Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

¿Cómo saber si los amortiguadores de tu coche están fallando?

miércoles, 20 de abril de 2022
Los caminos pavimentados por los que se circulan no siempre son perfectos. El uso diario, la exposición al sol y el clima provoca surcos, grietas y baches. Los fabricantes ¿Cómo saber si los amortiguadores de tu coche están fallando?de automóviles se enfrentan constantemente al reto que plantean tales condiciones de la carretera al equipar los vehículos con un sistema de suspensión, y los amortiguadores son una pieza clave de ese sistema de suspensión.

Evidentemente, cuando los amortiguadores sucumban al esfuerzo, lo notarás, pero, previamente, aparecen algunos signos que indican que están perdiendo rendimiento o fallando. Es importante identificar estas señales para evitar que suceda mientras conduces y evitar un posible accidente.

Giros hacia la derecha o la izquierda
Si tu automóvil parece estar girando hacia la izquierda o hacia la derecha cuando estás en la carretera, se debe a un problema con la forma en que las ruedas se mueven por la superficie. Los posibles culpables son el sistema de dirección, la alineación de las ruedas, los neumáticos o la suspensión. Si se descubre que este último es el motivo, entonces podría deberse a que la barra estabilizadora está defectuosa, lo que impide mantener el automóvil estable contra la fuerza del giro.

En este caso, primero tendrías que centrar tu atención a los neumáticos y la alineación de las ruedas. Si ambos parecen estar funcionando correctamente, entonces podría ser la dirección. Sin embargo, si no escuchas ruidos extraños o notas problemas al volante, como esforzarte más para dirigir el coche, entonces lo más probable es que sea un fallo de los amortiguadores. Revisa el sistema para comprobar si hay daños, marcas y golpes, y llévalo a un mecánico. Un profesional experto puede comprobar los tipos de amortiguadores que tu coche incorpora para encontrar la mejor solución.

Paseo más duro de lo normal
Como mencionamos anteriormente, los amortiguadores están diseñados para reducir los desniveles de los baches y otros desperfectos de la carretera. Una suspensión en buenas condiciones hace que no notes esto mientras conduces, así que, cuando esos amortiguadores comienzan a fallar, empiezas a sentir cada bache.

Hay una pequeña prueba que puedes realizar sin ningún conocimiento mecánico previo para probar el rendimiento de tus amortiguadores, los componentes principales de la suspensión de un coche. Simplemente, tienes que dar un pequeño empujón hacia abajo en la parte delantera del capó y observa cuántos rebotes son necesarios para que el vehículo vuelva a su posición normal y estable. Si observas que se producen más de 3 oscilaciones, lo mejor es que el fallo sea revisado por un profesional.

Coche inclinado en superficies planas
¿Parece que tu coche está inclinado hacia un lado cuando está estacionado en un terreno llano? Comprueba que las llantas estén completamente infladas, y si lo están, y el problema persiste, es muy probable que el amortiguador responsable de sostener una determinada rueda esté cediendo y acercándose al final de su vida útil.

Puedes hacer una prueba presionando la esquina en la que se produce el desequilibrio y comprobando si se escuchan crujidos o ruidos extraños. Los derrames de fluidos que se corresponden con esta área del automóvil también son una señal importante de que existe un problema mecánico.

Sacudidas
¿Has notado algún comportamiento errático cuando frenas mientras conduces? Como se mencionó al principio, la suspensión es responsable de mantener el coche al ras de la carretera. Debido a que el frenado provoca un cambio de peso y produce un impulso hacia la parte delantera del vehículo, si los amortiguadores no están a la altura, esta transferencia repentina hará que reduzcan su rendimiento más de lo normal.

Es posible que experimentes un efecto inverso cuando aceleras si los amortiguadores traseros no funcionan correctamente: el automóvil se inclina repentinamente hacia atrás cuando pisas el pedal.

Problemas con el giro y la dirección
¿Parece que el coche se mueve de manera extraña al girar? Si el volante se te resbala en las manos cuando lo giras, o si necesitas realizar más esfuerzo de lo habitual, esto podría deberse a problemas con la dirección asistida o a un fallo de la suspensión. Los problemas de la dirección asistida se suelen caracterizar por fugas de líquido debajo del automóvil, por lo que si no hay señales de que este el sistema que falla, lo mejor es que un profesional revise la suspensión.

Bandas de rodadura desiguales
Esta es otra señal que puede aparecer por problemas con la alineación de las ruedas, la dirección o, incluso, con los frenos. Si estás seguro de que todos estos sistemas funcionan correctamente, uno de los primeros signos de fallos en la suspensión se manifestará en un desgaste desigual de los neumáticos. A medida que falla la suspensión, se ejerce más presión sobre la rueda respectiva, erosionando la banda de rodadura de los neumáticos más rápido que la de una rueda con un amortiguador que funcione correctamente.

Amortiguadores dañados y aceitosos
Una señal innegable que no se puede malinterpretar, es que los amortiguadores tengan una apariencia dañada y aceitosa. Si se encuentran en estas condiciones, lo mejor es que lleves tu coche al taller para que lo revisen bien y puedan solucionar el problema.
O mundo de Internet
O mundo de Internet


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania