Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Las (magníficas) propuestas para la trasera de San Fernando de Guille Tort

martes, 25 de enero de 2022
Las dos propuestas de Guille Tort. Cualquiera de ellas infinitamente mejor que lo que hay

Hay gente que viven en la ciudad y gente que hace ciudad. Guille Tort es de los segundos.

Hace ya casi un año que colgó en su Twitter un par de propuestas para la trasera de San Fernando, ese pedregal infame que se está usando principalmente de canil y de vivero de hierbajos varios que llegan a la cintura con cierta facilidad.

Las propuestas que ha plasmado este joven y convincente diseñador son de puro sentido común. Una de ellas es una zona ajardinada, la otra es dividir el espacio en jardín y canchas deportivas, que caben de sobra. Aunque personalmente usaría más lo primero, optaría por la segunda pensando en dar vida a la zona y recordando que en el casco histórico casi no hay espacios para que los niños jueguen.

La propuesta de Guille tuvo tanto éxito que incluso la cuenta oficial del Ayuntamiento de Lugo se vio obligada a contestarle poniendo como excusa que las obras se hicieron "provisionalmente" mientras no se construía el Museo de la Romanización en el cuartel de San Fernando. Si tenemos en cuenta que las cosas "provisionales" en Lugo se eternizan (no hay más que pensar en la pasarela de la Ronda junto a San Roque, que lleva 30 años de "provisionalidad"... y los que le quedan) no habría estado mal que ese uso temporal fuera, pues eso, un uso.

Tampoco es que el Ayuntamiento, que prometió que en este mandato se iniciarían las obras del Cuartel de San Fernando, de su propiedad, esté moviendo un dedo. Se gastan el presupuesto en bobadas como las bañeras colectivas gigantes o una pasarela que antes de su inauguración ya dan por inútil (por lo que están ya acondicionando otra alternativa) y claro, pasa lo que pasa, que para arreglar edificios en ruinas no hay pasta.

El estado actual del recinto, que ha pasado de caballeriza a pocilga.

También es cierto que la Xunta aquí tendría que poner dinero, porque fue la que prometió hacer el Museo de la Romanización y, cuando la presión ciudadana empezó a crecer, se inventó aquella tontería del Parador de Turismo que, aunque suena bonito y entra bien en el imaginario colectivo, es inviable en ese edificio, al igual que el Colegio que yo mismo pensaba que era una gran opción pero que por lo que nos dicen no se puede poner por las condiciones legales del espacio y los requisitos de un centro educativo.

La idea de Guille Tort no sólo es buena, es que lo inconcebible es que no se haya hecho algo así. El buen gusto no es la tónica reinante en nuestra sede municipal (a Quiroga Ballesteros me remito) y es probable que el diseñador haya puesto demasiados árboles para contentar el criterio municipal, que obra que toca, piedra que mete. Ecológicos sí, pero sin verde, que mancha mucho.

Es una pena que no se le haga caso. Sale en la prensa, la gente le da la razón (no he visto absolutamente a nadie que diga que no la tiene, porque la tiene) pero ahí queda la cosa, como suele pasar en este Lugo nuestro donde tener razón o no es irrelevante. Lo que cuenta es que le entre por el ojo a los que mandan, que coinciden sorprendentemente poco con lo que parecen decir la ciudadanía en general y el sentido común en particular.
Latorre Real, Luís
Latorre Real, Luís


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania