Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

¿Se puede viajar en avión con juguetes sexuales?

lunes, 23 de agosto de 2021
Si quieres viajar en avión con juguetes sexuales en la maleta, debes cumplir ciertas leyes para evitar momentos embarazosos en el aeropuerto. Las regulaciones son tan imprecisas que su aplicación queda a discreción de los agentes aeroportuarios. Por eso, es importante conocer las legislaciones del país en cuestión, ya que las mismas varían según la región.
¿Se puede viajar en avión con juguetes sexuales?
Formalmente, los reglamentos no prohíben transportar sex toy en la maleta. Además, para viajar con lubricantes u otra cosmética erótica, debemos cumplir las mismas ordenanzas relativas a los líquidos trasladados en el equipaje de mano.

Si quieres saber más sobre cómo debes preparar tu maleta para llevar tus juguetes favoritos y que no los dejen en tierra puedes conocerlo en esta web.

¿Puedo llevar cualquier juguete sexual en el avión?
Llevar cualquier juguete sexual en el avión no debería ocasionar ningún problema si cumplimos las leyes. Sin embargo, es cierto que la normativa se implementa de acuerdo a las características y costumbres de cada país. A continuación, se mencionan los juguetes sexuales que puedes transportar:

Aceites y lubricantes
Los lubricantes y aceites se trasladan bajo la normativa vigente de líquidos. Por tanto, debes meterlos en bolsitas de 100ml para poder viajar en cabina. Es muy frecuente que por desconocimiento tengamos problemas al respecto.

Vibradores
Hay que llevar aquellos que cumplan las medidas permitidas para evitar que sean confiscados en la aduana. También tienes que quitarles las baterías o bloquearlos para impedir que se activen repentinamente. En caso de que te preocupe la seguridad del artículo, debes llevarlo en el equipaje de cabina, aunque tengamos que pasar la inspección con él y no facturarlo.
Por otro lado, existen diversos artefactos eróticos que están prohibidos llevar en avión, tales como:

Esposas y otros juguetes BDSM
Otro problema frecuente está relacionado con la práctica sexual bondage. Por consiguiente, juguetes como los látigos, fustas, esposas, entre otros no están permitidos en las maletas de mano.

Precauciones al llevar sex toys en maletas de mano
Cuando viajamos solo con maletas de mano, debemos tomar algunas precauciones para que no confundan, por ejemplo un vibrador con algún artefacto prohibido. Una de dichas previsiones es guardar el juguete en una bolsa transparente, sacarle las pilas y etiquetar la bolsa. En caso de que el agente pretenda revisar la maleta delante de los demás pasajeros, podemos solicitarle que lo haga en privado.

Generalmente solo se registra un equipaje si las alarmas del equipamiento se disparan con determinados objetos, como libros, revistas, iPads, computadoras portátiles, entre otros. En consecuencia, un vibrador de silicona podría activar la alarma por su densidad. De ahí la necesidad de etiquetarlo.

Además, tienes que guardar las pilas de litio en el equipaje de mano. Si esta presenta algún defecto puede encender el combustible del avión debido a la cercanía tanto del compartimento de equipajes como del depósito de combustible.

¿Es necesario facturar los Juguetes sexuales?
Algunos sex shops sugieren registrar los juguetes sexuales. Si facturamos el vibrador, debemos ubicarlo en un compartimento interior de la maleta ya que los cierres de los bolsillos exteriores no son seguros. Por tanto, lo mejor es colocarlo en el centro de la maleta grande, resguardada por una funda protectora y olvidarnos de las restricciones de tamaño.

Asimismo, la página oficial de la Transportation Security Administration (TSA) establece que se permite llevar juguetes para adultos en la maleta facturada y en el equipaje de mano. También requiere que dichos artilugios sean de siete pulgadas o menos.

Presta atención al destino y sus leyes
Viajar en avión durante las vacaciones es un verdadero problema para diversos turistas europeos y norteamericanos. Muchos países establecen multas y penas de cárcel a quienes pretendan transportar juguetes eróticos relacionados con prácticas sexuales como Bondage, Dominación, Sumisión, Sadismo y Masoquismo (BDSM). También está prohibido llevarlos en las maletas de mano.

De acuerdo a las leyes y religiones de naciones como China, India, países africanos y árabes tanto los juguetes sexuales como ciertas prácticas eróticas atentan contra el pudor y se consideran delitos que acarrean multas y prisión. Dichas culturas penan la pornografía e incluyen los juguetes eróticos dentro de los materiales pornográficos.

Por su parte, el Reino Unido contempla una norma que limita a 6 cm el tamaño de las herramientas que puedes llevar en tu equipaje de mano y los consoladores están incluidos como tales.
O mundo de Internet
O mundo de Internet


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania