Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

La (difícil) peatonalización de lo que queda por hacer del casco histórico

lunes, 28 de febrero de 2022
Como es habitual las infografías lo pintan todo muy mono, aunque ya avanzan una vez más otra
calle dura, de piedra y desangelada con unos pocos arbustos para hacer ver que es 'verde' sin serlo.

Entre los proyectos que el Ayuntamiento de Lugo tiene sobre la mesa está la peatonalización de lo que falta del casco histórico. Supongo que se refieren a una peatonalización "a la lucense" donde incluso en lugares en que antes no pasaban coches (por ejemplo San Marcos) ahora pasan continuamente porque se ha autorizado allí un aparcamiento privado y no se les ha dado otra alternativa para acceder (existiendo físicamente una más que razonable), lo que es chocante como mínimo.

Soy partidario de la peatonalización de la calle Montevideo como el que más, pero no veo claro el resto. Se habla también de la Plaza del Ferrol y de Santo Domingo, pero no entiendo muy bien a qué se refieren ya que en ambas hay aparcamientos subterráneos que seguirán permitiendo el paso a gran cantidad de vehículos y en el primer caso se dejará acceder al gran aparcamiento de la Diputación y en el segundo a los muchos garajes que hay en el casco histórico y, obviamente, al otro subterráneo.

Además, esa peatonalización es compleja a efectos prácticos porque son de los pocos sitios donde los repartidores tienen zonas de carga y descarga que puedan usar (cuando no están ocupadas por particulares, claro está) y si se eliminan va a ser muy difícil que puedan hacer su trabajo.

A día de hoy no hay casi ninguna calle en Lugo realmente peatonal. Se me vienen a la cabeza únicamente San Pedro, Cruz, Conde Pallares y la conocida como Dulcerías. En el resto veo coches que van a sus garajes (algo razonable porque tienen que poder entrar pero horriblemente mal organizado actualmente), o vehículos que pasan por allí para acortar alegremente porque no hay ningún tipo de control.

Por ejemplo, es habitual ver motos de reparto cruzando la Plaza de España por el lado de las terrazas o atravesando de lado a lado San Marcos para reducir distancias, coches entrando por la puerta de Ruanova, vehículos subidos en las aceras "sólo un momentito", ocupando las cargas y descargas o el carril bus y sus paradas... Es la ciudad sin ley en cuanto a tráfico se refiere, y eso sin entrar en el tema de los patinetes eléctricos o las bicicletas (en esto último hay mucho que hablar, porque personalmente creo que deberían poder transitar por zonas peatonales siempre que cumplan requisitos de velocidad y prudencia).

Peatonalizar no es sólo prohibir el paso de la mayoría de los vehículos, aunque sin controlar que quien se lo quiera saltar se lo salte, que es lo que se entiende en esta ciudad.

El diseño de las calles se hace pensando en algo que no sucederá. Volvemos a los ejemplos y podemos ver que Quiroga Ballesteros, con su espantosa peatonalización dura, fría y desangelada, está llena de manchas de aceite y rodaduras de vehículos porque es más o menos igual de peatonal que la A6 (sí, es una ironía, no se me solivianten los ánimos). Siguen pasando camiones, como es lógico, pero no fue diseñada para eso y en lugar de poner un carril de asfalto para usos horarios razonables se optó por poner una piedra que no hay cristiano que tenga limpia con ese tráfico.

Pero sigamos pidiendo fondos a la Unión Europea, ese pozo aparentemente sin fondo que, como un día le dé por evaluar en qué se ha gastado, nos va a armar una de las que valen por dos.
Latorre Real, Luís
Latorre Real, Luís


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania