Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Cómo seguir adaptándose al nuevo home office

martes, 21 de septiembre de 2021
Una de las pocas cosas buenas que ha dejado la pandemia del coronavirus es el home office o teletrabajo, una fórmula que ya venía utilizándose en multitud de países en todo el mundo, como Estados Unidos, Canadá, Alemania o Australia entre otros, pero que en España era desconocida para la gran mayoría.
Cómo seguir adaptándose al nuevo home office
Con el confinamiento, la imposibilidad de salir de casa y con únicamente los servicios de primera necesidad abiertos, las empresas encontraron en el teletrabajo la solución para poder continuar con sus actividades y seguir adelante, sin poner en riesgo la salud de sus empleados.

El resultado fue muy positivo y las empresas se dieron cuenta de que el teletrabajo era una opción muy a tener en cuenta que, además de mantener la actividad, reducía los costes de las empresas y favorecía la conciliación de la vida laboral y la vida familiar de los trabajadores, que podían pasar más tiempo con los suyos.

Y es que, con el teletrabajo se pueden mantener videollamadas y/o conferencias con solo una tableta, ordenador o Smartphone desde cualquier lugar del mundo y a cualquier hora. Probablemente la única inversión que tuvieron que hacer las empresas, fue entregar estos equipos o dispositivos en buen estado, incluyendo un disco duro con buena memoria de almacenamiento.

Esto ha hecho que lejos de ser una moda pasajera, la realidad del home office ha llegado para quedarse, y cada vez son más las empresas que están optando por esta modalidad de trabajo a distancia de forma definitiva gracias a su legislación. Algo que está siendo muy bien recibido por la gran mayoría de trabajadores.

Por ello, en este post te vamos a dar las claves para seguir adaptándose al nuevo home office o teletrabajo, con el objetivo de que puedas trabajar en remoto desde casa en las mejores condiciones.

7 consejos para adaptarte al teletrabajo
Organiza tu entorno de trabajo

Obviamente no es lo mismo trabajar en una oficina que hacerlo desde casa, por ello, es importante que dispongas de un espacio de trabajo adecuado, que tenga un buen entorno y, a poder ser, lo destines en exclusiva para el trabajo en remoto.

Lo ideal es acondicionar una habitación o despacho correctamente, en la que cuentes con todo lo necesario para trabajar, como un escritorio, una silla ergonómica, un ordenador, una webcam, un disco duro para tus copias de seguridad, material de oficina, etc.

Asegúrate de tener una buena conexión a Internet
Al trabajar desde casa debes tener en cuenta que todo lo harás de forma online, por ello, es fundamental contar con una buena conexión a Internet, ya que de lo contrario perderás mucho tiempo y tendrás problemas a la hora de mantener videollamadas, reuniones, etc.

Protege tus dispositivos
Al estar fuera de la oficina, los sistemas informáticos son más vulnerables, por ello debes proteger los dispositivos que utilices para teletrabajar, y tomar medidas para aumentar su seguridad ante un posible fallo, así como la privacidad. Esto es importante, ya que desde que estalló la pandemia, con el auge del teletrabajo, han aumentado enormemente los ataques informáticos.

Mantén la comunicación con tus compañeros
Uno de los principales inconvenientes que tiene el teletrabajo es que no sales de casa ni mantienes contacto directo con otras personas, por ello debes mantener la comunicación con tus compañeros, para así no desligarse y seguir manteniendo tus amistades.

Además, la comunicación es fundamental para obtener buenos resultados en el trabajo, y por suerte, a día de hoy existen una gran variedad de herramientas que permiten mantener conversaciones vía chat, por videollamada, conferencias, etc.

Planifica tu día y cumple los horarios
Al tener una mayor flexibilidad, es importante planificar tu día con anticipación, ya que esto te ayudará a ser mucho más productivo y te permitirá gestionar tu tiempo de un modo mucho más eficaz. De esta forma, sabrás perfectamente qué debes hacer cada día, y así evitar posibles distracciones que reduzcan tu rendimiento.

Por otro lado, establece un horario de trabajo y cúmplelo, del mismo modo que si estuvieras en la oficina. Esto es importante, ya que de lo contrario es probable que acabes trabajando más tiempo del que deberías, siendo mucho menos productivo.

Vístete como si fueras a la oficina
También te recomendamos vestirte como si fueras a la oficina para así mantener el hábito, y evitar la posible pereza que puede dar trabajar en casa. Obviamente, puedes optar por una vestimenta más informal o casual que la que llevarías a la oficina, pero es importante quitarte el pijama para así cambiar el chip. Te aseguramos que esto te ayudará a concentrarte con mayor facilidad.

Haz descansos
Aunque estés en casa, debes hacer breves descansos a lo largo de la jornada laboral, ya que mantener el mismo nivel de concentración durante ocho horas seguidas está más que demostrado que es inviable. Una buena idea es parar a la mitad de jornada para almorzar o comer un tentempié.

El teletrabajo ha venido para quedarse, ya sea de manera completa o parcial en tu jornada laboral. Cuida estos detalles para mantener una buena organización y rendimiento durante tus días de trabajo en casa.
O mundo de Internet
O mundo de Internet


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania