Simón el lugar de Becerreá , dotada en pago de sus legítimas paterna y materna en dos mil doscientos reales de vellón.

D. Pedro Carballo Rivera contrajo en segundas nupcias con Dª Dominga Pérez, oriunda del lugar de Aroxo; de quienes era legítimo hijo D. José Manuel Carballo Ribera, que fue escribano de la jurisdicción de Courel y posteriormente notario del Partido Judicial de Quiroga, ejerciendo su cargo en Seoane do Courel y luego pasó a vivir a Pacios de Mondelo;
D. Pedro Juan de Mariano Jesús Carballo Velázquez Quindós y Ulloa, contrajo matrimonio con Dª Josefa Ribera, hija de Domingo Ares y Rosa Ribera, vecinos del pueblo de Acebo, feligresía de Sta. María de Penamayor, ayuntamiento de Becerreá, quienes tuvieron por hijos a: Dª María Antonia, D. Manuel Domingo Antonio; D. Luis Manuel María; Dª Rosa, Dª María Manuela, D. José ( que sigue la línea vincular, nació en A Lence en 1837), Dª María Petra y Dª Josefa María Antonia Carballo Ares ribera Quindós y Ulloa.
El escribano José Manuel Carballo Rivera, hijo legítimo de D. Pedro Carballo y de su segundo esposa Dª Dominga Pérez, ejerció su profesión desde el 29 de agosto de 1833 al 31 de julio de 1874; el primer documento protocolizado por él se trata de una obligación otorgada por José Dobao vecino de Pedrafita en la jurisdicción de Aday a favor de Pedro Rodríguez vecino del lugar de la Herrería, siendo otorgado dicho instrumento en el lugar das Pozacas feligresía de san Juan de Augeira. El ultimo documento otorgado por él e incorporado al correspondiente protocolo es un poder especial dado por Santos Pereira y Rodríguez, vecino de Bustofrio, labrador que estaba preso en la cárcel del partido judicial de Quiroga por procedimiento criminal.
José Manuel Carballo Rivera, comenzó ejerciendo su profesión de escribano en la villa de Seoane de Courel, para luego con la reforma administrativa y la creación de los partidos judiciales, realizar las oposiciones a notario para luego ejercer en Quiroga como Notario del Colegio Territorial de la Coruña y delegado del distrito del mencionado partido, con residencia en Pacios de Mondelo.
Estuvo casado con Dª Dolores Rial, natural de la ciudad de Lugo, de quienes fueron hijos, José y Francisca Carballo Rial, reconoció por hijo natural de él a Antonio Aira, hijo de Margarita Aira, natural ella de Folgoso de Courel.

D. José Carballo Ares Ribera Quindós y Ulloa, casó para el lugar de As Cruces, con Carmen Núñez Fernández; hija de Pedro Núñez y Rosa Valcarce; dueños de una hacendada casa en dicho pueblo. De este matrimonio fueron legítimos hijos, Manuel María, Valentina, Casemiro, Arturo, Antonio, María Juana, que casó para el pueblo de Sinllán, feligresía de san Cosme de Núllan, Dolores Carballo Nuñez, nació en As Cruces el 24 de agosto de 1883, falleció en la República Argentina en el 30 de diciembre de 1965, había contraído matrimonio en la parroquial de san Juan de Torés el día 17 de septiembre de 1900 con Baldomero Pombo Aira, hijo de Manuel de Pombo, de la casa de Pombo de Forcas y de Concepción Aira, dueña de la casa de Chancia.

Genealogía de los Berbetoros de Portomarín y su vinculación con D. Vasco de Ulloa y Montenegro, juez de coto de Vilaesteva de Herdeiros y montañas y valle de Tortes, agregados al coto de Cedrón, en el actual municipio de Láncara.
Da comienzo dicha genealogía con D. Diego de Berbetoros Pardo Ribadeneira quien contrajo matrimonio con Dª Paula de Araujo, teniendo por hijo legítimo a D. Pedro Sánchez de Berbetoros que matrimonió con Dª Constanza Garza de Quiroga, quienes tuvieron por hijo a D. Andrés Berbetoros Ribadeneira, que contrajo matrimonio con Dª Inés Montenegro Páramo y Neyra; hija de D. Pedro de Páramo y de Dª Isabel Santirso y Neyra, fue hermano del Ilmo. Sr. Diego Osorio y Llamas, que fue Obispo y Virrey de México. D. Andrés y Dª Inés fueron los fundadores de la capilla mayor de la iglesia parroquial de Sta. María de Guimarey en el municipio de Friol, donde está la sepultura de ambos próceres. De este matrimonio fueron hijos:
I/ Dª Isabel Melchora Berbetoros, que matrimonió con D. Juan Nicolás Espinosa, desempeñando el cargo de Regidor de Ourense y ostentando el titulo de Marqués de Bóveda; con esta matrimonio continua la línea de la Casa de Gallegos, en la feligresía de san Pedro de Portomarín.
II/ Dª Catalina Teresa Bernarda Berbetoros, estuvo casada con D. Pedro Andrés Quiroga.
III/ D. José Francisco Manuel Berbetoros, que tuvo por esposa a Dª Josefa Montenegro, de quienes fueron hijos:
A/ D. Hermenegildo Javier Berbetoros Montenegro.
B/ Dª. María Luisa Berbetoros Montenegro, que fue dotada por su padre con el Vínculo de Virís y casó con D. Domingo Antonio Mariño de Lobera.
C/ Dª Margarita Berbetoros Montenegro, que casó con D. Pedro Vasco y Ulloa, dueño de la señorial casa de Vilaesteva de Herdeiros, en el municipio de Láncara, cuya familia vinculó con otras de su rango en Castelo, feligresía de Cadoalla ( Becerreá); en A Lence ( entonces parroquia de san Juan de Torés), casa de As Cruces, en la misma parroquia y casa de Chancia, feligresía de san Cosme de Núllan, termino de As Nogais.

Las armas de los Berbetoros tiene por origen la siguiente leyenda: “cuando las luchas entre D. Pedro I y su medio hermano D. Enrique de Trastamara. El Joven señor de Ulloa D. Gonzalo Ozores fue hecho prisionero por Beltrán Diguescín, mientras duró tal ausencia su pariente D. Vasco Gómez das Seixas, señor de San Payo de Narla, apoderose de parte de sus estados, pero D. Gonzalo logró evadirse de su cautiverio ocultándose en el monasterio de Sobrado y allí preparó la conquista de sus tierras.
Movilizó en secreto a todos sus hombres de armas, entre los que se hallaban los señores del castillo de Pena Mourelle, en la feligresía de san Miguel de Valvetouros, eran éstos parientes de los señores de Virís, cercano su castillo a las tierras de Parga y partidarios del señor de san Payo. Los dos cabezas eran hombres soberbios y aguerridos, curtidos en la lucha contra los moros y ultimaron reñir batalla a medio camino entre sus dos castillos, en concreto junto a la calzada que de Lugo conduce a Sobrado, en el punto donde se encuentra la ermita de Ntra. Sra. y el Pino Vieso, en el campo donde se celebran las ferias de Guimarey.
En la fecha y lugar señalado encontráronse los dos contendientes con todos los hombres de armas de sus estados, riñendo enconada batalla. Dicen los que tal cosa vieron que temblaba el suelo por el estrépito de sus caballos y que al Sol brillaban las bruñidas arneses, siendo entonces cuando se obró el milagro, el señor de Pena Mourelle, imploró el amparo de Ntra. Sra. creciendo las ramas acto seguido de viejo pino de tal manera tal que los partidarios del Parragués quedaron envueltos por el espeso ramaje, sobre el cual apareció una imagen de mujer más radiante que el Sol, la cual con sus brazos abiertos hacía ademán de separarlos; retornaron cada uno a sus respectivos castillos, vivieron retirados del mundo hasta el final de sus días”.
Después de tal suceso y en su recuerdo alteraron las armas de su escudo, que eran las propias de los Valvetouros, que traían un prado donde apaciblemente descansaban dos toros a la sombra de un pino, ultimando que de allí en adelante fuesen dos toros enfrentados al pino y el suelo tamblando a sus pies y sobre el pino una flor de lis que representaba la pureza. No sólo cambiaron su blasón sino que también su gentilicio llamándose desde tal día Berbetoros.

LÍNEA VINCULAR DE LOS POMBO DE CHANCIA CON LOS AIRA DE FONFRÍA
El apellido Aira, es bastante frecuente en nuestra provincia y muchas casas llevan por nombre “casa de Aira o cada Daira”.
En 1798, Mariana Aira y de Aira, vecina de la villa de Doncos, entonces cabeza de jurisdicción del mismo nombre, sostuvo pleito sobre partición de bienes, cuya Real Ejecutoria se conserva en el Archivo de la Real Chancillería de Valladolid.
A principios del siglo XVIII, figuran en el Libro primero de Bautismo de san Juan de Fonfria, las siguientes personas con el apellido Aira.
A/ Domingo de Aira, casado con Magdalena Blanco.
B/ Pedro de Aira de Senra, casado con Francisca López.
C/ Francisco de Aira, casado con María Carballo.
Francisco de Aira, contrajo matrimonio con María Cabarllo, quienes tuvieron por legítimos hijos a:
I, Roque de Aira, que matrimonio con Marta de Ulloa.
II, Francisco de Aira, casado con Felipa González.
Roque de Aira, casado con Marta de Ulloa, hija de Domingo da Fonte y Victoria de Ulloa, vecino de la feligresía de Sta. María de Lamas, (Triacastela), quienes tuvieron por legítimos hijos a:
I María, que fue bautizada en la parroquial de Fonfria el 14 de noviembre de 1725.
II, Juan Silvestre, bautizado en la iglesia de Fonfria el 31 de diciembre de 1730, quien sigue en la línea vincular.
II, Mariana Aira Ulloa da Fonte, bautizada en la iglesia de Fonfria el 9 de marzo de 1735.
Juan Silvestre de Aira da Fonte de Ulloa, contrajo matrimonio con María López Quiroga, hija de Pedro do Río y María López de Quiroga, vecinos del lugar de As Fontes, feligresía de Santiago de Doncos, (As Nogais), teniendo por legítimos hijos a:
I María Antonia, bautizada en Fonfria el 30 de marzo de 1761.
II, Manuel Jacinto de San Froilán, bautizado el 26 de febrero de 1764.
III, Manuel Pedro, bautizado el 12 de octubre de 1765; quien posteriormente aforó parte de la casa de Chancia a Manuel Núñez de Pando, que a su vez la llevaba de un foro del monasterio de Samos.
IV, Juan Ramón bautizado el 29 de marzo de 1768.

Manuel Pedro de Aira López, contrajo matrimonio con Rosa Jurjo González, hija de Juan Antonio Jurjo y María González, vecinos de Carqueixeda, parroquia de san Andrés de Gundríz, (Samos), de este matrimonio fueron hijos:
I, María Josefa, bautizada en Fonfria el 15 de diciembre de 1789.
II, Pedro, bautizado en Fonfria el 10 de noviembre de 1791.
III, Juan, fue bautizado en Fonfria el 20 de febrero de 1794.
IV, Juana María, bautizada en Fonfria el 3 de junio de 1795.
V, Teresa, bautizada en Fonfria el 14 de marzo de 1797.
VI, Francisco María, nació en Chancia y fue bautizado en la iglesia de Núllan el 15 de agosto de 1798.

El 20 de abril de 1801, Manuel de Aira López, viudo de Rosa Jurjo González, contrae nuevamente matrimonio con Manuela Rubio Rodríguez, hija de Manuel Rubio y Antonia Rodríguez, ambos vecinos de la casa de Fontela de Cubilledo, parroquia de san Cosme de Núllan, quienes tuvieron por hijos a:
I, Manuela María, bautizada en Núllan, el 8 de marzo de 1802.
II, Manuel María, bautizado en la misma iglesia el 23 febrero de 1803.
III, Ramón Antonio María, bautizado en la antedicha iglesia el 23 de diciembre de 1804.
IV, Pedro María, bautizado el 16 de abril de 1807.
V, Manuel, que recibió el bautismo el 26 de septiembre de 1810.
Pedro de Aira Jurjo, hijo de Manuel de Aira y de Rosa Jurjo, contrajo matrimonio en Núllan el día 9 de enero de 1812 con María Rubio Valcarce, hija de Manuel Rubio y de Domingo Valcarce, vecinos del lugar de A Lence, entonces feligresía de san Juan de Torés ( As Nogais), quienes tuvieron por legítimos hijos a:
I, Ana, que nació en Chancia el 28 de diciembre de 1814.
II, José Tomás, bautizado en la parroquial de Núllan el 7 de marzo de 1818.
III, Manuela, nació el 29 de agosto de 1820 y fue bautizada en la parroquial de Núllan el 1 de septiembre de 1820.
IV, Juan Antonio María, nació en Chancia el 16 de mayo de 1825.
V, Manuel María, nació en la misma casa el 23 de febrero de 1827, siendo bautizado el día 26 del mismo mes.
Manuel de Aira, hijo de Pedro de Aira y María Rubio Valcarce, contrajo matrimonio el 26 de febrero de 1840, en la parroquial de Fonfria con María Nuñez, hija de Juan Núñez y Manuela Rodríguez, ambos vecinos de Fonfria (Pedrafita do Cebreiro), quienes tuvieron por hijos a:
I, Concepción Manuela, que nación en Chancia el día 8 de diciembre de 1846, siendo bautizada en Núllan el 10 del mismo mes y año.
II, Manuela Aurelia, nació en Chancia el 8 de julio de 1850, fue bautizada en Núllan el día 10 de mes y año.
III, Josefa, nació en la misma casa el día 20 de noviembre de 1854 y recibió las aguas bautismales en la iglesia de Núllan el día 21 del mismo mes y año.
IV, Manuel, que nació en Chancia el 12 de noviembre de 1858, siendo bautizado en Núllan el día 13.
V, María, nació en Chancia en día 7 de marzo de 1862, siendo bautizada el 9 del mes y año.
VI, Jacinta, nació en Chancia el 20 de febrero de 1866, fue bautizada en Núllan el día 24 del mismo mes y año.
Concepción Manuela Aira Nuñez, hija de Manuel Aira y María Nuñez, contrajo matrimonio el día 21 de noviembre de 1867 con Manuel Pombo Bernedo, natural de la casa de Pombo de Forcas, hijo de Juan Pombo y Rosa Bernedo, ambos de la misma vecindad y parroquia de san Cosme de Núllan. Quienes tuvieron por hijos legítimos a:
I, Rosa, que nació en Chancia el día 30 de septiembre de 1868, falleció en 1935, había casado para Zanfoga con José Fernández López, de quienes fueron legítimos hijos: María del Carmen, Manuel, Rosalía, Jovino Fernández Aira.
II, José, que nación en la misma casa el 18 de febrero de 1871.
III, Jesús, nació el día 17 de abril de 1874, siendo bautizado en Núllan el día 19 del mismo mes y año.
IV, Baldomero Pombo Aira, nació en Chancia, el día 13 de diciembre de 1875, fue bautizado en la iglesia parroquial de Núllan el 14 del mismo mes y año.
El 3 de julio de 1877, falleció en Chancia Manuel Pombo, siendo sepultado en el cementerio de la iglesia parroquial de Núllan el día 5 del mismo mes y año. Había estado caso con Concepción Aira, la cual contrajo segundo matrimonio el día 11 de junio de 1879 con Balbino de Aira López, natural de Noceda de Courel, hijo de Antonio de Aira y Rosa López, de cuyo matrimonio fueron hijos:
I, Lorenzo, que nació en Chancia el 12 de abril de 1880.
II, Balbina, nación en la misma casa el 6 de diciembre de 1882.
III, Valentín, nació en Chancia el día 16 de marzo de 1885.
IV, Manuel María Aira Aira, nació en la dicha casa el 1 de mayo de 1888, siendo bautizado en la iglesia de Núllan el día 2 del mismo mes y año.
Baldomero Pombo Aira, hijo de Manuel Pombo y Concepción Aira, contrajo matrimonio en la parroquial de Torés el día 17 de septiembre de 1900 con Dolores Carballo Nuñez, de diecisiete años de edad, hija de José Carballo, natural de la casa de Carballo de A Lence y de Carmen Nuñez, del lugar de As Cruces, feligresía de santa Lucia de A Lence (As Nogais); de cuyo matrimonio hubo trece hijos: Rogelio, Fidel, María del Carmen, Baldomero, Esperanza, María Manuela, Flora, Manuel, Consuelo, Virginia, Jesús, Amadora y María Evangelina Pombo Carballo.

Armas: Los apellidos Aira, de Ayra, traen por armas en campo de plata, tres veneras de azur puestas en palo.
López Pombo, Luis
López Pombo, Luis


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania