Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Asesinato en La Coruña de un joven de 24 años, en plan jauría humana, con la máxima crueldad, ensañamiento, por jóvenes, incluídos menores y que no se puede ni debe olvidar

miércoles, 28 de julio de 2021
Hay que tomar medidas democráticas, firmes y eficaces, para impedir este tipo de salvajismo criminal, de barbarie humana, de violencia asesina, causados por jóvenes de fiesta, marcha, diversión, movida...; para impedir acciones de máxima violencia de jóvenes, etc., a los que de forma cívica, responsable y pacífica, se les llama la atención.

En España, es muy urgente, justo y necesario, por parte de los responsables públicos, privados, locales, provinciales, autonómicos, nacionales e internacionales, familiares, grupales, sociales, colectivos, políticos, judiciales y de seguridad, económicos, empresariales, mediáticos (de los medios de comunicación viejos y nuevos), educativos, culturales, festivos (las fiestas no pueden dar lugar, terminar, etc., por medio de la drogadicción vieja y nueva, del calentamiento para la diversión, la marcha, la movida, etc.; no pueden terminar, entre otras cosas, en violencia extrema, en asesinatos de personas totalmente pacíficas…), etc.

En España, es muy urgente, por parte de los responsables, lideres, agentes, grupos, medios, instancias, redes, etc., a todos los niveles y que deben intervenir, con eficacia contrastada, si son realmente responsables socialmente; es muy urgente, en España, por parte de los líderes, agentes, familias, grupos, medios, instancias, redes, sectores, fuerzas sociales, que, necesariamente y de acuerdo con las leyes democráticas vigentes, deben ser deontológicos, honrados, responsables, muy rigurosos en la defensa del orden público, del bien, empezando por la vida; en España, es muy urgente, justo y necesario hacer frente, tomar medidas, preventivas y ejecutivas, sancionadoras, eficientes, ejemplares, debidamente medidas, trabajadas, explicadas, definidas, difundidas, contrastadas y controladas, con justicia justa, el máximo rigor y humildad, frente al tipo de violencia asesina como la que mató, en La Coruña y a partir de la tres de la mañana, al joven de 24 años, Samuel Luiz Muñiz; es muy necesario hacer frente a la máxima violencia con la que responden algunos jóvenes, etc., a los que algún ciudadano, de forma pacífica, les llama la atención por su falta de civismo, por su mal comportamiento público, social, etc.

Es muy urgente, en España, en la nación española, hacer frente, con deontología, honradez, responsabilidad, mucha humildad y mucho rigor, por medio de la política, la justicia y seguridad, la educación, información, comunicación, economía, la cultura, el tiempo libre, etc., en las instancias de encarnación y socialización, a los diferentes niveles e instituciones públicas, privadas, etc.; hacer frente a las actitudes, los comportamientos, las representaciones, simbologías, iconografías, contaminaciones, lavado de cerebros, manipulaciones, etc., a las condiciones, actuaciones sociales, próximas y remotas, que han llevado a varios jóvenes (entre seis y doce, según se ha informado y de los cuales han sido detenidos seis personas, cuatro mayores de edad de menos de 25 años y que tres han pasado a la cárcel y el cuarto, una chica, ha sido dejada libre con cargos y dos menores, que han sido detenidos de acuerdo con la ley del menor y uno de ellos tiene antecedentes penales), a un comportamiento de tamaña violencia asesina, al brutal, sanguinario, muy cruel, intolerable crimen, asesinato, en La Coruña (Galicia-España), del joven de 24 años, auxiliar de enfermería, muy bien valorado y querido por las personas que atendía en el geriátrico de La Coruña, Padre Rubinos, Samuel Luiz Muñiz, en la madrugada del sábado 3 de julio 2021, en tiempo de fiesta, diversión, marcha, movida; joven que no se había metido con nadie y al que, los brutales, muy violentos agresores, no conocían de nada, persiguieron cientos de metros golpeándolo hasta herirlo mortalmente y al que, también, le robaron el teléfono móvil.

¿Como es posible que un grupo de jóvenes, que no superan los 25 años incluidos menores y alguna joven, al salir de fiesta, de diversión, hayan podido convertirse en una violentísima jauría, manada humana contra un joven pacífico, que no se había metido con nadie? Lo cual, además y desde hace tiempo, diferentes agresiones, problemas de violencia, vienen repitiéndose en el marco de las fiestas, la diversión, marcha, movida, etc., donde se concentran jóvenes, donde se consumen viejas y nuevas drogas, para divertirse.

¿Como es posible que, a pesar de estar prohibidos los botellones, las concentraciones de jóvenes, menores, para beber, consumir drogas para divertirse, se sigan celebrando por doquier y desde hace bastante tiempo?

¿Que instancias individuales y sociales, que instancias de encarnación y socialización, que es lo que ha podido alimentar, dar lugar a algo, así, a una violencia tan terrible y para matar, asesinar, con salvaje ensañamiento; para perseguir, durante cientos de metros, de forma implacable, inhumana, desalmada, despiadada, sangrienta, feroz, sádica…; para golpear hasta la muerte, por parte de varios jóvenes que no superaban los 25 años, alguno menor, a un joven auxiliar de enfermería, Samuel Luis Muñiz, al que no conocían y que, en ningún caso, se había metido, con ellos, con el violentísimo grupo de jóvenes que lo persiguió a golpes, que lo mató, que lo asesinó y que, alguno de ellos, le robó su teléfono móvil?

Es fundamental, en toda España, que los responsables públicos y privados, que las autoridades a los diferentes niveles, que los diferentes agentes, grupos, medios sociales, si son verdaderamente responsables, no miren para otro lado, no le pasen la pelota a otros, etc., sino que, al contrario, analicen, con deontología, honradez, humildad y el máximo rigor, que es lo que ha dado lugar a este atroz, muy violento, monstruoso asesinato, cometido por un grupo de jóvenes, incluidos menores y alguna joven, que habían salido de fiesta, marcha, movida. Al mismo tiempo, es fundamental que se tomen medidas eficaces, preventivas y ejecutivas, sancionadoras, ejemplares, contrastadas, para evitar, que actuaciones, acciones muy violentas, absolutamente inadmisibles, criminales, asesinas, como esta, como la que estamos tratando, puedan volver a repetirse.

Es fundamental, en España, etc., con deontología, honradez, el máximo rigor, competencia, cooperación y humildad, saber aprender, debemos saber aprender, siempre, de los errores, fallos y fracasos propios y ajenos, para evitar que actuaciones tan violentas, tan inadmisibles, como la que estamos tratando, se repitan y, sobre todo, si se trata de crímenes, asesinatos como el que estamos analizando y en la búsqueda de/trabajo por/compromiso con la mejor, pacífica, responsable convivencia en todo tiempo y lugar, por el mejor desarrollo deontológico democrático, constitucional, legal, responsable, de juego, competencia y cooperación limpios, siempre pacífico, integrador, profundamente humano, riguroso, eficiente, creativo, rentable-enriquecedor económica, social, sanitaria, asistencial, humana, integradora, pacífica, educativa, cultural, profesional, laboral, medioambiental, ética, espiritualmente, etc., por la verdad justa y responsable, por el bien…

Los botellones, las concentraciones de jóvenes, menores para ir de fiesta, diversión, marcha, movida, donde se consumen viejas y nuevas drogas, además de la contaminación, es inadmisible que vengan dando lugar a continuos, inadmisibles actos, acciones violentas, etc., inaceptables, intolerables individual y socialmente.

Frente a esta barbarie humana, desencadenada por un grupo de jóvenes menores de 25 años, varios de ellos menores de edad, contra Samuel Luiz Muñiz, de 24 años, totalmente pacífico, al que no conocían de nada y al que, también, le robaron el teléfono móvil, conviene destacar que solo se movilizaron y, claramente, apoyaron al joven Samuel Luiz, salvaje, mortalmente atacado, dos pescadores senegalés sin papeles, Ibrahima Diack y Magatte Ndyae, a uno de los cuales, también, golpearon. Debido a su heroico comportamiento, las autoridades les han concedido permiso de residencia en España y, de forma privada, se les ha ofrecido trabajo. Lo que me parece muy justo, muy bien.

No viene habiendo solidaridad con una persona violentísimamente atacada, por personas individuales o por algún grupo, debido a que, como viene sucediendo de un tiempo para acá, los que lo hacen se ven, muy violentamente, atacados e, incluso, mortalmente.

Esta claro que el Ayuntamiento de La Coruña, la Diputación de La Coruña, la Xunta de Galicia-Gobierno autonómico gallego, el Gobierno de España, etc., deben tomar medidas para tratar de evitar que una violencia asesina como la que ha matado a Samuel Luiz Muñiz, pueda repetirse. Y, si se repite, hay que analizar a que se ha debido y tomar mas medidas y mas eficaces que lo impidan.

Pero, también, en España, ¡Ojo, mucho Ojo!, se vienen dando actos de máxima violencia por parte de jóvenes, individualmente o en grupo, a los que, de forma cívica responsable y completamente pacífica, algún ciudadano, les llama la atención por no llevar mascarillas contra el coronavirus, por diversos, inaceptables e intolerables comportamientos incívicos, anti-sociales, violentos, etc., etc. Lo cual es totalmente inadmisible, insostenible y, cuanto antes, se deben tomar, justas, rigurosas y necesarias, medidas para evitar que este tipo de máxima violencia se repita.

Fdo. Miguel Cancio, socio fundador del Foro Constitucional Compostelano, economista y sociólogo, profesor jubilado de Sociología (40 años de profesor) de la Universidad de Santiago de Compostela; Página Web: miguelcancio.com; Blog: miguelcancio.blogspot.com; lunes, 26-07-21, Santiago de Compostela (Galicia-España): Camino Universal, Ciudad Universal, Campo de Estrellas, Principio y Fin del Camino de Santiago, El Buen Camino-“O Bo Camiño”, Camino largo, Camino de nuestras vidas en el más acá y más allá por El Bien - Camiño longo, Camiño das nosas vidas no máis acó e máis alá polo Ben…
Cancio, Miguel
Cancio, Miguel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania