Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Las intolerables falsas excusas

jueves, 16 de septiembre de 2021
Las excusas pueden colar en el cole hasta cierto punto. En la vida pública...
es menos razonable cuando no son ciertas.


La transparencia debería ser el primer punto del orden del día en cualquier administración, pero cuando ésta se ejerce de forma intermitente, interesada e incluso sesgada pierde todo su sentido.

Vemos cada semana que se publican en redes sociales las actuaciones de la policía local y nos enteramos de cuántos gatos se han rescatado de los árboles y a cuántas personas se ha ayudado en cosas más serias. También vemos que el gobierno local está tirando la casa por la ventana en campañas de vídeos de Facebook y demás explicando las cosas que se van haciendo, por pejigueras que estas sean. Pero no podemos conocer cuánto dinero se ha dado en subvenciones a una asociación, por poner un ejemplo.

En estos últimos días vemos que se ponen excusas bastante extravagantes para situaciones que no son ni medio normales. Se nos cuenta que en el día de ayer una terrible y apocalíptica tormenta, que yo no he visto si les soy sincero, dejó fuera de funcionamiento los servidores municipales y por eso no van las web oficiales del Ayuntamiento. (en el momento de escribir este artículo sigue sin funcionar).


La flamante web municipal, caída una vez más


Vamos a dar por buena la explicación de que un rayo cayó en el edificio municipal y que se fue la luz... ¿por qué no funciona un día después del suceso? ¿No tienen copias de respaldo, servidores espejo y ese tipo de cosas para evitar que colapse todo por un apagón? Recuerdo que hace no mucho se culpó a una cafetera de un suceso similar. Veo que no aprenden para crear un sistema de emergencia... quizá porque no tienen ni idea de qué hablamos.

También vemos en las noticias que un ratito antes de comenzar un examen para proveer una plaza de policía local se suspendió la convocatoria alegando problemas "logísticos". ¿Acaso el rayo afectó también a los exámenes? ¿El perro se comió los deberes?... Pues se ve que la cosa no fue tan logística como de otro tipo, ya que lo que falló fue que el tribunal, según dicen, dimitió en bloque sin que las razones hayan trascendido por el momento, pero comprenderán que no fue porque no les gustase la decoración de la sala donde se hacía el examen.

La transparencia es una asignatura pendiente en Lugo. En lo pequeño y en lo grande. Y así vamos, felices y contentos en nuestra ignorancia... o no.
Latorre Real, Luís
Latorre Real, Luís


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania