Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Las islas de contenedores soterradas: un caro fracaso

miércoles, 23 de febrero de 2022
Cuatro islas de contenedores que llevan incluso años sin uso y que han costado más que lo que se gastarán en dos años en embellecer los barrios de Lugo

No hace falta ser el Presidente de Cantabria, el perspicaz Revilla que tiene la "certeza" de que en el PP hay una lucha interna por el poder (¡un lince!, madre, ¡un lince!) para darse cuenta de que en Lugo tenemos un problema con las islas soterradas de contenedores, unos dispositivos que costaron una auténtica fortuna y que están fuera de uso en muchos puntos del casco histórico tal y como denunciamos ayer desde Lugo Monumental, la asociación que tengo el honor de presidir.

Al menos los de Plaza del Ferrol, Luis Peña Novo, Soledad, Juan Montes y Noreas están encintados, algunos desde hace años, sin que la administración local haga nada al respecto. Incluso alguno de los que funcionan, como es el caso de los de Quiroga Ballesteros, se han demostrado claramente insuficientes para las necesidades de la zona, lo que revela que se dimensionó mal y que no han solventado el problema de la acumulación de basura en vía pública.

Incluso donde no están cerrados se calculó mal la capacidad necesaria...

En Campo Castillo uno está fuera de uso y el resto han sido reparados, lo que demuestra que es posible hacerlo y que se trata de una cuestión de voluntad. También se arregló el de San Marcos, quizá porque está allí la Diputación y no les gustaba el panorama...

Hablamos de instalaciones muy costosas. En el año 2006 se instalaron cuatro de estas islas por importe de 274.047,02 €, tres de ellas en el casco histórico (San Marcos, Quiroga Ballesteros, Campo Castillo) y uno en María Balteira, lo que hace que la unidad se aproxime a los 70.000 euros, una inversión que habría sido razonable si el resultado hubiera sido adecuado, lo que no es el caso.

Si quieren hacer una comparación, el plan de embellecimiento de barrios presentado ayer por la Alcaldesa destina 260.000 euros (es decir, 14.000 menos que lo que costaron tan sólo cuatro de estas islas hoy abandonadas) en DOS años para arreglar barrios de toda la ciudad...

La habitual excusa de que todo lo de la limpieza esté manga por hombro es que el contrato con la empresa Urbaser venció en 2017. Ha venido prorrogándose desde aquel entonces y cinco años después se siguen dando pasos para poder poner en funcionamiento un nuevo contrato, pero mientras tanto el servicio se ha deteriorado a pasos agigantados como es evidente.

Contenedores rotos por todo Lugo que no se reponen e instalaciones fuera de uso como son estas islas, que costaron una auténtica fortuna, son señales de que no se están haciendo las cosas como deberían.

Eso sí, somos súper ecológicos porque nos gastamos más de un millón de euros en un edificio de madera de uso indeterminado...

Permítanme terminar dando las gracias al concejal Miguel Fernández, responsable del área de medio ambiente del Ayuntamiento de Lugo, por su extremada y habitual amabilidad (es, de largo, el más accesible y tratable de los concejales del Gobierno) y por haber dado una respuesta inmediata a lo planteado en esta petición, y estoy seguro que hará todo lo que pueda por solventarlo en el menor plazo posible.
Latorre Real, Luís
Latorre Real, Luís


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania