Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

La cafetería de la vieja cárcel sale por cuarta vez a licitación (a ver si ahora...)

miércoles, 19 de enero de 2022
Izquierda: aspecto original de la vieja cárcel. Derecha: lo que tenemos hoy
(foto de Luis Díaz Díaz para Veredes.es).

Desde mi punto de vista la reforma de la vieja cárcel fue un disparate en lo que se refiere al edificio delantero. No sólo se mantuvo el añadido que se hizo en tiempos, sino que se añadió una altura más con la pecera que ahora se vuelve a sacar a licitación para su uso como cafetería.

Con la rehabilitación tenían una ocasión de oro para darle la apariencia que proyectó a finales del siglo XIX el gran Nemesio Cobreros, un arquitecto que firmó muchas de las mejores obras de nuestra ciudad. Pero no, se decidió mantener la mole frontal y no sólo dejar sus dos alturas adicionales sino meter una más, que tapa la vista de la cubierta del patio interior, que es una auténtica preciosidad. Pero bueno, ahora ya está.

A la cuarta quizá vaya la vencida, y alguien quiera hacerse cargo de la cafetería, cuya licitación se aprobará hoy en Junta de Gobierno. El canon a pagar será de un mínimo de 1.360 euros (es el precio de salida, los que oferten pueden mejorar esa cifra para lograr la concesión) y si les digo la verdad no creo que sea un precio fuera de mercado siempre y cuando las demás condiciones sean razonables.

Ahí está precisamente el matiz. Las convocatorias anteriores pedían un mínimo de 2.000 euros pero el problema no era el dinero (aunque con la crisis que se nos ha venido encima y más en el sector hostelero es algo a tener muy en cuenta) sino las condiciones que se ponían en cuanto a horarios, uso del espacio, falta de instalaciones (no había almacén por ejemplo) y requisitos que se metían en la labor del hostelero, exigiéndole menús ecológicos y no sé cuántas cosas más que imagino que ahora han eliminado para que pueda ser un negocio y no un continuo quebradero de cabeza.

También es cierto que las condiciones que se imponen en los concursos públicos de Lugo se hacen cumplir según el día que les pilles. Por ejemplo, el mantenimiento y limpieza de los baños del parque de Rosalía eran una condición de los adjudicatarios de la disparatada cafetería que se construyó allí (un cajón de hormigón y cristal que costó -hablo de memoria- unos 700.000 euros) pero nunca se obligó a cumplir ese punto, lo que hizo que el Ayuntamiento optase por renunciar a eso y pusiera el baño autolimpiable que funciona a ratos.

Pero volviendo a la cuestión, y a la espera de ver el pliego que publican, la cosa tiene buena pinta. Para empezar ya no es un contrato sino una concesión administrativa, lo que mejora las condiciones y permite que su duración sea de 10 años prorrogables por otros 5, que ya es un plazo razonable. Habrá que ver si, con la experiencia que tenemos ahora con la pandemia, incluye exenciones por cierres obligatorios y cosas así, que antes no se nos habrían ocurrido pero ahora son más que evidentes.

Las vistas son probablemente de las mejores que hay en Lugo. La Muralla no luce en otro lugar accesible por el público tan bien como en ese recinto que, como les dije antes, no debería existir pero ya de hacerlo es mejor que se use.

Les deseo mucha suerte en la adjudicación y que alguien se haga cargo del espacio porque realmente es una tristeza que lleve vacío cinco años, y llevaba el camino de la cafetería del MIHL, un espacio que se construyó con nuestro dinero pero que jamás se ocupó.
Latorre Real, Luís
Latorre Real, Luís


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania