Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Parroquias en Castro de Rei (I)

miércoles, 10 de septiembre de 2008
Glosario parroquial
El significado de la palabra parroquia, derivada de la terminología griega "paroika" que viene a significar habitación o incluso reunión de habitantes; derivando de "paroecia o parochia".

También eran llamadas "porochias” las primeras diócesis, generalmente con anterioridad al siglo V. En los primeros 250 años de cristianismo lo que hoy entendemos como parroquia o feligresía (filius, agrupación de los hijos de la iglesia) no existía pues solamente tenía dicha categoría la catedral, era la única parroquia, y la única pila bautismal, lo mismo que el obispo era el único párroco.

Eclesiásticamente la parroquia es hoy una unidad o célula inferior en la división territorial de la iglesia, perfectamente definida en el Código de Derecho Canónico.

Uno de los primeros documentos que nos hablan de estas entidades, sus estructuras y organización es el Parochiales Suevo, o lo mismo la División de Theodemir, suscrito en el 569 por el rey galaico suevo Teodomiro. Comprende las diócesis de Galicia y norte de Portugal, en el están relacionadas los arciprestazgos, las parroquias tanto mayores y menores.

Otros documentos que las describen de una forma más o menos clara, son el testamento de Odoario (a. 760), y el diploma de Aloito del 745.

Durante los siglos IX al XII, las fuentes documentales continúan hablando de villas y no lo hacen de una forma expresa de las parroquias o feligresías, pero ya en el siglo XIII aparecen claramente definidas como tales entidades.

Cada parroquia de Castro de Rei, al igual que cualquier otra rural viene a representar siete unidades distintas, que son: A/ Unidad histórica; B/ Unidad territorial; C/ Unidad económica; D/ Unidad física; E/ Unidad religiosa; F/ Unidad Social; G/ Unidad administrativa.

Mediante la agrupación de estas entidades parroquiales fueron creados los ayuntamientos en 1835, aunque como tales no han sido considerados hasta bien entrado el año 1836.

El actual Castro de Rei lo componen veintiséis feligresías eclesiásticas, y veinticinco a efectos administrativos, pues la de san Isidro de Matodoso no deja de ser una contradicción que, a veces, existe entre la división civil y la eclesiástica. A cada una de ellas hemos dedicado un pequeño apartado, donde recogemos su extensión, geografía, hidrografía, demografía, un mini-resumen de la prehistoria y la historia, para terminar incluyendo la des-cripción que de cada una hizo Pascual Madoz en el “Diccionario geográfico, histórico y estadístico de España y sus provincias de ultramar” editado en hacia 1850.

Parroquia de Ansemar (O Salvador)
La feligresía de Ansemar en sus 657 Has. agrupa las pobla-ciones de: Carril, Cataxiña, Curro, Estrigueiras, Fontón, Lamas, Madorra y Picatelos.

El número de viviendas era de 59; de estas 48 son principales y 11 no principales.
Población de hecho 148 habitantes, de los mismos 79 eran varones y 69 mujeres. La población de derecho era de 77 varones y 80 mujeres.

Lo mismo que la mayor parte de otras feligresías hace unos cuantos años que en la misma se llevaron a cabo amplias reformas parcelarias lo que redunda en una mayor productividad y aprovechamiento del terreno destinado principalmente a pradería, quedando zonas donde el arbolado es el autóctono.

Fueron estos parajes conocedores de viejas culturas que se remontan al año 4.000 ó 5.000 antes de Cristo, de esa época puede tratarse los restos del yacimiento arqueológico de "Vila de Arcas", que se localiza en el sitio de “Choqueiro - Eiravedra", coordenadas (WM 3°43'00”-43°10'10”). Siendo recuperado del mismo algunos materiales que se hallan en colección particular según los datos recogidos por el Ministerio de Cultura, en las fichas "Catálogo de Yacimientos Arqueológicos".

Durante unas cuantas centurias formó parte de la jurisdicción de Castro de Rei, que pertenecía a la Casa de Lemos, y con el desarrollo del Real Decreto de 23 de julio 1835 fue incorporada al recién creado municipio de "Castro de Rey de la Tierra Llana", con la reforma de 1845, publicado en el BOPLU del 28 de febrero del mismo año, continua en la misma situación administrativa, pagando sus habitantes a la Diputación la cantidad de 214 reales de vellón.

Fue solar de nobles casas pertenecientes a otras tantas familias, entre ellas los Basanta y los Godoy, a los que nos referimos en el correspondiente apartado.

En el Diccionario de Pascual Madoz, aparece descrita en los siguientes términos: "feligresía en la provincia y partido judicial de Lugo (2 1/2 leg.), diócesis de Mondoñedo (5), y ayuntamiento de Castro de Rey de Tierrallana (1/2). Situada en un llano a la falda del monte Rodela y Cordal. Clima templado y sano. 40 casas de mediana construcción forman esta feligresía, con los lugares de Aldea, Curros y Lamas. La iglesia parroquial (san Salvador) es matriz, y servida por un curato de entrada y patronato laical que ejerce la casa de Balmonte. El término con-fina por norte con Ameijide, por este con Viladonga, por sur con Loentia a 1/2 legua, con cada uno de estos puntos, y por oeste con el monte Carboeiro. Tiene una ermita bajo la advocación de san Antonio.
El terreno, de buena calidad, en lo general montuoso y bastante poblado. Los caminos, vecinales y mal cuidados. El correo se recibe de la capital del partido.

Producción: centeno, trigo, maíz, nabos, patatas, habas, lino, hortaliza; miel y cera. Cría de ganado vacuno, lanar, cabrío caballar y de cerda.

Industria, la agrícola y pecuaria. Población 42 vecinos y 210 almas.

Parroquia de Azúmara (San Xoán)
La feligresía de Azúmara con una extensión de 258,7 Has. agrupa las poblaciones de: Azúma, Campo do Outeiro, Constanza, Corral, Curro de Riba, Escairo, Fonte de Tras, Fonte do Val, Fontexón, Iglesia y Monelos.

Según el Nomenclátor Provincial de 1991, consta dicha enti-dad de 40 viviendas, de ellas 26 son principales y 14 secundarias o no principales. La población de hecho era de 85 habitantes, de estos 43 varones y 42 mujeres, mientras que la de derecho era de 90 habitantes, 46 varones y 44 mujeres.

Confina con santa María de Ramíl, o Salvador de Balmonte, san Martiño de Goberno, san Pedro de Santa Leocadia, y san Estevo de Prevesos.

El territorio de escasas elevaciones que no llegan a superar los quinientos metros sobre el nivel del mar, a no ser las estribaciones del monte Cordal, con una altitud de 581 m. es bastante accidentado, con buenas praderas en las márgenes del río Azúmara que nace en las tierras de Monceiro y Mirador, (hallándose en esta última el manantial más importante a 800 m. de altitud), parroquia de Hermunde, tierras de Pol, donde lleva el nombre de Rego das Égoas, para tomar el nombre de esta parroquia, y desembocar en el río Miño en la aldea de Orexe, feligresía de Bazar. Tiene una longitud de 25 km. y un caudal medio de 400 litros por segundo.

El yacimiento arqueológico más antiguo se localiza en una propiedad privada, denominada “Fonte do Val”, (coordenadas WM 3°41'00”-43°12'00”); se trata de un grupo de medorras o túmulos que presentan señales de haber sido expoliados hace bas-tante tiempo. La toponimia nos remite también a una posible estación de origen castrexa romanizada en el monte “do Castro” que se localiza en el lugar “do Escairo” coordenadas WM3°41’25”-43°11'35”.

La “villa de Azúmara” figura en documentos relacionados con la catedral lucense que datan de los años 757, 1119 y 1222, todos ellos recopilados en los correspondientes libros Becerros.

Eclesiásticamente pertenece a la vicaría o arcedianato de Azúmara, división que abarca parroquias pertenecientes a los municipios de Castro de Rei, Cospeito, Pastoriza y Pol.
Durante la antigua división administrativa, formaba parte de la jurisdicción de Castro de Rei, que era señorío de los Condes de Lemos; y a mediados del siglo XVIII aparecen empadronados como nobles D. Bernardo de Castro, dueño de sendas casas con sus propiedades en Monelos y Azúmara. D. Diego Méndez, tenía casa y propiedades en O Corral. Posteriormente con la nueva división administrativa pasó a formar parte del naciente municipio de “Castro de Rey de Tierra Llana”; pagando sus habitantes en 1845 la cantidad de 126 Rs.vn. a la Diputación.

El Diccionario de Madoz, la describe en los siguientes términos: “Feligresía en la provincia y partido judicial de Lugo (4 leguas), diócesis de Mondoñedo (4 1/2 ), y ayuntamiento de Castro de Rey de Tierrallana (l/2). Situado en un llano cubierto por dos montes. Clima templado y sano. Tiene 30 casas medianamente cómodas. La iglesia parroquial (S. Juan), es matriz de la de Castro de Rey, y el curato de patronato real y ordinario. El término confina por el norte con el de san Esteban de Prevesos, por este con el de santa María de Ramil, al sur con san Salvador de Balmonte; todos a 1/2 legua, y por oeste a 3/4 con san Pedro de Santa Leocadia.

Hay tres fuentes de buenas aguas, cuyos derrames recibe a su tránsito el río Azúmara o Luaces, que trayendo origen del monte de Cubeiro se dirige a Coea, en cayo término se une al Miño.

El terreno es de buena calidad, con poco monte y mal poblado. Los caminos son locales y está abandonados. El correo se recibe por Quintela. La producción es centeno, trigo, maíz, patatas, cebada, poca fruta y algunas legumbres. Cría ganado vacuno, lanar, caballar, cabrío y de cerda. Hay perdices, liebres y lobos y se pescan truchas. La industria: algunos molinos harineros.
Población: 30 vecinos, 158 almas.

Parroquia de Balmonte (O Salvador)
La feligresía de Balmonte forma parte del arciprestazgo de Azúmara y diócesis de Mondoñedo O Ferrol; delimitada por Azúmara y Goberno al norte, Ansemar y Viladonga por el sur; Ramil al este y Ansemar y Goberno por el oeste.

En sus 529,1 Has. agrupa las poblaciones de: Eiravedra, Iglesia, Suso, Torre, Valiña y Vilaseñor. Con un total de 21 viviendas principales, 3 secundarias. La población de hecho era en 1991 de 63 habitantes, de ellos 29 varones y 34 mujeres; mientras que la de derecho la formaban 68 personas, 31 varones y 37 mujeres.

Son sus principales accidentes geográficos, el río Azúmara y los montes Cordal (571 m.) y Pereira (508 m).

En el campo arqueológico está probada la existencia de núcleos de población por lo menos desde la época castrexa aunque es de suponer que con anterioridad al 650 A.C. por alguna zona de Balmonte hubiese algún asentamiento, quizás de tipo nómada. El castro da Rodela forma uno de los yacimientos de su tipo más interesante de la zona, a pesar de no haberse llevado en el mismo ningún tipo de excavación que pueda darnos a conocer nuevos datos acerca la historia antigua en dicha feligresía.

Una de las primeras referencias documentales nos remiten al año 1089 donde Suerio Gutiérre en compañía de su madre Dª Adosinda hacen donación al monasterio de Lorenzana de sus heredades que poseían en el pueblo de Vilaseñor.

Con anterioridad al Real Decreto del 23 de julio de 1835 formaba parte de la Jurisdicción de Castro de Rei, perteneciente esta a los Condes de Lemos; si bien en la misma compartían grandes extensiones con otros terratenientes, los señores de la Casa da Torre, propiedad a mediados del siglo XVIII de D. José Pardo Ribadeneyra; y años más tarde los de la casa de Zacareade.

Según la lista alfabética mandado publicar por el Marqués de Astariz, en ejecución del referido Decreto, que lleva la fecha del día 20 de noviembre de 1835, e insertada en el Boletín Oficial de la Provincia de Lugo, número 163 del 22 del mismo mes figura el ayuntamiento de Castro de Rei, en el número 87 de la provincia, estando formado por 33 parroquias, entre ellas la de Balmonte, que en 1845 sus vecinos pagaban a la Diputación 131 reales.

Natural de la Casa da Torre fue D. José Benito Pardo Rodríguez, más conocido por Pepe Benito; brillante letrado y hábil político, que fue presidente de la Excma. Diputación Provincial en cuatro ocasiones.

Pascual Madoz en su “Diccionario geográfico, histórico, estadístico de España y sus provincial de ultramar” describe esta parroquia en los siguientes términos: Balmonte (S. Salvador); feligresía en la provincia y partido judicial de Lugo (3 leguas), diócesis de Mondoñedo (5) y ayuntamiento de Castro de Rey de Tierrallana (1).

Situada en el valle de Francos, a la falda sur del monte Cordal, con buena ventilación y clima sano. Reúne dieciséis casas bastante pobres, y su iglesia parroquial (S.Salvador) es de curato de entrada, cayo patronato ejercen el arcediano de Azúmara, la casa de Balmonte y otros partícipes.

El término confina por el norte con el referido monte Cordal por este a 1/4 de legua con santa María de Amegide (Ameixide), por sur a igual distancia con san Salvador de Ansemar y por oeste a 1/2 legua con Santiago de Villadonga (Viladonga).

El terreno es fértil, y una fuente de excelente agua abastece a la población y sirve de abrevadero al ganado.
Los caminos son vecinales, y el correo se recibe en Quintela.
La producción es centeno, maíz, avena, patatas, varias legumbres, nabos, hortalizas y frutas; cría ganado vacuno, lanar, de cerda y cabrío.
La población está formada por 16 vecinos (familias), y 80 almas (habitantes). Contribución con su ayuntamiento.

Parroquia de Bazar (San Pedro)
La feligresía de Bazar en sus 1.234,7 hectáreas agrupa las poblaciones de: Bardían, Canto, Grandela, Guntín, Mudia, Oroxe, Pacio, Penelas, Pumar, Ribadapena, Veiga, Veiga da Acea y Veiga do Pumar, con un total de 134 viviendas, de las cuales 115 son principales y 19 no principales.

Según el padrón municipal de habitantes de 1991, tenía una población de hecho de 371 habitantes, de los mismos 186 varones y 185 mujeres, mientras que la población de derecho se componía de 376 habitantes, de estos 187 varones y 189 mujeres.

Delimitada por el municipio de Cospeito y las feligresías de O Salvador de Coea, San Pedro de Santa Leocadia, y la de Santa María de Outeiro. Constituyen sus principales accidentes el Porto do Monte, el río Mino, Azúmara, Pequeno y el arroyo do Pumar conforman la parte hidrográfica; siendo terrenos que en su mayor parte están parcelados y con sistema de riego a través de canales.

De la época castrexa o castrexa romanizada queda muy deteriorado un yacimiento que se localiza en una propiedad particular denominada “Agro do Castro”, cerca del pueblo de Oroxe (coordenadas WM3°45'30”-43°13,00”).

La feligresía de Bazar formaba parte de la jurisdicción de antigua jurisdicción de Castro de Rei, perteneciente al Condado de Lemos, y en lo eclesiástico dependía del arcedianato de Azúmara; pagando en tiempos antiguos los feligreses ciertas rentas al mo-nasterio de los bernardos de Meira. Mientras que la presentación del beneficio eclesiástico correspondía a las casas solariegas de Sabaréi, Reximil, Mondríz y Ancado.
Quedando de aquel señorial abolengo que ciertas familias tenían las casas Do Pacio, Casa da Granda (cuyos señores estaban vinculados familiarmente con los de la Casa Torre de Balmonte), y la casa blasonada de “Pazo de Aguiar”.

A mediados del siglo XVIII figura empadronado como noble D. Juan Freire de Andrade y Teijeiro, dueño de la Casa da Granda, y en 1762 aparece censado en el Padrón de Calleyta D. Pedro Freire de Andrade, vecino de la misma.

En virtud del Real Decreto de 1835 sobre la nueva división administrativa la parroquia en cuestión pasó a formar parte del recién creado municipio de “Castro de Rey de Tierra Llana”, pagando sus habitantes en 1845 la cantidad de 310 Rs.vn. a la Diputación Provincial.

Pascual Madoz en su “Diccionario geográfico, histórico y estadístico de España y Provincias de ultramar” (a.1850), la recoge en los siguientes términos: feligresía en la provincia de Lugo (4 leguas), diócesis de Mondoñedo (4), partido judicial de Lugo y ayuntamiento de Castro de Rey de tierra llana (1/2). Situada en una llanura aunque húmeda. Su clima templado y sano. comprende los lugares de Aldea, Pelelas y otras casas. La iglesia parroquial (S.Pedro) está servida por un cura, y el patronato lo ejercían el extinguido colegio de Bernardos de Meira y poseedores de las cases de Sabaréy, Reijemil, Mondrid y Ancado.

Tiene tres ermitas con la advocación de Nuestra Sra. del Carmen, san José y san Rosendo. El término confine por norte con Sta. Marina de Moimenta; por E. con Sta. María de Otero, ambas a 1/2 legua. por S. con santa Leocadia 174 y por 0. con san Pedro de Momán 1/2. Hay varias fuentes de buen agua, y le recorre el río Miño, al cual la cruzan dos puentes de madera. Tiene también algunos montes poblados de maleza y el terreno es de mediana calidad. El Camino Real de Lugo a Mondoñedo se halla bastante descuidado. El correo se recibe de la estafeta de Quintela por el valijero de Lugo a Mondoñedo.

Producción: centeno, patatas, maíz y nabos; cría de ganado vacuno, lanar, caballar, cabrío y de cerda; hay caza de perdices y liebres, y se pescan truchas y anguilas. La industria la agrícola y algunos molinos harineros.
Población: 51 vecinos 255 almas".
López Pombo, Luis
López Pombo, Luis


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania