Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

MUDDI, el único museo del Dibujo Artístico en España

viernes, 25 de junio de 2021
El Museo del Dibujo Julio Gavin, Castillo de Larres, Huesca, contiene cinco mil piezas, se exponen alrededor de cuatrocientas obras, en diecisiete salas, desde el siglo XIX hasta la actualidad.

En dicho museo abierto al dibujo en general, no solo el dibujo artístico plástico, sea figurativo o sea abstracto, también al dibujo de la ilustración, al humor gráfico, al cómics-historieta. Por consecuencia, amplia el abanico de posibilidades de abertura a la realidad, o dicho de otro modo, intenta introspeccionar con sus colecciones, el interior y el exterior de lo humano, de la humanidad.

Según el Diario El Pais del 13 septiembre del 2018, se estima que el primer dibujo que se ha encontrado tiene 73.000 años, realizado en Sudáfrica, y consta de varias líneas de ocre, Por tanto, pasando por Chauvet, Altamira, Lascaux, y pinturas-dibujos de Australianos aborígenes de hace miles de años, podemos pensar que el dibujo ha estado con nosotros, desde la noche de los tiempos, quién sabe, si los humanos ya se hacían tatuajes en la piel, que como es lógico, eran dibujos, pero se han perdido, o, en materias como maderas y otras que se hayan destruido, o incluso, que existan bajo el mar, en cuevas pinturas y dibujos y grabados, que estén todavía sin encontrar.

Hasta dónde sabemos y conocemos, este museo es el único de España, solo dedicado exclusivamente al dibujo, cierto es que todos los museos de Arte, tienen sus colecciones de dibujo, y, también en las bibliotecas, como la BNE, y existen diversos museos de dibujos de humor gráfico o historieta-cómic...

Existen autores de teoría de las artes plásticas, de la estética en relación a la pintura y el dibujo, que no distinguen claramente, entre lo que es el dibujo y lo que es la pintura, por ejemplo, la pintura japonesa y china clásica, apenas utiliza colores, y se consideran pinturas, por tanto, sin entrar en esta diferencia, de masas de color o de líneas, debemos preguntarnos, que quizás, este instrumento tan sencillo, coger un tizón de madera quemado en la hoguera, y realizar una línea o un punto o una raya, o varios puntos y rayas que se entrecruzan, es el principio, de darle significado al ser humano, es decir, es representar algo, por tanto, inventar algo, algo nuevo de dentro o de fuera.

Quizás, al trazar un signo o punto o señal o línea o mancha, está surgiendo, la protoescritura, el protosimbolismo, el protoarte, el protodibujo, la protopinta. Es decir, estamos insertando en el corazón del ser humano, un nuevo significado-significante, contenido-continente, en la realidad, en lo real humano. Es, como si el ser humano, no le bastasen las cosas, sean naturales o no, para vivir o existir, necesita un suplemento de entidad o de realidad o de significado o de simbolismo o de ser-estar, para entender y comprender el mundo, para entenderse y comprenderse en el mundo. Quizás, porque no estamos hecho o fijados totalmente, sino que tenemos que hacernos en el mundo, desde dentro de nosotros hacia fuera de nosotros, desde fuera hacia dentro...

El dibujo, como el resto de las artes (quizás los relatos-literatura, la música, la danza, mezcladas con religiosidad o espiritualidad), posiblemente esté dentro de nosotros, desde la noche más profunda de nosotros mismos. Solo vamos sacando del enorme pozo o yacimiento que tenemos dentro, cada ser humano, ese cerebro-mente-psique, la última frontera, que no conocemos, ni lo que es, ni como funciona, ni de que está hecho, ni qué posibilidades tiene aún. De ese cerebro-mente-psique, nacen todo ese enorme bosque de realidades-conoicmientos-ideas-afectos-sentimientos-significados-símbolos...

Todo eso es el dibujo o el dibujo-pintura, todo eso, que está con nosotros miles, docenas de miles de años, se ha materializado-cristalizado, diríamos, en estas últimas décadas, aquí en Larres, en un museo del dibujo. Exclusivamente del dibujo, con casi cinco mil piezas, y, en crecimiento, con distintos tipos del dibujo, en definitiva, con distintas maneras, de intentar interrelacionarse el ser humano con la realidad, con lo real. Lo real interior y lo real exterior...

Coge un niño o niña, con sus dedos y mano, traza borrones que son dibujos, que son expresiones de algo. ¿Por qué a un casi bebé, de quince meses, le gusta realizar ese acto, esa actividad...? ¿Algo muy dentro de nosotros, como desde la noche de los tiempos, nos llama a lo que llamamos al arte plástico, al dibujo, a trazar rayas y líneas y manchas y colores...? ¡El cerebro-mente-psique nos quiere hablar, nosotros tendremos que escucharlo...!

Quizás, para terminar, aquí en nuestro terruño-península, en forma de rectángulo irregular, en la que somos y estamos, deberíamos ser más conscientes, de valorar más lo que somos y lo que tenemos, de darnos cuenta, que en pequeños o medianos museos que están sembrados por lo campos de esta danza que nombramos como la Península Ibérica, podríamos aprender y aprehender mucho de nosotros. De lo que somos y de lo que podemos ser.

Que los grandes museos internacionales de París o Nueva York o Berlín o Pekín o Londres nos pueden enseñar mucho, pero que también, estos pequeños y medianos museos, que están sembrados por esta península tan antigua y tan nueva, en la que habitamos, y la que nos habita, podría enseñarnos-mostrarnos, muchos de lo que somos y de cómo estamos. Solo hay que acercarse alguna tarde-mañana, a beber de esas aguas, dentro del paisaje y paisanaje, que se encuadra, recordando al gran Unamuno...
Caminero, Jmm
Caminero, Jmm


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania