Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Fuertes con el débil y débiles con el fuerte

jueves, 20 de mayo de 2021
La preciosa decoración en todo el casco histórico que, violando el PEPRI el Ayuntamiento consiente a las poderosas compañías eléctricas.

La tónica habitual del Ayuntamiento de Lugo, sobre todo en determinadas áreas, es la de mostrarse enclenque con los poderosos y avasallador con el indefenso. Sin movernos de la calle Quiroga Ballesteros lo vemos claramente con dos situaciones antagónicas, que son injustas tomadas por separado e intolerables viéndolas en conjunto.

Mientras se ha iniciado una persecución sin cuartel contra el único hostelero que queda en la Plaza de Abastos, al que se le niegan los medios para su supervivencia amparándose en una selectiva interpretación de la legalidad utilizada como venganza personal, se hace la vista gorda a lo que el PEPRI ordena sobre los cables en fachadas, que permanecerán ahí como muestra de la humillación de la administración local frente a las compañías eléctricas.

El artículo 54 del PEPRI declaró fuera de ordenación los cables en fachadas en los años 90, pero desde aquella el Ayuntamiento no ha movido un dedo para cumplir con lo previsto en su propia normativa. Aseguran que se han hecho canalizaciones para quitarlos un año de estos, pero el casco histórico sigue plagado de cables que no han eliminado en 25 años. Los letreros y demás elementos de los pequeños comercios… eso sí se han obligado a retirar bajo amenaza de fuertes multas.

El PEPRI sirve principalmente para que el Ayuntamiento dé con él en la cabeza a los sufridos ciudadanos. Cualquier persona que haya tenido la valentía de iniciar una obra en el casco histórico podrá confirmarles que es más fácil matar al león de Nemea que completar el expediente urbanístico que se exige a quien tiene la osadía de querer arreglar su casa o abrir su negocio. Salvo que seas una gran compañía eléctrica, claro está, que entonces doblan la bisagra, palidecen ante tu presencia, tiemblan pensando en tus ejércitos de abogados y te dejan hacer lo que te venga en gana, que para eso eres el poderoso.

No hace falta una investigación profunda para buscar más ejemplos. Un paseo por el casco histórico atravesando, por ejemplo, la Calle de la Reina, demuestra a quiénes permiten poner letreros luminosos y a quién se sanciona por hacer exactamente lo mismo. A quiénes permiten reírse de las normativas y a quiénes se las aplican con toda la dureza posible.

Fuertes con el débil y débiles con el fuerte. Así funciona este Lugo nuestro. Así le permitimos funcionar.
Latorre Real, Luís
Latorre Real, Luís


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania